“Three Men And A Baby” – Mike & The Melvins #WARPReviews

Calificación

5

Mike & The Melvins

SubPop

// Por: Víctor G. García

Lun 4 abril, 2016

Artista: Mike & The Melvins

El año era 1998. The Melvins ya era una reconocida banda de culto dentro del sludge y el doom metal, con grandiosos discos como Bullhead (1991) y Houdini (1993) bajo la manga. Por otro lado, la banda de Mike Kunka, godheadSilo, había entrado en descanso. Un año después Mike y los Melvins decidieron grabar un disco colaborativo, pero nunca fue publicado o debidamente finalizado.

Mike & The Melvins

Mike & The Melvins

Ahora, casi dos décadas después, Three Men and a Baby ve la luz bajo el sello de Sub Pop. A pesar de la mítica historia detrás de este disco, lamentablemente, Three Men and a Baby no se siente como un esfuerzo bien logrado. Por un lado, prescinde casi totalmente del noise que caracteriza a godheadSilo (a excepción del corte que cierra el disco, ‘Art School Fight Song’) y, por otro, muestra a unos Melvins bastante flojos y sin la pesadez que los caracteriza.

El disco está plagado de riffs genéricos que en ocasiones rozan con el thrash metal (‘Limited Teeth’), bajos distorsionados (¡dos o hasta tres de ellos!) que simplemente no logran el debido punch, así como una producción deficiente, incluso para los estándares lo-fi de los Melvins.

Aún así, canciones como ‘Bummer Conversation’ y ‘Annalisa’ (un cover a Public Image Ltd.) muestran el potencial que pudo haber tenido la colaboración si las circunstancias lo hubieran permitido. Los bajos aquí resuenan y la melodía de la voz resulta incluso pegajosa. Lo mismo sucede en ‘Read the Laber (It’s Chill)’, el cual tiene una dinámica de loud-quiet-loud que fue popularizada por los Pixies y Nirvana (estos últimos grandes fanáticos de los Melvins), y que en este contexto suena bien lograda.

Pero, por otro lado, experimentos como ‘A Deadpile of Worthless Junk’ y ‘A Friend in Need is a Friend You Don’t Need’ suenan más a improvisaciones medianamente trabajadas que nunca pudieron ser terminadas.

Lo cierto es que hay que poner este disco en su contexto, finales de la década de los noventa, lo malo es que ese contexto ha sido uno de los peores en la música pesada (todos recordamos el nü metal). En este sentido, Three Men And a Baby tal vez pudo haber sido un éxito en su tiempo, pero ahora suena casi ridículo.

mike and the melvins