Deadpool #WARPReviews

// Por: Alonso Valencia

Lun 15 febrero, 2016

teaser-one-sheetCon 260 millones de dólares recaudados mundialmente en su primer fin de semana, “Deadpool” no sólo se convierte en la película clasificación R (B15 en México) con más dinero en taquilla de la historia, sino que abre la puerta para otro tipo de “Cine de superhéroes” tomando un par de lecciones prestadas de “Guardians of the Galaxy” y mostrando un retrato impecable del personaje más famoso del odiado Rob Liefeld, en la pantalla grande.

Con un director amateur, estableciendo también otro récord de taquilla como la opera prima más exitosa que se haya creado, “Deadpool” explota al máximo las capacidades de Tim Miller, quien previamente se había dedicado exclusivamente a la supervisión de efectos visuales de películas como “Scott Pilgrim vs. The World”; demostrando que los directores primerizos, son los que siguen ofreciendo la frescura que necesita la industria, tratando de innovar y rompiendo los satanizados estándares hollywoodenses que se destacan en los miembros más antiguos del negocio más grande que se haya creado.

384xNxNew-Mutants-98-600px.jpg.pagespeed.ic.D_G8L-PnUDDeadpool inició como un personaje más de la ya repleta serie de X-Men y todos los spin-offs que nacieron de ella como X-Force y New Mutants (aquí tuvo su primera aparición). Originalmente una parodia de Deathstroke, un personaje prácticamente idéntico de la casa de cómics rival de Marvel; “The Merc with a Mouth” cómo también se le conoce a Wade Wilson, se fue distinguiendo por un humor negro muy particular y sus características rupturas de la cuarta pared, que según el cómic, provienen de su locura.

“Deadpool” de Tim Miller le hace justicia magistralmente al personaje, mostrando todas y cada una de las características del anti-héroe en esta cinta en donde vemos el segundo intento de Ryan Reynolds por sacar a flote al personaje (la primera de manera horrible en el olvidable primer largometraje de Wolverine en solitario).

El “regenerate degenerate” es mal hablado, rompe el 4th Wall una y otra vez y nos regala un agasajo visual entre balaceras, sangre, miembros cercenados y golpes por doquier, además de no temer en alcanzar un nicho que en principio parecía inexistente.
deadpool-gallery-03Es aquí donde “Deadpool” se distingue completamente de todas las películas habidas y por haber, ya que respetando fielmente el material original, logra entregar una película única, y es así que como puede llegar a los fanáticos acérrimos del cómic o los simples aficionados de la cultura pop, pero es muy posible que el público en general se sienta completamente confundido con “el enmascarado que se parece Spider-Man”

deadpool-negasonic-teenage-warhead-1Si bien, el filme es efectivo en su interminable fila de referencias que van desde Sinéad O’Connor, hasta “Ferris Bueller’s Day Off”, pasando por Wham!, “Linterna Verde” y hasta el mismo Hugh Jackman, es muy posible que gran parte de la audiencia no entienda ni una sola palabra de lo que dice Reynolds.

Pero nuevamente logra ser tan eficaz con un humor raunchy que salva al moviegoer promedio, que si no entendiste el chiste de Patrick Stewart y James McAvoy, es muy probable que te rías de decenas de cosas más, siendo eficaz para los dos frentes.

Es en esta clara división de humor y contenido gráfico en donde no se puede dejar de pensar cómo es que la película llegó a ver la luz en cines cuando este tipo de contenidos muere a manos de ejecutivos que solamente saben contar los 132.7 millones que hizo en Estados Unidos solamente.

landscape-1452594620-deadpool-romcom-bannerEs increíble lo logrado por “Deadpool” tanto dentro como fuera de la pantalla y muy probable este éxito un tanto inesperado sea atribuible a la grandiosa mercadotecnia que cimentó el camino a su estreno o simplemente un golpe de suerte. Lo único que podemos esperar es que los estudios se den cuenta del elemento único que define al personaje y no intenten replicar este éxito masivo, ya que fallarán miserablemente en el intento.

Bien por Reynolds y su regreso de los muertos, bien por el particular soundtrack, bien por las incontables bromas noventeras y bien por 20th Century Fox que se arriesgó en grande obteniendo recompensas aún mayores al colocarse en el número 17 de los mejores opening weekends de la historia. Comienza esa larga espera por ver de regreso al mercenario en pantalla, crucemos los dedos para que el ingenio no se pierda dentro de la máquina monetaria que es Hollywood.