Donald Trump y Hillary Clinton triunfan en el Supermartes de las primarias electorales

// Por: Natalia Montes

Mie 2 marzo, 2016

Los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton por el partido Demócrata y Donald Trump por el partido Republicano fueron los triunfadores del “Supermartes” de las primarias electorales.

Pero ¿por qué es tan importante esta contienda? El Supertuesday (Supermartes) es decisivo en la carrera por las nominaciones partidarias debido a la participación de un gran número de delegados a través de todo el país; 661 republicanos y 1,034 demócratas. En otras palabras, esta jornada es crucial para tener un panorama más claro acerca de quienes se acercan más a la candidatura definitiva.

De manera simultánea hubo primarias en diez estados al mismo tiempo: Alabama, Arkansas, Georgia, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Vermont y Virginia, mientras que en Alaska hubo solamente caucus republicano y en Colorado solamente demócrata.

vote_t580

Rubio, con solamente un estado ganado, decidió continuar con su campaña, pese a que Trump lo calificó como “el gran perdedor” de la noche. Lamentable y sorpresivo es el hecho de que el neofascismo de Trump se encuentre a la cabeza del lado republicano, un precandidato que ha demostrado ser racista, ignorante, déspota y violento. Comenzó su campaña sin que fuera tomado muy en serio por lo ridículas que sonaban sus propuestas, pero ahora se encuentra en el mejor punto de las elecciones y su ventaja en la carrera hacia la casa blanca es algo que ya no se debe de tomar a la ligera.

Por su parte, Bernie Sanders, a pesar de que tiene algunas de las propuestas más humanas y viables, su autoproclamación como socialista asusta a muchos estadounidenses, regresándolos a las imágenes de sus oponentes durante la Guerra Fría y aún sin entender como podría una ideología así beneficiar a su país.

El verdadero peligro es que Hillary, aunque resultó victoriosa en esta contienda, realmente no es una candidata en la que muchos ciudadanos confíen. Si llegara a ser ella la candidata demócrata, basándonos en las estadísticas, sería mucho más débil que Donald Trump (quien es el aspirante más probable del lado republicano), aunque existen muchas opiniones encontradas.

Por lo tanto, Estados Unidos se encuentra en un momento crucial, cada vez más cerca de los resultados definitivos mientras que un monstruo se acerca al liderazgo, sin que el resto del mundo comprenda cómo ni por qué. Solo los Estadounidenses tienen la última palabra y esperemos que puedan reaccionar ante la realidad.

Una teoría que cada vez es más clara es que es muy común que la historia se repita a si misma…

la-na-tt-trump-fascist-inclinations-20151209

 

*Las opiniones expresadas en el texto son independientes del autor, no de WARP Magazine.