Barack Obama y Raúl Castro realizan reunión histórica en Cuba

// Por: Natalia Montes

Lun 21 marzo, 2016

Getty Images

Barack Obama es el primer presidente Estadounidense que visita Cuba desde hace casi un siglo. El y Raúl Castro, el actual presidente de Cuba, se reunieron en la isla del Caribe y ambos líderes anunciaron que firmarán varios acuerdos con el fin de incrementar la cooperación y las inversiones económicas entre sus países.

“He venido a la Habana para extender una mano amistosa con la gente cubana. Estoy aquí para enterrar el último vestigio de la Guerra Fría en América y para forjar una nueva era de entendimiento que ayude a mejorar las vidas diarias de los cubanos”, dijo Obama en un comunicado realizado por la mañana.

Los acuerdos que ya han sido restablecidos entre estos dos países ha sido el tráfico postal y los vuelos comerciales, así como los entendimientos en cuanto a la navegación marítima. Ya hay cruceros que llegan a Cuba, se pueden usar los dólares americanos y se aprobó la primer fábica Estadounidense en Cuba desde 1959. También se están llevando a cabo pláticas que conciernen a la cooperación agropecuaria, la lucha en conjunto contra el intercambio de narcóticos y las enfermedades infecciosas como el Zika o el cáncer.

“Se podría hacer mucho más si el bloqueo de Estados Unidos se levantara” Dijo Castro, llamando a las medidas de la administración de Obama “positivas pero insuficientes”. Castro también repitió la petición cubana de que Estados Unidos regrese los territorios ilegalmente ocupados por la base naval Guantánamo antes de que las relaciones normales puedan ser restablecidas.

“Existen profundas diferencias entre nuestros países que no desaparecerán” dijo Castro, agregando que “Estados Unidos y Cuba deben de ser capaces de coexistir de una manera civilizada”

“Este es un nuevo día entre nuestros países” dijo Obama en inglés y español, agradeciendo a sus anfitriones cubanos por la hospitalidad. También agradeció al Papa Francisco por ser un mediador entre las discrepancias entre Cuba y Estados Unidos. Ambos tienen medio siglo de trabajo con el cual ponerse al corriente, sin embargo Obama recalcó algo muy importante: “El destino de Cuba no será declarado por EEUU ni por cualquier otra nación. El futuro de Cuba será decidido por los cubanos, no por nadie más.”