Arcade Fire – Everything Now #WARPReviews

Calificación

6.8

Arcade Fire

Columbia Records

// Por: Oscar Adame

Vie 4 Agosto, 2017

Artista: Arcade Fire

Cuando Arcade Fire dejó la orquestal instrumentación que los caracterizó por 7 años también dejó la sinceridad romántica y los tópicos personales llenos de incertidumbre, que mostraban una inseguridad real. En su lugar, cuando la banda de Win Butler decidió empezar a experimentar con instrumentos ´no-análogos’, la personalidad de la banda y su discurso se volvió, de igual manera, artificial.

Reflektor’ nos introdujo a un Arcade Fire con ganas de salir de su zona de comfort, experimentando con música dance llena de influencias de disco y de agrupaciones new wave. El tema homónimo fue un golpe duro que recibió aclamación por la intensidad de sus elementos, la limpieza de su producción (a cargo de James Murphy) y por la colaboración de David Bowie; sin embargo, el resto del disco sufre ante la falta de ideas y de objetivos claros.

Para Everything Now, el trabajo del cual nos corresponde hablar, la banda parece querer arreglar esto mientras mantiene las sonoridades del mismo con un disco conceptual que habla de tópicos muy relevantes dentro de la época en la cual vivimos. Tristemente el concepto queda en un idea tratada sólo de una forma muy superficial.

Y es que Arcade Fire tiene que comprender que no importando el nivel de sarcasmo con el cual juegan dentro de sus rider’s, el discurso de su mercancía y los experimentos ridículos que entran en juego dentro de su disco… aquello de que el último track Everything Now (Continued) termina en cuanto inicia el primero (de mismo nombre) en un tipo de loop infinito, su mensaje no va a ser leído correctamente si primero no terminan de trabajarlo bien dentro del material principal: el álbum.

Everything Now, el primer sencillo y track del mismo, es al igual que Reflektor, un diamante enterrado en arena. La canción, como se ha dicho hasta el hartazgo, comparte sonoridades con la música de ABBA; sin embargo, resulta bastante fresca hoy en día. En la instrumentación, alegre, sobresale una línea de piano crea un patrón rico y esperanzador.

El track además presenta una lírica directa y rica en imaginario que introduce de manera magistral a aquel mundo que trata de criticar a lo largo de los otros 10 temas. La ansiedad de querer cualquier cosa al instante, la pérdida de la emoción tras el esfuerzo, el mundo líquido de Bauman que dice que vivimos en un contexto en el cual ya nada tiene valor, pues todo se puede volver a obtener con tan sólo ir a la tienda.

Signs of Life es pegajosa, pero la base rítmica termina siendo repetitiva, la letra plana y los gritos con eco de Win caen en lo ridículo.

Creature Comfort fue la segunda canción que pudimos escuchar de este álbum y, al igual que el primer sencillo, es una joya. Una serie de beats retomados del Dazzle Ships de OMD crean una base densa pero divertida que juega muy bien con la lírica, descriptiva y sarcástica de la canción. Sin embargo, parece algo narcisista el que la banda hable tanto de la influencia de su primer trabajo además de que el despotismo con el cual describen a sus personajes, como jóvenes de la actualidad, cae en el prejuicio y hasta en el irrespeto en un intento por agregar fuerza a su crítica social.

A partir de ahí todo va para abajo con una serie de canciones románticas que entregan varias de las líneas más ridículas que yo haya podido escuchar. ‘I will be your Peter Pan If you let me be your Wendy’, dice Win Butler en una de las canciones más aburridas en la historia de la banda.

Chemistry intenta mezclar el reggae con el hard-rock sin resultados positivos y ambas Infinite Content, aunque discursivamente interesantes, terminan cayendo también en lo aburrido y burdo.

El sample utilizado en Electric Blue es imposible de escuchar por su sonido nasal e hipnotizante, para mal, mientras que en Good God Damn se habla otra vez sobre el suicidio bajo una lírica bastante obscura en concepto y termina siendo una pieza interesante… aunque se habla otra vez sobre ‘Funeral’ como si fuera el mejor disco jamás escrito.

Para finalizar, Everything Now contiene varias ideas interesantes, aunque si Arcade Fire quiere seguir hablando de sus discos pasados con la misma pasión y seguridad con la que lo hacen cuando hablan de ‘Funeral’, van a tener que empezar a ser sinceros consigo mismos identificando la música, los tópicos y los discusos que hacen sinceramente y no por presión social.