Arquitectura Art Déco: un movimiento de mucho lujo

// Por: Staff

Mar 10 Enero, 2017

//Por: Carolina Barragán

Se denomina Art Déco a los estilos decorativos desarrollados a principios del siglo XX, fueron movimientos de corta duración que utilizaban elementos vegetales y formas geométricas tanto en las artes visuales como en la arquitectura; era un movimiento de mucho lujo y su trasfondo social se debe a una protesta contra la austeridad impuesta luego de la Primera Guerra Mundial.

La característica principal de la arquitectura Déco es una mayor preocupación por los efectos decorativos que por las estructuras en sí, una clara oposición al funcionalismo. Por esta razón, es sencillo distinguir las edificaciones que fueron construidas bajo sus influencias, los efectos decorativos de este movimiento se caracterizan por el uso de formas geométricas, remates terminados escalonadamente, puertas ochavadas y la utilización de materiales lujosos como el mármol, granito o aluminio.

Los primeros ejemplos en México aparecieron en la década de 1920, como el edificio de la Alianza de Ferrocarrileros Mexicanos del arquitecto Vicente Mendiola, y el Orfanato de San Antonio y Santa Isabel. Es notable su impacto en la decoración interior del Palacio de Bellas Artes, en la que se aprecian elementos clave como la estilización de figuras mexicanas y el uso de diversos  tipos de mármol, y en el Gran Frontón México, situado en la Plaza de la República. El Monumento a la Revolución, en ese mismo espacio, ofrece en sus pechinas grupos escultóricos Decó creados por Oliverio Martínez.

monumento-revolucion

Las décadas de 1920 y 1930 marcaron una gran expansión de la Ciudad de México con la creación de nuevos lotes y fraccionamientos,en algunos se construyeron edificios habitacionales con el estilo Art Decó que hoy día dan un sabor único a esas calles. El caso más notable quizá es el de la Colonia Hipódromo Condesa, cuyos lotes comenzaron a venderse en 1927 y estaban dirigidos a la clase media que empezaba a expandirse después de la Revolución.  Los creadores destacados de esa etapa fueron los arquitectos Juan Segura y Francisco J. Serrano. El estilo prosperó en la zona hasta la década de 1930 y fue quizá el último que  desarrolló una genuina búsqueda estética en nuestra ciudad.

Retomando el tema del Palacio de Bellas Artes, hablare un poco más a fondo del proyecto:

El Palacio de Bellas Artes es un centro cultural ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México, considerado como la casa máxima de la expresión de la cultura, es el teatro lírico más relevante y el centro más importante del país dedicado a todas las manifestaciones de las bellas artes. La Unesco lo declaró monumento artístico en 1987.

bellas-artes

Fue inaugurado el 29 de septiembre de 1934 y el Museo de Artes Plásticas en su interior (hoy Museo Palacio de Bellas Artes), comenzó a construirse el 2 de agosto de 1904 con el objeto de reemplazar al demolido Teatro Nacional de México. El proyecto estuvo a cargo del arquitecto italiano Adamo Boari, quien diseñó un edificio ecléctico mezclando los estilos Art nouveau y Art decó, en su construcción se emplearon mármol blanco de Carrara en la fachada y mármoles de diversos tonos en el interior.

La altura del edificio es de 53 metros hasta el espiral y 42,5 m hasta el techo. Cuenta con 4 pisos y un estacionamiento subterráneo. Además de la sala principal, hay otros espacios como la Sala Manuel M. Ponce, la Sala Adamo Boari, una cafetería, una librería y salas de exposiciones tanto temporales como permanentes.

instalaciones_palaciodebellasartesmexico_butacabellasartes_01

El Palacio está asentado sobre una peculiar arcilla llamada montmorillonita y esto provoca un continuo hundimiento del Palacio. El hundimiento del suelo comenzó a manifestarse en 1907 y para 1921 ya se había hundido más de 1.80 metros. Hasta la fecha se puede apreciar este fenómeno, pues el Palacio se encuentra varios metros por debajo del nivel de la calle.

Dentro hay obras de diferentes artistas mexicanos, entre los cuales destacan Diego Rivera, Siqueiros, Rufino Tamayo y Jorge González Camarena.  El telón, hecho de cristales opalescentes pesa 24 toneladas; fue diseñado por Harry Stoner, de la casa Tiffany de Nueva York, y muestra los volcanes nevados de Popocatépetl e Iztaccíhuatl vistos a traves de un ventanal.

La noche del 29 de septiembre de 1934 con una gran función de gala se inaugura, si bien ya antes se habían realizado conciertos en el edificio aún no concluido. La construcción de este gran edificio propició la fundación, en 1946, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) por parte del gobierno de México, Inició operaciones como instituto gubernamental con su propia ley orgánica el 1 de enero de 1947, como un instituto dedicado a las artes del siglo XX en México.

imagen-1