Celebridades reaccionan a la prohibición de transexuales en el Ejército Norteamericano

// Por: Jade Arita

Jue 27 Julio, 2017

Ayer Donald Trump volvió a dar de qué hablar al tomar su cuenta de Twitter, (como de costumbre) y anunciar que los ciudadanos americanos que sean transexuales no podrán servir en el ejército militar del país.

Supuestamente, esta decisión fue tomada ya que los costos para mantener a los militares transgénero son “tremendas” según el mandatario estadounidense.

Aunque Trump afirma haber platicado y “consultado con generales y expertos militares”, Jim Mattis , secretario de defensa, fue avisado solamente un día antes de la decisión que ya se había tomado y el Pentágono confesó no saber de dónde salía la propuesta.

Esta decisión se tomó después de tener un debate en Capitol Hill si los impuestos deberían pagar las terapias hormonales de los miembros transgénero del ejército. La disputa amenazaba con matar $790 billones de dólares destinados a la defensa y seguridad.

En lugar de aclarar ese problema, Donald Trump decidió retrasar toda la norma sobre los militares trangénero.

La decisión que el presidente tomó fue tan abrupta, que la Casa Blanca no pudo dar respuesta a preguntas básicas que se les hicieron, incluyendo qué iba a pasar con las personas trans activas en el servicio; de ocho oficiales de defensa, ninguno pudo contestar.

“Es algo que el Departamento de Defensa y la Casa Blanca tendrán que trabajar juntos,” fue lo que contesto la vocera Sarah Huckabee Sanders.

Varios grupos de derechos civiles y transgénero, han denunciado la política, algunos han amenazado con llevar este asunto a la corte. Por su parte, oficiales del Pentágono han expresado su preocupación de que los tweets del presidente pueda valerle demandas a la institución.

Pero, ¿qué tan “tremendo” es el costo para mantener a los militares trans?
Durante la administración de Obama, contrató a la organización independiente, Rand Corporation, para hacer un estudio de las implicaciones de admitir personas transgénero en el ejército militar.
El estudio advirtió que faltaba investigación acerca de la población transgénero en el ejército y sus necesidades médicas, pero se estimó que del total de 1,2 millones de integrantes de las Fuerzas Armandas  de Estados Unidos, el 0,2% son transgénero, aproximadamente 2,450 militares.
Según este mismo estudio, entre 25 y 140 militares requerirían terapias hormonales o cirugías, por lo que en realidad “tremendo” costo de esto aumentaría entre 2.4 a 8.4 millones de dólares al año, cifra mucho menor a los 84 millones de dólares anuales que se destinan a medicinas de disfunción eréctil.

Celebridades y políticos ya han tomado Twitter para protestar en contra de esta política.

&