Babel

Calificación

8.0

Mumford & Sons

// Por: Carlos Rodríguez

Sab 29 septiembre, 2012

Artista: Mumford & Sons

Hace algunos años el clima de la música era muy neutro, no parecía salir algo nuevo de ningún lado, el pop llenaba los horarios de las radiodifusoras y muchos creíamos que algo novedoso no llegaría en buen rato. Entonces aparecieron cuatro británicos con un folk tan emocionante que hasta las barreras comerciales tuvieron que darles paso. Mumford & Sons, los ingleses que nos dejaron soñando con banjos, bombos y guitarras, vuelven al escenario sonoro con “Babel”.

No digo que Mumford & Sons sea la única banda folk del momento ni la mejor, pero es sin duda una de las que más se sienten, de las que te ponen la piel de gallina, de las que no dejas de poner mientras vas a la escuela o al trabajo.

“Babel”, como muchos lo esperaban, es una placa mucho más preparada en cuanto a producción y material. Antes escuchábamos el sentimiento que Marcus Mumford le ponía a su voz o la energía con la que Winston Marshall tocaba su banjo, pero ahora lo sientes, pides más y te lo dan. Este es un disco más fuerte y maduro que “Sigh No More”, pero mantiene esa sinergia entre sus integrantes que le da una base increíblemente fuerte al sonido de cada canción.

En cuanto a las canciones, son como una montaña rusa: empieza con una subida muy enérgica con ‘Babel’, baja un poco y luego sube de nuevo con ‘Lover Of The Light’, baja de nuevo y llega a su mejor momento con ‘Broken Crown’, que además de ser una nueva versión de su colaboración con Laura Marling (‘To Darkness’) es prácticamente el núcleo de todo el material y es desgarradora. El disco sigue un movimiento bastante dinámico; para cerrar nos entrega un cover de ‘The Boxer’ en el que colaboran con Paul Simon, que además de ser el escritor del tema fue una de las piezas fundamentales del folk en los años sesentas.

En fin, un buen regreso para Mumford & Sons y un buen momento para el folk en general. Nos dejan con un mejor clima para la música y mayor expectativa para lo que falta por venir.