Chile pide apoyo internacional para combatir incendios devastadores

// Por: Sara Araujo

Dom 29 Enero, 2017

En enero de 2017, se presentaron temperaturas récord en Chile, ocasionando incendios de talla histórica. El día de hoy, la Conaf confirmó un total de 110 incendios forestales, de los cuales, 59 se encontraban en fase de combate, 51 ya están bajo control y ocho han sido extinguidos por completo. La superficie afectada dio un total de 273.533,7 hectáreas. Los incendios fueron localizados en las regiones de La Araucanía, del Biobío, Maule y O´Higgins, al sur de Santiago, en la Región Metropolitana y Valparaíso en el centro del país y algunos focos en la Región de Coquimbo al norte de la capital chilena.

La presidenta Michelle Bachelet organizó una reunión esta mañana con los ministros de Estado, para analizar la situación de emergencia que vive el país. Hasta ahora, hay más de 2 mil personas en albergues, 3,270 damnificados, 1,089 viviendas destruidas y 11 fallecidos (dos de ellos policías, un bombero, tres brigadistas de la Conaf y un agricultor). Asimismo, se está dando seguimiento a las posibles causas del terrible incendio.

Agregó que aunque las condiciones de viento, calor y baja humedad podrían ser las causas de la emergencia, hay una serie de elementos sospechosos que ya están investigando. “El Ministerio Público está investigando también en función a las detenciones que se han realizado”, aseguró Bachelet. Asimismo, declaró que “no bajará los brazos ni un segundo hasta que los incendios estén controlados, su su prioridad es proteger a las personas, extinguir los incendios y acelerar la entrega de beneficios a los damnificados”.

Actualmente, se encuentran trabajando 24 aviones, 45 helicópteros y 124 camiones cisternas, intentando averiguar el inicio de esta tragedia. Ante la magnitud de la emergencia, la Cruz Roja exhortó a todos los chilenos a realizar aportes monetarios para que la institución pueda continuar con el envío de ayuda a las zonas más afectadas.

El operativo que busca apagar el fuego cuenta con casi 10 mil personas; entre brigadistas, bomberos, personal de las Fuerzas Armadas, de las forestales y ayuda extranjera que ha llegado desde países como Argentina, Perú, Colombia, México, Francia, Portugal y España. De igual forma el avión cisterna más grande del mundo, Boeing 747 SuperTanker, con capacidad de transportar 72 mil litros de agua para combatir los incendios, contiua brindando el apoyando necesario; el avión ruso Ilyushin II-76, con capacidad de transportar 42 mil litros de agua, también se espera llegue a la capital chilena muy pronto.