King Gizzard and the Lizard Wizard – Murder of the Universe #WARPReviews

Calificación

7.5

King Gizzard and the Lizard Wizard

ATO

// Por:

Mie 5 Julio, 2017

Artista: King Gizzard and the Lizard Wizard

//Por Victor G. García (@M0N0T0NO)

King Gizzard & The Lizard Wizard no es una banda convencional. Con siete integrantes que incluyen dos baterías, esta banda australiana se ha dedicado a mezclar una infinidad de géneros y estilos que van del rock psicodélico, el progresivo, el garage, hasta el krautrock. Aunque, desde su formación en el 2011, King Gizzard siempre se ha caracterizado por ser una banda prolífica, este año llevaron su creatividad al extremo al apostar por lanzar cinco discos; ya llevan dos.

El primero de ellos vino a principios de año: Flying Microtonal Banana, una experimentación sonora de música microtonal que incorporó elementos de la música oriental desde una aproximación del rock occidental. Ahora, lanzan Murder of the Universe, una especie de antología de cuentos sonorizados que vienen acompañadas de pasajes en spoken word, que le dan profundidad al concepto fantástico y de ciencia ficción del álbum.

Este disco se divide en tres partes.

The Tale of the Altered Beast cuenta una historia similar a la del El extraño caso de Dr. Jekyll y Mr. Hyde de Robert Louis Stevenson: una persona que muta para convertirse en una “bestia alterada” con deseos de matar. La historia se desarrolla en diálogos alternados entre ambas partes y termina con la fusión entre la dimensión humana y bestial del protagonista, aunque esta última termina muriendo de locura.

Le sigue The Lord of Lightning VS Balrog, otro relato que muestra la dualidad humana representada en la lucha del bien y el mal. Esta historia se desenvuelve en un pueblo que es azotado por el Lord of Lighting, quien, emulando al dios griego Zeus, puede disparar rayos para destruir a sus habitantes. 

Por último, se cuenta la historia de un cyborg en un futuro “alterado” que se vuelve consciente y desea poder actuar como un humano, por ello, éste crea una máquina hecha de proteína de soya que sólo se dedica a vomitar. Han-Tyumi se fusiona con esta máquina provocando el cataclismo del universo.

Musicalmente, el álbum sigue la misma línea sonora que la banda ha desarrollado en sus últimos discos, con un toque aún más progresivo. Lo cierto es que la música sólo sirve de fondo para la narración de estas historias. No obstante, es admirable que King Gizzard se haya dedicado a expandir sus horizontes hacia lugares inexplorados por cualquier otra banda contemporánea. Esto puede resultar cansado para un escucha tradicional. Es decir, por momentos, los pasajes hablados interfieren con la música dividiendo la atención. Tal vez las historias pudieron haber sido contadas de manera escrita como un libro anexo al álbum pero, por otro lado, ¿dónde está la diversión en eso?