Beber cafeína al día siguiente de un concierto puede ser malo para tu oído

// Por: Jesica Vergara

Sab 3 septiembre, 2016

Puede ser un asunto interesante cuando tu banda favorita viene a la ciudad, pero ¿qué pasa cuando es a mitad de semana?. Seguramente será una gran noche aunque hay que levantarse temprano para ir a la escuela o trabajo y lo comprensible es tomar una buena taza de café para iniciar decentemente la jornada, pero debes pensarlo dos veces antes de hacerlo. Sí, es una mala noticia para los cafeinómanos. Un nuevo estudio ha encontrado que la cafeína en realidad podría dificultar la recuperación de la audición después de la exposición a ruidos fuertes.

Publicado a través de JAMA Otolaryngol Head Neck Surgery (via PubMed) se llevó a cabo en el McGill University Auditory Sciences Laboratory, el estudio que incluyó la exposición de tres grupos de cobayas albinos hembra (a favor de la cafeína) a 110 dB de sonido puro. La bebida se administró en cada uno de los 15 días del experimento, resultando que los eventos a una sobreestimulación acústicas fueron negativos en el día uno y ocho con una hora aplicada.

cafe-1

Lo encontrado por los investigadores fue que el grupo que recibió la cafeína y la sobre-estimulación de audio recuperó su audiencia a un ritmo significativamente más lento respecto al grupo que no bebió dicho líquido.

En el día ocho, por ejemplo, el grupo que acaba de escuchar demasiado ruido vio su sentido del oído casi totalmente recuperado, salvo por el rango de 20 kHz al que fueron expuestos; el grupo que recibió la cafeína y el ruido tuvieron problemas al día ocho con frecuencias aplicadas de 25 kHz. Lo que es peor, la gravedad de los cambios en la audición fue aún más negativa para este grupo después del día 15.

Como recomendación, el uso de tapones para los oídos durante el show es siempre una buena idea y un latte a la mañana siguiente podría ser una decisión inteligente o media taza de café podría ser suficiente.