The xx – “I See You” #WARPReviews

Calificación

6.5

The xx

Young Turks

// Por: Victor G. García

Vie 13 enero, 2017

Artista: The xx

//Por: Victor G. García (@M0N0T0NO)

Aceptémoslo: xx (2009), el álbum debut de la banda The xx, es una joya. Dudo mucho que alguien en su sano juicio se atreva a negarlo. Aún hoy, casi ocho años después de haber sido lanzado, xx sigue sonando innovador, arriesgado, brillantemente austero y preciosamente desolado. No por nada este clásico instantáneo lanzó a la fama al trío londinense y lo llevó a los escenarios de los festivales más importantes del mundo.

En cambio, Coexist (2012), el álbum que le siguió, se quedó bastante corto. The xx cometió uno de los errores más comunes presentes en toda banda que quiere repetir el éxito de su primer disco: tratar de copiar su propio sonido. Coexist se siente como un remedo, una pobre imitación formulaica que carece de la substancia que su primer disco sí ofreció.

the-xx-i-see-you

Casi un lustro después de este bache, The xx presenta I See You, un disco mediante el que pretenden, finalmente, dar ese añorado paso evolutivo que dé cuenta de su maduración. Una que ha tardado mucho tiempo en llegar. Lamentablemente, no lo logran, al menos no del todo. Mejor dicho: se quedan a la mitad, literalmente.

La primera mitad de I See You –así como ‘On Hold’, que viene casi hasta al final del LP- es fiel reflejo del trabajo que ha venido realizando Jamie xx como solista, especialmente en su laureado álbum del 2015 In Colour. Aquí, The xx deja a un lado los riffs minimalistas de guitarra para montar su sonido sobre refinadas bases electrónicas y ganchos de bajo muy bien estructurados. Es claro ejemplo del sutil pop electrónico –con algunos pequeños trazos de R&B- que Jamie sabe hacer bien. Terreno inexplorado para The xx –especialmente en cuanto a la incorporación de samples- pero del cual salen airosos.

the_xx_front_3

Por otro lado, la segunda mitad del disco muestra al xx de siempre: algunos arpegios de fondo seguidos de largos espacios vacíos que caen en lo soporífero; diálogos vocales que ya se perciben repetitivos; voces que bien podrían ser cantadas a cappella y nadie se daría cuenta que no van acompañadas de música. Si bien algunas de estas características fueron el fuerte de la banda en un inicio, ahora suenan como elementos bastante forzados.

Siendo justos, aunque I See You no llega a demostrar la calidad visionaria de su álbum debut, tampoco caen en el refrito de su segundo álbum. Este LP es un intento desesperado de la banda por dar ese paso evolutivo, y en cierto sentido lo logran, pero, al final, los pasos a medias no son pasos.