Confess

Calificación

6.7

Twin Shadow

// Por: Alejandro Florido

Lun 16 julio, 2012

Artista: Twin Shadow

Egocentrismo. Más que defecto o cualidad negativa, es una enfermedad. Sus síntomas son varios, como la creencia de que no se puede errar, o que siendo la situación que sea, la presencia propia siempre va a ser más importante que la de los demás. Hay quienes incluso parecen estar envueltos en un aura, como en el caso de George Lewis Jr., o al menos su personaje/identidad artística, Twin Shadow.

Observando el arte de “Confess”, y sus demás imágenes promocionales, es lo primero que salta a la mente. Uno quiere ignorarlo, pero su petulante expresión y chamarra entallada de cuero hacen efecto rápidamente. Lewis Jr. no tiene miedo a mostrar una personalidad directa y engreída, que no se queda tan solo en la imagen física. La portada es una perfecta representación del contenido del disco, el que sea esto algo positivo o negativo queda a consideración.

Twin Shadow es uno de los últimos miembros agregados a la revitalización ochentera, construida en base al new wave, y con su núcleo en el micro género chillwave -movimiento liderado por Neon Idian, Washed Out, entre otros- , del cual Lewis Jr. se mantuvo de cierta forma a raya. Su producción en “Forget” no fue precisamente clara y definida, pues una neblina de synth pads se apoderó del ambiente en general, pero nunca cayó en la desmoralización del estado integro de la melodía, ni de los permanentes beats, producido en colaboración con el miembro de Grizzly Bear, Chris Taylor. También es parte de la disquera 4AD, una de larga trayectoria que ha agarrado vuelo en tiempos recientes, lo cual es decir poco, pues hoy en día básicamente son el rey midas de las productoras independientes, con éxitos de crítica y mercado como Bon Iver, St. Vincent, Deerhunter, Ariel Pink, todo en los últimos años.

De un momento para otro, los coros se convirtieron en una prioridad, con toda la energía de figuras del arena rock, como The Police o  U2, capaces de llenar estadios con su potente fuerza. Pero ¿qué es lo que éstos quieren comunicar? Lewis Jr. toma la postura de anti-héroe, uno que rompe los corazones con malicia y se jacta ufanamente de ello. O en un caso totalmente contrario, como el afectado en la total miseria emocional. Se expresa con una libertad digna de un diario personal, y es que literalmente lo es. “Confess” está basado en las muchas historias acontecidas en su primera gira promoviendo su álbum debut, en la que fue acompañado por sus líos amorosos temporales y abuso de sustancias en gran parte del trayecto. Básicamente, es lo que le da título al álbum, y tal vez confiesa más de lo que debería. Se toman los temas de una manera plana y sin maquillar, un lenguaje primitivo en comparación a “Confess”, usando palabras tan gastadas como amor y corazón a diestra y siniestra, en enunciados que no les dan más tono ni profundidad.

La producción se muestra densa, es decir, pocas veces se da una situación en la que la voz se exponga de forma pura, y la instrumentación constantemente es sometida a estar una sobre la otra, enseñándonos que su principal prioridad es lograr el groove necesario para colocar una atmósfera congruente, para bien o para mal. Podemos tomar como ejemplo ‘Patient’, donde se conduce desde el inicio con baterías potentes a la Phil Collins y la convivencia de más de tres líneas de sintetizadores. A la hora de desembocar al puente, se explota en texturas con el breakdown orquestal superpuesto sobre un solo de Eddie Van Halen. Estas son características tan extremistas, que son amadas u odiadas, pero al fin y al cabo riesgos que vale la pena correr.

Con ‘You Call Me On’, aspira de forma sutil a agregarse al selecto grupo de artistas que encabezan la actual renovación del R&B, lista encabezada por Frank Ocean y The Weeknd, no con un despliegue vocal extraordinario, sino mas apelando a la elaboración de escenas obscuras y espesas en su melodramatismo. Estas no son suficientes, en parte por su nulo valor emocional, y se queda corto ante expectativas y comparaciones.

Un George Michael sin el drama, un Prince sin la extravagancia. Por querer abarcar ambiciosamente todo, de una década tan prominente y caracterizada por el nacimiento de nuevas influencias, Twin Shadow se queda corto, pues no alcanza a cubrir todo a lo que aspira. El material es consistente, pero muestra su calidad diluida, al dividirse en tantos escenarios distintos. Este lanzamiento marcará más de una noche de verano, y sin duda será una total experiencia en vivo, pero aquella calidad de música que perdure que Lewis Jr. ha dicho en entrevistas que aspira a conseguir no fue satisfecha.