At The Drive In – “in•ter a•li•a” #WARPReviews

Calificación

7.5

At The Drive-In

Rise Records

// Por: Victor G. García

Vie 5 mayo, 2017

Artista: At The Drive-In

Cuando me enteré a principios del año pasado que la legendaria banda texana de post-hardcore At The Drive In estaba trabajando en nueva música no supe cómo reaccionar. Me emocionó el hecho de que una de mis bandas favoritas de la adolescencia estuviera de vuelta. Traté de olvidar la deslucida presentación aislada que tuvieron en el Coachella del 2012, especialmente por lo aburrido y desconectado que parecía estar Omar Rodríguez-López de la música que había creado hace más de una década antes, lo cual es hasta cierto punto comprensible.

Luego pensé en todas esas bandas que fracasan tras reunirse después de una larga ruptura para intentar recapturar la energía que tenían en sus momentos más álgidos. Sólo pensemos en el mediocre trabajo que un diluido Refused presentó hace un par de años cuando sacó su último disco. Pero bueno, eso sucede cuando una banda trasciende su propia existencia para convertirse en un depósito idealizado de la nostalgia.

Además, estaba el hecho de que el guitarrista Jim Ward, quien después de la ruptura del 2001 formó Sparta –banda que, debo admitir, disfruto aún más que lo que Omar y Cedric hicieron con The Mars Volta-, había decidido no regresar con la agrupación. Una pieza clave para At The Drive In a mi parecer. Aun así, tenía que darles una oportunidad y puedo decir que salieron librados. Pero no por mucho.

in•ter a•li•a es un disco que retoma los elementos que catapultaron a la banda como uno de los máximos exponentes del post-hardcore moderno: riffs atonales, ritmos convulsivos, letras encriptadas, vocales energéticas. La diferencia es que ahora la intensidad ha bajado de tono; la producción es más pulcra; los pasajes son menos frenéticos; el dinamismo goza de una menor amplitud. En cambio, el brío ahí está, sólo que canalizado, lo cual es reflejo de la inevitable maduración que sus integrantes han tenido a lo largo de los años. No se podría esperar menos de un prolífico Rodríguez-López que ha experimentado cuanto ha querido en todos los proyectos en los que ha trabajado.

Lo que más disfrute de in•ter a•li•a es que no trataron de emular descaradamente el sonido original de la banda. Era claro que el At The Drive In de ahora no podría superar al At The Drive In del Relationship of Command, y creo que fueron conscientes de ello. Al contrario, in•ter a•li•a se antoja más como una reinterpretación a distancia de una música que sus integrantes comenzaron a hacer cuando apenas estaban entrando a sus veintes, una nueva aproximación a un mismo sonido que ahora debía tener un carácter diferente. Y en eso salieron adelante.

Ahora sólo me queda ver si esa intensidad domada encuentra momentos de explosión en sus presentaciones en vivo. Lo bueno es que, considerando que estarán tocando en la ciudad el próximo 17 de mayo, falta muy poco para ser testigo de eso.