El baile de la selección de Senegal, la cara más alegre de este mundial

// Por: Oscar Adame

Lun 25 junio, 2018

El fútbol nunca es sólo fútbol y eso se nota cada que vemos a una cara nueva dentro de algún torneo internacional. Siempre pasa, una selección denominada como ‘menor’, termina por enamorar a todos los espectadores gracias a su juego enérgico o por la alegría con la cual celebran. 

Si en la Eurocopa todos quedaron sorprendidos ante una pasional Islandia que logró llegar hasta los cuartos de final con narradores frenéticos y celebraciones vikingas, en este Mundial de Rusia ya tenemos a nuestro favorito para generar otro “cuento de hadas” y es la selección de Senegal.

Un juego alegre y con mucho ritmo

Un video del entrenamiento de los 23 seleccionados del país africano se viralizó el día de ayer previo a su enfrentamiento contra el equipo japonés. Tras una sorpresiva victoria de 2 a 1 contra el seleccionado polaco, los de Senegal llegaron motivados al Estadio Central de Ekaterimburgo, razón por la cual decidieron integrar un divertido baile a su serie de ejercicios. 

La coreografía muestra a un equipo alegre que terminó por dar una segunda sorpresa en su partido frente al favorito del grupo, su orgullo “de León”, como le dicen sus aficionados a los seleccionados, les permitió empatar frente a los japoneses y meterse de fondo en la lucha para pasar a la siguiente ronda. 

Por el momento el seleccionado se encuentra empatado en puntos con los japoneses, con tres puntos cada uno. Sin embargo, el poderoso equipo colombiano con figuras internacionales hará todo lo posible por tumbarlos el próximo jueves y quedarse con el segundo lugar del grupo. Sea cual sea el resultado, su entrenamiento ya ha hecho de las suyas y los africanos han encontrado un apoyo incondicional en todo el mundo.

Foto por: AFP

El segundo mundial del seleccionado senegalí

Este seleccionado ha sorprendido desde los clasificatorios, dando resultados que dejaron fuera del mundial a gigantes africanos como Camerún y Sudáfrica. Esta es la segunda participación del seleccionado en la mayor fiesta deportiva del mundo, tras una historia de “cuento de hadas” en la Copa Mundial de Fútbol del 2002 Corea/Japón.

En aquella ocasión el campeón de la Copa Africana de Naciones derrotó al entonces campeón de Francia en el partido inaugural y posterior a ello empató con Dinamarca y Uruguay. Pasó como segundo del grupo, detrás de la selección escandinava, logró ganar en penales ante Suecia en los octavos de final y en el quinto partido sucumbió ante Turquía. 

Hoy tratarán de replicar esta historia en un grupo poderoso con estrellas internacionales como Kaita Baldé del Monaco, Sadio Mané del Liverpool y el defensa Kalidou Koulibaly del Napoli.