UNKLE – “The Road, Part 1 Songs For The Def” #WARPReviews

Calificación

9.0

UNKLE

SFTDLP001

// Por: Eduardo Martínez

Lun 14 agosto, 2017

Artista: UNKLE

Desde la década de los 90, UNKLE se ha erigido como uno de los iconos musicales más destacados de su generación dentro y fuera de Reino Unido. El lanzamiento de su primer álbum, Psyence Fiction, tuvo la inclusión de una gran variedad de productores y músicos, algo poco común en sus coetáneos, reinterpretando el trip hop a nivel producción y en el sonido mismo del género, de una forma heterogénea. Desde entonces, la fórmula fue repetida en cada uno de sus discos, pese a contar con talentos como Robert Del Naja, Richard Ashcroft, Mike D, Gavin Clark, Autolux, Thom York, Ian Brown, Joshua Homme y Mark Lanegan.

La parte visual, por otro lado, ha sido siempre protagonista en la discografía de la banda, y cada portada refleja la naturaleza y esencia que secundan y redondean cada proyecto; para que esto fuera posible, James Lavelle se impuso la búsqueda de interesantes artistas, que crearan portadas emblemáticas. Así, junto con Ben Drury buscó a Futura 2000 para PsyenceFiction y Never, Never, Land, que presenta las famosas siluetas de James Lavelle y Joshua Paul (DJ Shadow); en War Stories contaron con el talento de Robert Del Naja, quien se inspiró en el trabajo de Banksy, y finalmente, The Road se engalanó con el arte del alemán Jonas Burgert, quien llegó a ser comparado con el artista del siglo XVI Hieronymus Bosch.

La nueva producción de estos genios estuvo inspirada en la experiencia de Lavelle al curar el Meltdown Festival, en 2014, y fue engendrado entre Londres y Los Angeles. La colección de colaboradores que posee es muy atractiva, con el infaltable Mark Lanegan, Andrew Innes (Primal Scream), ESKA (nominada al Mercury Prize), Jon Theodore (Queens Of The Stone Age), Mïnk, Elliott Power, Liela Moss (Duke Spirit), Justin Stanley (baterista de Beck), Keaton Henson, Dhani Harrison, YSÉE, y Callum Finn. Tenía mucho tiempo que James no grababa y en esta quinta encarnación de UNKLE aprovechó para modificar las características más profundas de su sonido, razón por la que moldeó un disco que no pudo lograr en el pasado, retomando sus raíces y mezclándolas con el sonido de un Londres moderno.

El álbum está estructurado a manera de libro, con una trama que gira alrededor de un viejo oeste ficticio, lleno de fantasía, dividida en cinco capítulos titulados Iter. Además, los nombres de las canciones están relacionados unos con otros. A grandes rasgos, la placa tiene un excelente trabajo de producción, la evolución sonora que Lavelle muestra es tan poderosa que ningún tema desentona, además de estar acompañada de una perfecta transición entre lo sutil y lo estruendoso. ‘Farewell’, ‘Looking For the Rain’, ‘Cowboys Or Indians’, ‘No Where to Run/Bandits’, ‘Arm’s Length’, ‘The Road’ y ‘Sick Lullaby’ son los temas a destacar.