Así las cosas tras el debate entre Clinton y Trump #DebateNight

// Por: Eduardo Salinas

Dom 9 octubre, 2016

Hace unos momentos fuimos testigos del segundo debate entre los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos, el empresario Donald Trump y la ex-secretaria de Estado Hillary Clinton. Por 90 minutos ambos personajes fueron cuestionados acerca de las problemáticas más importantes que aquejan al país y resolvieron una a una los cuestionamientos que el pueblo les hizo.

La ceremonia inició con la entrada de ambos candidatos acompañados por su familia, después de esto tomaron su lugar y las preguntas comenzaron. Cada uno contó con dos minutos para contestar las interrogantes y aunque por momentos el tiempo no era suficiente, ambos pudieron externar su pensar.

La primer pregunta corrió por parte de una mujer de la audiencia; ella cuestionó las acciones llevadas acabo en el primer debate y preguntó acerca de lo que podrían pensar los niños de lo que veían en televisión, Clinton contestó: Estados Unidos es un pueblo bueno en el que se deben apoyar unos a otros celebrando la diversidad y siendo buenos unos con otros, sobretodo con los más pequeños. Trump por su parte aseguró que el ha sido buen político y busca hacer a Estados Unidos mejor. Asimismo reprobó las acciones de Barack Obama en cuestiones de guerra.

Concluyendo con esa pregunta, le siguieron los impuestos. Ambos candidatos fueron cuestionados acerca del impuesto para ricos y como se vería afectada la economía de la clase media. Clinton aseguró firmemente que incrementaría los impuestos de la gente rica, ya que ellos pueden pagar aún más de lo que se les exige y de esta manera sería algo justo para el pueblo en general. Trump de igual manera aseguró que reduciría los impuestos en el pueblo, algo que levantó sospechas y calentó los ánimos entre los dos ya que Clinton asegura que no habrá cambio si Trump llega a la presidencia. “A él solo le interesa él mismo” aseguró Clinton.

Cuando Trump fue interrogado acerca de su video cometiendo “asalto sexual” a distintas mujeres, el comentó que se encontraba muy apenado por lo ocurrido, que se disculpó con su familia, con el pueblo estadounidense y con las mujeres en general. Afirmó que en sus planes está el crear una nación más segura en donde las mujeres podrán sentirse a salvo, y continuó con el tema de la frontera: “Haré una frontera más amplia para que ningún transgresor de los derechos de las mujeres pueda entrar de ninguna manera a Norte América”.

Dentro de sus comentarios “sarcásticos” Trump comentó que en el recinto se encontraba un individuo que de igual manera había sobre pasado los derechos de algunas mujeres presentes, refiriéndose a Bill Clinton y a Hillary.

La siguiente pregunta corrió por parte del público; un hombre interrogó acerca del Obama Care y la reducción de costos en salud y medicinas. Se sabe que Clinton mantiene la convicción de que el servicio creado por el actual presidente ha dado resultados enormes y que gracias a este 170 millones de estadounidenses tienen acceso a la salud digna y eficiente. El empresario refutó, “¡Obama Care es un desastre hay que reemplazarlo!, pediré más dinero al congreso para mejorar los servicios de salud y que haya competencia entre los mismos”.

Hillary continuó comentando que el programa Obama Care, es eficiente y que de hecho, ha ayudado a personas que no cuentan con seguro, y que gracias a esto se ha librado el problema que siempre había habido con las aseguradoras.

Trump dijo al respecto, que la candidata no sabe nada del tema y que es bueno que haya competencias entre las aseguradoras.

Momentos más tarde la temática se centró en los musulmanes y los refugiados, Clinton resaltó la importancia de la libertad religiosa en E.U, comentó que la nación se fundó bajo esos principios, que ella también quiere terminar con ISIS, pero sacar a los musulmanes del país no era la respuesta. Trump replicó, “Ellos son gente mala, cómo podemos dejar que entre gente así, cuando no sabemos si quieren a nuestro país o no. También entra mucha droga, a tiempo récord, yo conozco la frontera y ellos me apoyan”.

Con cada momento que se le presentaba a Trump, él aprovechaba para decir cosas como: “ella no puede ser presidenta”, “no sabe de lo que habla”, “no conoce de este tema”; mientras que Hillary por su parte, se enfocó en hablar al público y no caer en el juego del magnate.

Una mujer entre el público pregunta acerca de la elección de magistrados de la Suprema Corte de Justicia, la ex-secretaria de Estado aseguró que ella busca contar con personas que se interesen por la seguridad y la vida de la población, no sólo conseguir a abogados de firmas prestigiosas y ponerlos al mando, algo que se ha hecho en los últimos años de manera incorrecta. Por su parte Trump sugirió que colocaría a 20 jueces seleccionados previamente, con un excelente historial y resultados.

En cuanto al sector energético los dos poseen posturas distintas, por un lado Trump afirma que la energía sustentable y renovable es lo que el país y el mundo necesitan, de esta manera podrán ser explotadas las empresas que se dediquen a esto para pagar la deuda del país. Clinton comenta que se debe hacer algo en contra del cambio climático e implementar energía eléctrica.

Para concluir con una noche de sorpresas y ataques entre ambos, un hombre de la audiencia solicitó a ambos candidatos decir algo que respetaran del otro, algo que los tomó por sorpresa, y no solo a ellos sino a todo el mundo. Las respuestas fueron muy diplomáticas, Clinton comentó que lo que más respeta de su oponente son sus hijos, que ellos son muy respetuosos y capaces. Trump declaró que reconoce que Clinton es una mujer muy capaz, trabajadora y persistente; “Ella es una luchadora”, concluyó.

De esta manera dio por finalizado el segundo encuentro entre Clinton Y Trump y al igual que hace unas semanas, el debate se volvió viral en el mundo complaciendo al pueblo norteamericano, así como los ojos del mundo. En esta ocasión los números apuntan nuevamente a Clinton, al mostrarse más lógica y contundente con sus respuestas.