Before and After: Helter Skelter, Charles Manson El Asesino Inspirador

// Por: Oscar Adame

Jue 14 diciembre, 2017

“You know, a long time ago being crazy meant something. Nowadays everybody’s crazy..”.

-Charles Manson

 

“Did I kill anyone?”

-Charles Manson

 

El pasado 19 de noviembre murió en un hospital de Bakersfield, California, el auténtico anticristo, el demonio encarnado, el desquiciado sociópata por excelencia, el deschabetado ícono de su generación que transformó la percepción de la cultura hippie, el rock y la psicodélia, de la cultura de las flores a la devastación de la locura.

A pesar de estar involucrado en incontables crímenes y de convertirse en el símbolo norteamericano del exceso y la demencia homicida, este personaje ha sido inspiración musical y literaria de muchos artistas importantes en la industria de la música, el arte y la cultura pop: Guns N’ Roses, White Zombie, Devendra Banhart, System of a Down, Scars on Broadway y Marilyn Manson, son solo algunos de los creadores que han encontrado en este sujeto un tema o un argumento para expresar sus propias emociones y exorcizar sus demonios.

Su nombre: Charles Milles Manson, originario de Cincinnati, Ohio.

Su poder: Ser un ególatra compulsivo, con gran labia e influencia sobre las personas.

Su debilidad: El cinismo y la ansiedad protagonista en todo momento.

Su debacle: Acusaciones por conspiración y asesinato.

Todo en familia

La Familia Manson fue un grupo de seguidores de este peculiar personaje que surgió en el desierto de California a finales de los años 60, en plena ebullición de la cultura hippie, las comunas, la experimentación con LSD y otras drogas, así como el llamado a la revolución psicodélica.

En 1971 Charles Manson fue declarado culpable de conspiración por los asesinatos de siete personas: la actriz Sharon Tate y otras cuatro víctimas en la casa de Tate, en Beverly Hills, y al día siguiente, el ataque a un matrimonio, Leno y Rosemary LaBianca.

Todos estos crímenes fueron ejecutados por los miembros del grupo, quienes seguían instrucciones de Manson. Las primeras versiones hablan de que estos hombres y mujeres enviados por Charles, actuaban bajo la influencia del ácido lisérgico en combinación con otras drogas y dominados por la voluntad de su jefe máximo: el mismo Manson.

Sus seguidores asesinaron a diferentes personas en otros momentos, y él mismo también fue declarado culpable de dos de estos otros ataques: la violenta muerte de Gary Hinman y Donald Shorty Shea.

Manson creía en lo que él mismo llamó Helter Skelter, un término que tomó de la canción del mismo nombre de The Beatles. Charles interpretó que la canción hablaba de una hipotética guerra racial entre negros y blancos que, según él, se avecinaba. Él creía que los asesinatos podrían ayudar a precipitar dicha guerra racial, por ello su intención con los homicidios perpretados por La Familia era detonar esa catástrofe. El título de la canción apareció escrito con sangre en la escena de uno de los crímenes.

En el momento en que La Familia Manson comenzó a formarse, Charles era un exconvicto que había pasado la mitad de su vida en institucios correctivos por varios delitos.

Antes de los asesinatos, fue músico underground en Los Ángeles, principalmente gracias a su asociación casual con Dennis Wilson, baterista y cofundador de The Beach Boys. Después de que Manson fuera acusado de los delitos por los que fue condenado, fueron publicadas grabaciones de canciones escritas e interpretadas por él.

Muerte después de muerte

Manson fue sentenciado a muerte, pero la decisión fue conmutada automáticamente a cadena perpetua cuando en 1972, una decisión de la Corte Suprema de California eliminó temporalmente la pena de muerte en ese estado.

Pasó los últimos 48 años de su vida en la prisión Corcoran de California y se le denegó hasta doce veces la libertad condicional. Cumplía en total nueve sentencias a cadena perpetua y sumaba centenares de sanciones por mal comportamiento en la cárcel, donde también se grabó en el entrecejo un tatuaje en forma de  Esvástica que se convirtió en la imagen de su propia locura, a nivel mediático, en todo el mundo.

Su presencia en el inconsciente colectivo sigue siendo plena e indeleble:

Manson apareció en la serie American Horror Story.

El nombre de Manson aparece en Mindhunter, aunque en éste caso no se le ve físicamente. La serie de Netflix producida por David Fincher se basa en el libro de John S. Douglas, un agente del FBI de los 70 que fue precursor en la elaboración de perfiles de los asesinos en serie junto a su jefe Howard Teten, ayudándose del trabajo previo del psiquiatra James Brussell. En sus años en activo, Douglas entrevistó a diversos asesinos como el Estrangulador de Boston y al propio Charles Manson.

Helter Skelter (1976), The Manson Family (2003), el capítulo de South Park titulado Merry Christmas, Charlie Manson! son igualmente una referencia de la influencia del buen  Charles.

La serie Aquarius o la comedia independiente de 2015, Manson Family Vacation, además de documentales como Manson o Life after Manson, entre otros trabajos, también dan muestra de su presencia en diversas expresiones del arte y la cultura.

El asesino en serie Charles Manson padeció durante días una insuficiencia respiratoria, antes de morir de un paro cardiaco el pasado 19 de noviembre en un hospital de Bakersfield. El preso, de 83 años, sufría un cáncer de colon que se le había extendido a otras zonas del cuerpo.

Así, muere un personaje demencial, pero al mismo tiempo revelador de los más terribles (y temibles) rincones de la naturaleza humana que por ello, fascinó e inspiró a artistas de todo el mundo: por su oscura historia confrontada a su mente brillante… y deplorable…