2011 Electrónico

// Por: Staff

Mie 19 diciembre, 2012

 

Estamos finalizando el 2011 y he sido testigo de la evolución de la música electrónica desde los 80 hasta la actualidad, notando su evolución a medida que la tecnología avanza y otorga las herramientas para su creación más sofisticada y elaborada que en sus inicios.

No haremos referencia a ningún género o sub género de música electrónica en particular, pero sí en especifico la creada para los raves, clubs, afters, festivales, etc. Tampoco se hará referencia a ningún artista, Dj, productor, en especifico de dicha escena que crece día con día y en la que este año, gracias al antes mencionado avance tecnológico han traído a un gran número de gente talentosa que vivía en el anonimato por la falta de recursos y que ahora ya pueden crear o producir un track frente a una laptop, además de hacerlo llegar a otros países con posibilidades de contratos discográficos serios. Pero este avance no llegó sólo, vino acompañado de una avalancha de pseudo Djs, que piensan que con solo apretar un botón que sincronice las canciones, ya pueden ocupar el lugar de verdaderos artistas de las tornamesas.

Esto no es con afán de crear polémica de qué Dj o productor es mejor o más popular, qué música o tendencias son mejores, eso lo decide el público. Pero lo que si es definitivo es que la llamada industria musical, sigue sin representar un verdadero negocio para los músicos, productores, ingenieros de audio, arreglistas, Djs, etc, y esto es porque al empresario o promotor le da lo mismo organizar un evento con una banda o Dj de mala calidad o sin preparación y estos con tal de tocar no cobran un centavo, mejor para el organizador, a el lo único que le interesa es el dinero y a los asistentes no les interesa una digna manifestación artística en el escenario, mientras escuchen los éxitos de la radio, la noche transcurre perfecta.

Entonces mi pregunta es por qué si todos formamos parte del negocio, y al referirme a todos, es a todas las personas que habitan este planeta, no hacemos nada por cambiar algo que sabemos esta mal en muchas cosas y no le damos el verdadero respeto al trabajo de los artistas que dedican su vida por entretenernos cada noche. Y estemos consientes que la música electrónica es solo un pequeño porcentaje de la industria. Para finalizar este año considero debemos reflexionar, que si no apoyamos a nuestros talentos locales que llevan años en la escena, le damos oportunidad a talentos emergentes, dejamos de comprar piratería, en algún momento la industria musical como se le conoce desaparecerá.