CutOut Fest 2017: Cerulia triunfa en un festival lleno de aprendizaje animado

// Por: Oscar Adame

Lun 13 noviembre, 2017

A lo largo de tres días CutOut Fest 2017 entregó una experiencia inolvidable llena de cine animado, narrativas inteligentes y aprendizaje con artistas de todo tipo dentro de la pacífica ciudad de Querétaro.

221 obras animadas fueron proyectadas desde tempranas horas de la mañana hasta las 19 hrs en la Sala de Cine sin descanso divididas en categorías como Cortometraje Narrativo, Cortometraje Experimental, Cortometraje Universitario y Videoclip.

La curaduría de los audiovisuales no decepcionó. En la mayoría se trataron de trabajos profesionales muy bien escritos y realizados de forma magistral; sin embargo, las largas horas de proyección dejaron ver una disposición mayor por colocar productos con mayor propuesta estética que narrativa, lo que terminaba ahuyentando al poco tiempo al público menos experimentado.

Largas colas de jóvenes saliendo de la universidad se presentaban afuera del Cine y Foro de la ciudad esperando por entrar a las conferencias. De estas, la más concurrida, fue la de Graham Finley, animador que lleva trabajando desde 2011 en Pixar Animation Studios.

La fila para entrar a aquella conferencia se mostró desde un par de horas antes, terminó gente sentada en el suelo en un foro para alrededor de 500 personas, todo para ver a un trabajador del estudio de animación más importante del mundo. Él se paró y habló respectó de sus influencias, su infancia y el nacimiento de su amor por la animación para terminar explicando su trabajo en Pixar.

No mostró más de lo que hacen los extras en los DVDs y Blu-Rays de sus películas, pero escucharlo hablar respecto a cómo sus sueños de formar parte de la familia Pixar fueron esperanzadores, sobretodo para los estudiantes de animación presentes, los cuales no eran pocos.

El día siguiente contó con una proyección al aire libre de Ma Vie De Cougrette (2016), una hermosa película francesa de stop-motion que relata la historia de un huérfano en búsqueda de amor.

La película atrajo a propios y extraños, llenando el objetivo del festival de atraer al gran público a la animación. Sin embargo la elección del filme, un tanto sombría, y el hecho de que la hayan proyectado en su idioma original, hicieron que al poco tiempo los niños se desesperaran al ser incapaces de seguir la historia. Un regalo a la población queretana que pudo haber sido aun más potente si se hubieran resuelto aquellos dos obstáculos.

Fue la fecha más intensa en cantidad de conferencias, talleres y proyecciones, una fecha que culminó con la premiación a los cortometrajes proyectados más destacados del evento.

Ganadores:

El ganador al Mejor Spot Publicitario fue #WeBelieveInThePowerOfLove del director italiano Luca Finotti.

Los mejores título de crédito fueron Style Frames Fetsival Opener del director israelí Eran Hilleli.

La categoría a Mejor Videoclip se la llevó Happy de la directora francesa Alice Sey.

Boris Labbé ganó el premio a Mejor Cortometraje Experimental por su trabajo en Orogenesis.

Oh Mother!, de la directora polaca Paulina Ziolkowska ganó el premio al Mejor Cortometraje Narrativo Internacional.

El premio más importante de la noche lo ganó Cerulia, una producción stop-motion mexicana dirigido por Carolina Corral que gracias a su sombría historia ha logrado alzarse con premios en el Festival de Cine de Morelia y en el FICG.

Cerulia, cinta ganadora a Mejor Cortometraje Narrativo Mexicano