Top 20 discos del 2015: “No Cities To Love” – Sleater-Kinney #WARPyearbook15

// Por: Staff

Jue 31 diciembre, 2015

No Cities To Love

Sleater-Kinney

Sub Pop

Por Natalia Montes

Una de las bandas que se desarrollaron en las fértiles tierras de la escena independiente de Olympia, Washington, en la década de los 90, y uno de los elementos clave del reconocido movimiento feminista de las riot grrrl es Sleater-Kinney. Al lado de bandas como Bikini Kill y Bratmobile, impulsaron aquella corriente de pensamiento y ejecución en el que las chicas alzaron la voz sin un solo gramo de vergüenza para reclamar respecto a problemas sociales como las violaciones, el racismo/discriminación, el patriarcado, la opresión hacia las mujeres, entre otros factores de política de izquierda y subculturas alternativas.

El regreso de Sleater-Kinney era necesario después de una separación anunciada en 2006 y diez años de ausencia en el estudio de grabación, ya que hoy en día siguen siendo pocas las bandas que saben alzar la voz sin miedo, ante la desigualdad y los problemas sociales. Al inicio de 2015 (el 20 de enero, para ser exactos) la banda volvió con un estruendoso nuevo material que fue capaz de captar la atención de una incontable cantidad de escuchas, y aunque en esta ocasión la temática es de alguna manera más personal, no dejaron de lado su inconformidad ante el sistema en cada una de sus letras.

El álbum sucesor de The Woods (2005) es No Cities To Love y éste se conforma por 10 tracks que son disparados en menos de 33 minutos. El estilo de la banda integrada por Corin Tucker, Carrie Brownstein y Janet Weiss se mantiene en la misma línea, con sus características distorsiones muy al estilo grunge y adherentes melodías repartidas entre la voz y la ejecución, logrando varias capas sonoras independientes pese a ser sólo tres instrumentos.

El octavo material de la banda, producido por John Goodmanson (Bikini Kill, Blonde Redhead, Death Cab For Cutie), en algunos puntos clave llega a la estridencia de la ejecución, al estilo Thurston Moore, pero libran del ruido en el momento indicado para no ser fatigoso. Pese a que el trabajo final no es nada que “no hayamos escuchado antes” en cuanto a propuesta musical, con una combinación de energía, pasión, drama y entrega, No Cities To Love es uno de los mejores discos del año y dentro de la carrera de Sleater-Kinney.

SleaterKinney_NoCitiesToLove_cover