Celebremos 55 años de elegancia, desafío, sensualidad y una poderosa voz, feliz cumpleaños Dave Gahan

// Por: Giorgio Brindesi

Mar 9 Mayo, 2017

Es increíble lo rápido que pasa el tiempo, recuerdo que en la adolescencia no encontraba ningún grupo social, tribu urbana o corriente cultural que me provocara un “sentir real”, algo que diera una dirección a mi manera de percibir la vida, no encontraba ese “algo” que me diera una identidad, un estilo.

Pronto supe cual era y sería el camino para encontrar todo eso, la música. Estaba descubriendo bandas y cosas nueva en tiendas independientes, al mismo tiempo y sin darme cuenta, encontrando respuestas a mis preguntas, definiendo caminos y alimentándome de artistas que con su música me harían encajar con otras personas e incluso encontrarme conmigo mismo.

De las muchas agrupaciones que escuchaba, hubo una en especial que me cautivó… Depeche Mode. Para ese momento la banda británica ya contaba con 6 álbumes de estudio en su haber, los cuales devoraba y escuchaba sin parar … ¿El motivo? … Por ser un puente entre la música industrial, electrónica, gótica y pop, por sus letras sombrías que hablan de pasión, amor, religión, sexo, abandono, dolor, culpa y búsqueda de pertenencia, se habían convertido para mi en una especie de religión. Todo ello y la carismática imagen de sus integrantes, en especial de David Gahan, vocalista y rostro principal de la agrupación.

Hoy 9 de mayo los fans del grupo celebramos el cumpleaños número 55 del artista que inició en el movimiento punk de la década de 1970, tratando de emular a grandes referentes como Sex Pistols, The Clash y quien descubierto por Vince Clarke mientras cantaba ‘Heroes’ de David Bowie, se convertiría en ese personaje elegante, desafiante y sensual, que con su registro vocal ha logrado ser una de las voces más cautivantes de la escena musical y otorgó un rasgo simplemente inconfundible a la banda que para muchos representa el soundtrack de nuestras vidas.

Disfrutemos del cumpleaños del icónico Gahan, también conocido como el gato, con un playlist de lo esencial de Depeche Mode.