“Ruminations” – Conor Oberst #WARPReviews

Calificación

6.5

// Por:

Mie 19 Octubre, 2016

//Por: Victor G. García

Luego de lanzar Upside Down Mountain como solista en el 2014, Conor estuvo trabajando en el segundo disco de uno de los múltiples proyectos que ha tenido durante su carrera: Desaparecidos. Esta banda de punk de fuertes tintes políticos lanzó Payola (2015), un álbum que tardó media década en gestarse desde el regreso de la banda en el 2010. Para promocionarlo, Desaparecidos se embarcó en un tour por Estados Unidos y todo parecía ir perfecto hasta que, a finales del año, Conor tuvo que ser hospitalizado por complicaciones con la laringe, además de sufrir de ansiedad y cansancio. Desaparecidos tuvo que cancelar más de 20 fechas de su tour. Ese invierno, Conor se refugió en su natal Omaha y, sin planearlo, se puso a componer canciones, mismas que grabó en un lapso de dos días.

ruminations-front-cover

Ruminations es el resultado de ese invierno que vivió enclaustrado. Musicalmente, es un disco bastante austero: todas las canciones se limitan al piano, la guitarra acústica y la harmónica. Por su parte, las letras muestran a un Conor meditabundo, nostálgico, algo deprimido y bastante consciente de sí mismo. A diferencia de sus esfuerzos solistas pasados, Ruminations no contiene metáforas de sobra, ni arreglos complicados, ni mucho menos una producción ambiciosa. Esto hace del disco algo plano y repetitivo. Por otro lado, el álbum captura a Conor en su intimidad de la manera más transparente, al grado que se siente ausente.

‘Tachycardia’ inaugura el disco con una reflexión en torno a su pasado con las drogas y la ordalía que vivió en el 2013, cuando fue acusado de haber abusado sexualmente de una seguidora menor de edad, imputación que después fue desmentida por la misma acusante.

En ‘Barbary Coast (Later)’, Conor explora sus sentimientos de alienación en sus tiempos de fiesta, así como las falsas amistades (Cause once all the friends I had/Have used me up and left/I bet you hang around/I bet you’ll hang around a while), tema que toca también en ‘A Little Uncanny’.

‘Gossamer Thin’ trata sobre la relación de Conor con su esposa, sus errores y los celos de ella. (His wife doesn’t talk/Hates when he’s gone/Counts every skirt in his new entourage). Este tono confesional se repite en ‘The Rain Follows the Plow’ y en ‘Next of Kin’.

methode%2ftimes%2fprod%2fweb%2fbin%2f5946ab3a-9129-11e6-91d4-91c7eaaf09d6

En ‘Counting Sheep’, Conor alterna visiones optimistas y pesimistas en torno a su salud y el tiempo que pasó en el hospital (Early to bed, early to rise/Acting my age, waiting to die/Insulin shots, alkaline produce/Temperature’s cool, blood pressure’s fine/One twenty-one over seventy-five/
Scream if you want, no one can hear you).

Ruminations parece ser un disco de Conor con dedicatoria para sí mismo. Un solipsismo que sólo sus seguidores más fieles podrán comprender. Seguramente Ruminations no será considerado uno de los mejores discos en la carrera de Conor, pero sin duda, sí será visto como uno de los más personales.