150,000 residentes han sido evacuados por cuatro grandes incendios en los alrededores de Los Angeles

// Por: Ana Vargas

Mie 6 diciembre, 2017

Un fuego errático y peligroso avivado por vientos ha destruido miles de hectáreas obligando a 150,000 personas a abandonar sus hogares en el noreste del Valle de San Fernando, en California, Estados Unidos. El llamado “Creek Fire” estalló poco antes de las 4 a.m. del martes 5 de diciembre, cerca de Little Tujunga Canyon Road en medio de una poderosa tormenta de viento en Santa Ana. Esa tarde, las llamas saltaron la autopista 210 y corrieron a través de Tujunga Wash en Shadow Hills.

El Distrito Escolar Unificado de Los Angeles anunció este miércoles 6 de diciembre que al menos 265 escuelas -incluidas todas las escuelas del Valle de San Fernando- y 17 escuelas cercanas al Skirball Fire estarán cerradas hasta el final de la semana. Y aunque los vientos se han calmado, el fuego todavía tiene una contención del cinco por ciento, según el alcalde Eric Garcetti. Las órdenes de evacuación obligatorias siguen vigentes en una amplia franja del Valle. Esa área incluye las comunidades al norte de Foothill Boulevard, desde Sylmar hasta Lake View Terrance y Sunland-Tujunga. También incluye Shadow Hills, al sur de Foothill.

Los funcionarios han advertido que con los vientos erráticos el fuego continuará extendiéndose. El martes, predijeron que no sería el único incendio que estallaría en medio de estas condiciones y tenían razón. El miércoles por la mañana un incendio forestal se encendió en la autopista 405 frente al Centro Getty, forzando evacuaciones en Bel Air.

El jefe del departamento de policía de Los Angeles, Charlie Beck, ha dicho que Creek Fire será un “evento de varios días”:

“Nos enfrentamos al comportamiento crítico del fuego de maneras que la gente puede no haber experimentado en el pasado, este es el quinto año de una sequía en curso … tenemos combustibles llamativos, y además existe un comportamiento errático de viento”, explicó el jefe del departamento de bomberos del condado de Los Angeles, Daryl Osby.

“Creek Fire” es uno de los incendios que azotan el sur de California, aunque el más grande es “Thomas Fire” del condado de Ventura. Ha consumido más de 65,500 acres desde que se inició la noche del lunes 4 de diciembre,cerca de Steckel Park en Santa Paul. Se extendió desde las laderas sobre Santa Paula, hacia la pequeña ciudad y al oeste hacia Ventura.

 

La otra mala noticia es que no hay lluvias pronosticadas en el sur de California, por lo menos durante las próximas dos semanas. El Servicio Meteorológico Nacional dice que las advertencias de Bandera Roja “probablemente tendrán que extenderse al menos hasta el viernes 8 de diciembre”.