2016: el año de la catástrofe #WARPyearbook16

// Por: Staff

Jue 22 Diciembre, 2016

//Por: Enrique Ortega

«Tristemente, el sueño americano está muerto»
Donald J. Trump

La Real Academia Española define la palabra catástrofe como «suceso que produce gran destrucción o daño». ¿Es acaso 2016 el claro ejemplo de lo que podríamos llamar “el principio del fin”? Al menos un importante número de personas con las que he platicado en recientes fechas coinciden. No se trata de ser fatalista, sino de una oportunidad de reinventarnos para producir un reencuentro con nuestros orígenes y valores, para demostrar que somos, como personas, mucho más que los problemas que hemos visto a lo largo del año.

trump-time

A continuación enumeraré los sucesos que marcaron 2016:

La victoria electoral de Donald Trump

Desearía haberme equivocado, lo digo de corazón, pero el pasado 22 de junio pronostiqué el triunfo de Donald Trump en las elecciones norteamericanas, en un video que transmití a través de Periscope. Muchos, incluyendo expertos en política, marketing y relaciones internacionales, no me bajaban de loco e ignorante, pero el tiempo me dio la razón, y quien fuera calificado por el diario El Mundo como «el peor candidato que haya conocido la historia reciente de Estados Unidos» se convertirá, en enero, en el presidente estadounidense número 45.

Razones que fundamenten la victoria de Trump sobran. Baste decir que fue un candidato honesto (aunque esa honestidad no nos gustara), mostrándose públicamente como una persona racista, misógina e inculta… ¡vaya!, como realmente es, y todas esas actitudes conectaron con el votante tradicional en un punto infalible: el corazón.

Una apuesta ganadora siempre será apelar al sentimiento y no a la razón. Claro ejemplo es el tan referido muro entre México y Estados Unidos. Los estudios indican que el grueso de personas que viven ilegalmente en tierras yanquis viajaron por avión y no por tierra, así que, si esto es cierto, ¿el muro serviría para frenar a los migrantes indocumentados? No en la práctica pero sí en lo simbólico, pues es un claro mensaje del magnate a los países vecinos: no son bienvenidos.

U.S. Republican presidential candidate Donald Trump speaks at the Family Leadership Summit in Ames, Iowa, United States, July 18, 2015. REUTERS/Jim Young - RTX1KTWT

Brexit: Un Reino no tan Unido

El 23 de junio el mundo se conmocionó con la noticia: Reino Unido votó a favor de separarse de la Unión Europea. No fue una mayoría apabullante (52% contra 48%, con más del 70% de participación), pero el pueblo habló… o al menos los británicos de más de 45 años. Esa, en realidad, fue la nota de ocho columnas en diarios como Excélsior: «(…) los viejos votaron por un futuro que los jóvenes no querían.» ¿A qué obedece esta decisión? Principalmente, a una creencia de que la Unión Europea frena el crecimiento de todo Reino Unido, y no sólo eso, sino que las crisis económicas recientes están jalándolos al desastre sin merecerlo.

Esta noticia provocó más dudas que respuestas: ¿Existe poca motivación en la toma de decisiones de los jóvenes votantes? ¿Este resultado es causado por la acumulación de hartazgo popular? ¿La tendencia global es la separación y no la unión? ¿Han fallado las medidas educativas que fomentan el voto? ¿Otras naciones se sumarán a esta decisión? Lo cierto es que la salida de Reino Unido de Europa no es inmediata, tardará alrededor de dos años y hasta ese momento sabremos las implicaciones reales en el mundo.

Great Britain and EU, Brexit referendum concept

Great Britain and EU, Brexit referendum concept

Juan Gabriel: Hasta siempre

La tarde del domingo 28 de agosto México entero se paralizó con la noticia que nadie esperaba: el Divo de Juárez fallecía a la edad de 66 años, producto de un infarto. ¿Quién podría haberlo imaginado? Apenas dos días antes se había presentado en Los Angeles con motivo de su gira y, por si fuera poco, estaba enfrascado en la grabación de su disco Los Dúo 3, al tiempo que preparaba su magno concierto en el Zócalo de la Ciudad de México. Lo que quizá jamás imaginó Alberto Aguilera —nombre de nacimiento del cantautor— fue la cantidad de homenajes y debates que desataría durante todo septiembre.

La conmoción llegó a tal grado que no faltó quien quiso aprovechar el momento para llamar la atención, como el senador mexicano Marco Antonio Blásquez, quien propuso al Secretario de Cultura cambiar el nombre del Palacio de Bellas Artes a “Palacio Alberto Aguilera Valadez”, por su aportación a la cultura popular. Sobra decir la cantidad de burlas que esto provocó en las redes sociales.

Sin embargo, si hablamos del mayor escándalo de ese momento su protagonista fue quien hasta entonces era titular de TV UNAM, Nicolás Alvarado. Su columna en Milenio enmarcó una frase que cito: «(…) me irritan sus lentejuelas, no por jotas sino por nacas». El escarnio público culminó con su renuncia al cargo y un evidente descrédito que sólo evidenció la poca tolerancia de nuestros connacionales a la crítica con la que no están de acuerdo.

juan-gabriel

Del 7-0 a los Juegos Olímpicos. Paliza histórica en México

La mayor humillación deportiva de la que se tenga memoria en nuestro país se dio el 18 de junio durante un partido de la Copa América, que enfrentó a la Selección Mexicana de Futbol con la escuadra chilena, dirigida, por cierto, por Juan Antonio Pizzi, cuyo último equipo fue León, el más reciente bicampeón mexicano.

Un equipo sin pies ni cabeza, cuyo estilo de juego no gusta a nadie y cuyas victorias anteriores demostraron ser un mero espejismo y azar fue lo que vimos aquel día, con un marcador final de siete goles por cero que, pese a todo, mantuvo a Juan Carlos Osorio en la dirección técnica, aunque dejó serias dudas sobre la posibilidad de llegar al Mundial de Rusia 2018.

La decepción deportiva no paró ahí. Los Juegos Olímpicos de Río 2016 fueron el escenario perfecto para mostrar la ineficacia del deporte mexicano y de su titular, Alfredo Castillo. Pasaron 13 días desde la inauguración del certamen para que México viera su primera medalla, y atletas de calidad como Aída Román, Paola Espinosa y Rommel Pacheco se quedaron en blanco. Esto llevó al público a impacientarse y exhibir los fracasos de la Conade. Al final, únicamente se sumaron cinco preseas, que igualan las obtenidas en Atenas 2004 pero son dos menos que las de Londres 2012. Y aunque Alfredo Castillo fue llamado a comparecer ante los legisladores, el Presidente de la República lo ratificó en el cargo.

Río_Cristo

DiCaprio y la alteración del orden mundial

No todo puede ser malo. Por un día, el 28 de febrero, Leonardo DiCaprio se convirtió en mexicano… o al menos así lo sentimos quienes sintonizamos la ceremonia de los premios Oscar. Esta era la quinta ocasión en la que el actor norteamericano era nominado a la estatuilla, ahora dirigido por Alejandro G. Iñárritu en la cinta The Revenant. Julianne Moore, ganadora del premio como Mejor Actriz en 2015 anunciaba a los competidores: Cranston, Damon, Fassbender, Redmayne y, por supuesto, DiCaprio. Estrés, incredulidad, sufrimiento y, finalmente, emoción. Esa noche se volvió apoteósica cuando el nombre del último se encumbró como vencedor. ¡Por fin! La adrenalina, aunada a los años de espera, se descargó frente a todos los televisores en una premiación que también tuvo como protagonistas a Iñárritu y al Chivo Lubezki. Si bien, Spotlight se cruzó en el camino de Mejor Película, México terminó con un excelente sabor de boca y hubo, por unos minutos, hasta celebración en el Ángel de la Independencia.

DiCaprio

El Chapo: del cine a la friendzone

2016 comenzaba —aparentemente— con el pie derecho, y el 8 de enero llegó el regalo de Día de Reyes: la recaptura del Chapo Guzmán, el capo más buscado del mundo. La noticia era muy buena y se celebró con fuegos artificiales pero al día siguiente el escándalo no se dejaría esperar, cuando la revista Rolling Stone lanzó una entrevista exclusiva con el narcotraficante hecha ni más y ni menos que por el actor Sean Penn.

Sin ningún tipo de rigor periodístico y ayudado por la actriz mexicana Kate del Castillo, Penn narró en más de 50 mil caracteres su travesía para llegar al líder del Cártel de Sinaloa, cómo el Chapo pretendía a Kate, la necesidad de Guzmán de contar su historia en una película producida por él mismo, la visión de un narcotraficante de por qué dedicarse a esa actividad e incluso cómo, él como entrevistador, soltó una flatulencia en plena charla.

El documento dio la vuelta al mundo y fue objeto de análisis por cientos de especialistas, cuya pregunta máxima era por qué Sean Penn dio con el paradero del criminal más buscado y el gobierno tardó tanto, una incógnita cuya respuesta es más que complicada.

Como sea, en un país con un gobierno desprestigiado la polémica entrevista dio glamour a un falso icono, altamente nocivo para la sociedad pero puesto en un altar por la necesidad de tener a alguien a quien adorar.

Joaquin "El Chapo" Guzman