Reseña: Changes de Wet Baes

Calificación

9.2

Wet Baes

Independiente

// Por: César G. Campos

Vie 23 Junio, 2017

Artista: Wet Baes

El último lanzamiento de Wet Baes, su LP debut titulado Changes (2017) ha resultado ser una gran sorpresa para todos los que hemos seguido desde sus inicios su gran trabajo. Desde la publicación de su primer EP Youth Attraction (2015) teníamos claro un concepto sobre la música de Andrés Jaime, la mente detrás de este proyecto, y era el hecho de que su objetivo nos pareció bastante claro: evocar y traer de vuelta el sonido del más puro synthpop ochentero. Toda la vibe, la estética y el sonido eran reminiscencias de un movimiento que predominó hace unas décadas, aunque no por eso dejaba de sonar bastante fresca su propuesta. Lo anterior se rompe en este disco, en el que WB decide correr riesgos que conforme va avanzando el tracklist nos damos cuenta que van llegando a buenos puertos.

Tras la publicación previa de los bien recibidos singles “Changes” y “Secret”, -mismas que abren el disco después de un track titulado “Overture”- que siguen la línea de sonido de sus anteriores publicaciones, todo auguraba que Wet Baes seguiría explotando de forma pura ese sonido que tan bien había podido asentar y hecho que funcionara tanto. Pero todo cambia a partir del cuarto track, “Is this really happening?”, que da un giro drástico en cuanto a la producción musical: la textura sonora cambia, la experimentación se hace presente y hay indicios de la acidez de la música rock de los sesenta, llena de cambios de ritmo y una instrumentación bastante clásica, como en el Sgt. Pepper’s de The Beatles. Una de las mejores composiciones hasta ahora hechas por este joven músico.

La siguiente pieza, “Feels/Dancing in the dark”, se abre paso con un potente pero suave inicio que parece tomar influencias del rock progresivo pero sin dejar de lado el pop, lo que la hace parecer una canción sacada de un LP de la etapa más pop de The Alan Parsons Project (lo cual no es poca cosa decir, considerando que Alan Parsons es uno de los mejores productores/ingenieros de sonido de la historia), lo cual se puede decir también de “Stay”, en la que demuestra una increíble y grata capacidad de generar arreglos en los que las texturas se van sumando paulatinamente sin saturar el sonido. El disco cierra con un hermoso tema instrumental bastante experimental que corona el concepto del disco, en el que probar nuevos rumbos es la premisa.

Life is full of … 🌉💛

Una publicación compartida de Wet Baes (@wetbaes) el

Este trabajo manifiesta la gran evolución que ha tenido Wet Baes desde su debut hace un par de años. Hay varios factores que son dignos de admirarse aquí; el primero es el riesgo tomado por un músico con una carrera tan corta todavía, dejar de lado un sonido seguro para experimentar es algo que muchísimas bandas no se atreven a hacer a pesar del paso de los años. La instrumentación es bastante rica y los arreglos nos dejan disfrutar de una gran cantidad de texturas a lo largo del álbum, en el que hay influencias de cosas tan dispares como el synthpop, rock progresivo, algo de psicodelia y funk.

Tras este álbum, ya no podemos encasillar el trabajo de Wet Baes como música que suena exclusivamente a los ochenta, y más bien se abre un abanico de influencias cada vez más amplio. En conclusión, este LP debut no parece eso, un debut, sino que da muestras de una evolución continua y vertiginosa a la que debemos estar atentos. Por lo pronto ya se perfila como uno de los mejores lanzamientos de producción nacional en lo que va del año.

foto de portada: cortesía de Wet Baes x Daniel Patlán, 2017.