Review – “Tyranny”

Calificación

5.5

Julian Casablancas + The Voidz

Cult Records

// Por: Alonso Valencia

Lun 29 septiembre, 2014

Artista: Julian Casablancas + The Voidz

Perseguir una carrera como solista suele tener resultados mezclados, muchos ex-integrantes de tal o cual banda han logrado hacerse de un nombre propio e incluso dejar de lado su pasado, consolidándose como leyendas. Otos tantos caen justo en el borde opuesto y no pueden dejar sus orígenes, destinando su carrera misma hacia el olvido.

Lamentablemente, Julian Casablancas se encuentra justo en el medio de estos parámetros gracias a una cierta necedad que antes lo convertía en un rockstar y hoy lo coloca en un acto ligeramente mediocre,en una época llena de nuevas y frescas propuestas musicales.

Queda claro que en ningún momento se le pide al neoyorquino volver a repetir lo que hizo con los primeros álbumes de The Strokes, e incluso con esta última etapa que a pesar de cambiar completamente el rumbo de la banda, cuenta con un cierto encanto mezclado en esta atracción por los sintetizadores ochenteros.

Con su primer álbum solista, “Phrazes for the Young”, el público quedó completamente desconcertado por el drástico cambio que vino de la mano de canciones como el único sencillo de esta placa de estudio, ‘The 11th Dimension’, pero que a la vez era una experiencia agradable.

En el caso de “Tyranny”, Casablancas vuelve triunfalmente de una icónica colaboración con Daft Punk que bien podría haber dejado la mesa puesta para un maravilloso viaje electrónico con la característica voz con un dejo de desfachatez del líder de The Strokes, pero lamentablemente, el álbum deja un mal sabor de boca en una serie de puntos clave completamente erróneos.

El principal acierto, en este caso para el álbum, es la idea de unir a The Voidz con el proyecto del fundador de Cult Records, los integrantes Jeramy Gritter, Amir Yaghmai, Jake Bercovici, Alex Carapetis, Jeff Kite y Shawn Everett añaden un nuevo toque a la mezcla con poderosas guitarras y un sonido que parece haber salido de un garage.

La fila de problemas de “Tyranny” empieza con el mismo Casablancas que después de haber perdido todo el carisma pedante que alguna vez tuvo, hoy lo dejan como una de las figuras más indiferentes de la música actual.

Esta misma indiferencia marca a la placa de principio a fin, ya que con un característico sonido sucio y sin arreglos, mezclado con ruidos electrónicos que parecen haber sido escogidos al azar por la banda, el álbum cae en el gran error de contar con 12 temas que suenan prácticamente igual.

Desde ‘Take Me In Your Army’ hasta ‘…Off To War’, el disco tiende a distinguirse por “guitarrazos” sin sentido desde una perspectiva a primera vista.

Después de un repaso y escudriñamiento al tratar de descubrir qué es lo que Casablancas + The Voidz quieren lograr con este álbum que pasa sin pena ni gloria, llegan a sobresalir ciertas canciones que cuentan con muchos matices de varias de las etapas de The Strokes, a pesar de siempre tratar de evitar esta comparación.

Temas como ‘Where No Eagles Fly’, ‘Father Electricity’ o ‘Nintendo Blood’ definitivamente merecen una segunda mirada gracias a ciertos acordes efectivos y sonidos pegajosos que a veces escapan entre la estruendosa voz de Julian.

Otras canciones como ‘Business Dog’ o ‘M.Utually A.Ssured D.Estruction’, parecen tratar de emular la era gloriosa del punk, pero carecen de todo lo necesario para hacerlo, empezando desde un contexto histórico, hasta la calidad misma que corre por todos los aspectos de una canción básica

“Tyranny” en definitiva está marcado por un legado que se ha desquebrajado a través de los años y que en ciertas ocasiones vuelve a vislumbrar una cierta redención. Ese legado no está encontrando esa redención en esta ocasión, ni siquiera lo intenta. El disco es una especie de experimentación que tiene mucho trabajo detrás  y que resulta en un álbum mediocre que muestra un poco de esperanza para un regreso en forma de ese Casablancas que amábamos odiar y que hoy simplemente odiamos.