#WARPreview: “Jungle”

Calificación

7.6

Jungle

XL Recordings

// Por: Lalo M.

Jue 25 diciembre, 2014

Artista: Jungle

En una época donde el soul no tiene tanta fuerza como en tiempos pasados, un par de jóvenes londinenses decidieron mostrarle al mundo que este género no esta muerto del todo, sino que además, puede adaptarse a los nuevos estilos que resaltan en estos días. Desde el 2013 Tom McFarland y Josh Lloyd-Watson, empezaban a lucir sus dotes musicales, lanzando su primer sencillo “Platoon”, mismo que logró llamar la atención en el Reino Unido. Al describir el sonido característico de la banda, podremos encontrar mezclas entre percusiones tropicales, sonidos de animales salvajes y tonadas psicodélicas que le otorgan la esencia que este par se impuso. Algunos medios los etiquetaron dentro del Modern Soul, un género que sobresalió en la década de los setentas y que tuvo como exponentes a Bobby Womack, Johnnie Taylor, entre otros, como también, catalogarlos como un grupo de midtempo, un estilo peculiar de la nueva generación de músicos, especialmente en la electrónica.  

El debut homónimo de Jungle  mostró su calidad por más de medio año, ya que varias de sus canciones logran estimular algunos de nuestros instintos como la sensualidad y llevar al máximo las emociones, causándonos tensión y angustia en diversas ocasiones. Y no sólo eso, además consiguieron estar presentes en varios festivales importantes alrededor del mundo como Glastonbury y el Corona Capital, donde fueron uno de los espectáculos más esperados y aclamados.

“The Heat”, la pieza con la que da comienzo este álbum, es la encargada de crear los primeros estímulos, llevándonos por pasajes relevantes del estilo musical de esta placa. Uno de los temas con mayor fuerza es “Busy Earnin’”, siendo además el primer sencillo presentado por la banda, posicionándose dentro de los primeros veinte lugares en las listas de su país. Sonidos citadinos se pueden escuchar de fondo, acompañados de un gran ritmo y las voces características de su frontman, generan la fuerza necesaria que todo buen sencillo necesita. “Accelerate” y “Drops” plasman toda su sensualidad en nuestros oídos, “Julia” nos provoca locura, “Crumbler” y “Time” son dos temas exquisitos que sin duda nos llevan a la pista de baile. Cuando hablamos o describimos un disco, sabemos que será bueno si nos encontramos con un gran desenlace, “Lemonade Lake” cumple con todas las características.

En general, es una producción que tiene los fundamentos necesarios para estar dentro de los mejores del año, con un sonido uniforme y congruente, basado en una producción bien trabajada y estructurada, logró ser nominado a los Mercury Prize, compitiendo con grandes rivales como FKA Twigs, Damon Albarn, Young Fathers (los ganadores de este año), entre otros.