BBC presenta mini-documental sobre el cierre de Bassiani, el icónico club electrónico de Georgia #wedancetogetherwefighttogether

// Por: Oscar Adame

jue 2 agosto, 2018

En mayo de este año un par de puntos de extrema importancia para el desarrollo de la cultura rave en Georgia fueron allanados por la policía armada. Un evento que el gobierno sustentó como parte de su plan de lucha contra las drogas, pero que en realidad fue un nuevo golpe de parte de un grupo opresor en contra de la juventud liberal. 

Miles de personas salieron de sus casas en señal de protesta, pero no con pancartas y mucho menos con armas. Lo hicieron rodeados de bocinas, llevando el baile y la fiesta del Club Bassiani a las calles georgianas. 

Un mini-documental de la BBC

Esto es lo que se presenta en el mini-documental que presentó la BBC este fin de semana. Un video que profundiza en los problemas de intereses que rodean al cierre del Club Bassiani y la razón del por qué bailar se pudo convertir en un acto político. 

Un reporte realizado por Rayhan Demytrie con la dirección del cineasta Ed Ram. 

Al final, las protestas tuvieron el peso suficiente para que os dueños del club, Tato Getia y Zviad Gelbakhiani, tuvieran el poder de confirmar que las investigaciones de los oficiales ya han terminado. -“El club está de vuelta, estamos más que felices, estamos dentro del club“-, declararon el pasado 23 de mayo. 

The door is open. Finally we are at home! BASSIANI is back!

A post shared by BASSIANI/HOROOM (@basssiani) on

El cierre de Club Bassiani

El sábado 12 de mayo, el Club Bassiani fue allanado por la policía armada, arrestando a sus miembros fundadores y a varios DJ’s en el proceso. Su cierre se debió a una cuestión política liderada por el actual gobierno del país y su política de cero tolerancia ante las drogas.

Desde su cierre se vieron diversos movimientos para su re-apertura como centro de importancia política frente a las campañas de los grupos de extrema derecha. Miles de protestantes salieron a las afueras del parlamento georgiano con el propósito de iniciar una fiesta grave callejera. Los protestantes llamaron a la resignación del Primer Ministro, Giorgi Kvirikashvili y del Ministro de Relaciones Internas, Giorgi Gakharia.

La protesta se convirtió en una noticia internacional, razón por la cual se expandió el apoyo en contra del acto de censura que representó para muchos el cierre del club. Los administradores realizaron un crowdfounding para ayudar al club a -“prepararse para una batalla legal y continuar la lucha en contra del injusto sistema lleno de inequidad“-.

Un asunto político

Bassiani tiene estrechos vínculos con el grupo activista White Noise, el cual luchar por los derechos humanos y la legislación de drogas, por lo cual la comunidad ha tomado a esta redada como un hecho de control.

Ante todo esto, White Noise logró la primera manifestación auténtica, con alrededor de 10 mil personas, en un lugar en el que no existe el derecho a manifestarse. Es por ello que fue un foco protagónico ante las redadas que está haciendo el gobierno.

Bassiani declaró que, –“El gobierno de Georgia allanó clubes nocturnos en Tbilisi con fuerzas especiales, golpeó a manifestantes pacíficos y arrestó a propietarios de clubes que estaban allí simplemente para expresar su inconformidad. Según una versión oficial del gobierno, tenían como objetivo arrestar a traficantes de drogas, pero es una acusación falsa”-.