Björk: dramatismo firmado por Alexander McQueen #WARPFashion

// Por: Staff

Vie 7 abril, 2017

//Por: Carolina Quintana

Ser originaria de un país con menos de medio millón de habitantes podría parecer el freno suficiente para que nadie se convierta en una estrella de la música, aún más si viviste en la época de los 70 y 80, donde no existía el Internet. Para Björk eso no es impedimento. A pesar de ser distinta al resto de sus compañeros de la escuela, logró impulsar esa rareza y convertirla en su belleza particular.

Gracias a su particular estilo musical y de vestir, la cantante islandesa logró posicionar a su país como un destino turístico, además de que los ojos del mundo ya estaban en su tierra natal. Por ello, ella recibió como regalo una isla privada. Esta es una de las pruebas que demuestran el impacto que ha tenido alrededor de su continente y todo el mundo.

Enfocándonos más en temas visuales, Björk ha trabajado con los mejores diseñadores de moda, fotógrafos y productores. Entre los nombres que más sobresalen son Spike Jonze y Michel Gondry, hombres que la consideran su musa. Pero hay un nombre que sobresale del resto: Alexander McQueen.

La amistad entre la cantante y el diseñador nació en 1997 cuando él terminó sus estudios en Central Saint Martins, una de las escuelas de diseño más prestigiosas a nivel global. Björk quedó impresionada con su primera colección y a partir de aquel momento, se convirtieron en grandes amigos para el resto de la vida. Uno de los primeros diseños que hizo el enfant terrible de la moda para ella, es el vestido de geisha para la carátula del álbum Homogenic.  Dicha colaboración la describen como mágica.

Más tarde y gracias a su mutua atracción por la tecnología, la naturaleza y el dramatismo, siguieron trabajando juntos, ya no únicamente con la elaboración de los vestuarios de la cantante, sino también, McQueen se encargó de dirigir el video “Alarm Call”, en el cual Björk acaricia una víbora y se convierte en una piraña.

Esas colaboraciones no fueron suficientes, pues también diseñó el impactante vestido que aparece en ‘Pagan Poetry’, maravilla que se puso para Fashion Rocks, acompañada con una máscara de llena de diamantes.

¿Qué tal el nada práctico atuendo de ‘Who Is It’, o el vestido rojo de plumas y lágrimas de cristal que utilizó en su Vespertine Tour?

Febrero del 2010 fue la fecha cuando se le dijo adiós a su gran amigo y muy talentoso, Alexander McQueen. Para su homenaje, la islandesa cantó Gloomy Sunday, la banda sonora del cortometraje de Nick Knight. Además de deleitarnos como sólo ella sabe a través de su música, una vez más nos dejó impactados con su look, pues recurrió a un par de alas de madera, de la colección primavera-verano 1999 y una falda de plumas de avestruz de la temporada primavera verano de 2001. Todo su look, obviamente, firmado por el difunto diseñador.

La moda siempre ha sido factor importante y determinante en la carrera de Björk, pues nadie ha logrado tener un impacto tan drástico en su imagen, pero sobretodo, mantenerlo de semejante manera. De hecho, no podemos olvidar la ves que apareció con el vestido de ganso en la alfombra roja de los premios Oscar; fue muy criticada por dicho atuendo, pero siempre le fue fiel a su esencia.

Una de las colaboraciones más recientes es aquella con Iris Van Herpen, quien diseñó los vestuarios para la portada y gira de Biophilia, así como el video músical de Moon.