Cinco tragos para disfrutar de nuestros discos favoritos del año

// Por: Oscar Adame

Jue 21 junio, 2018

Estamos a poco menos de un mes para dar por terminado el primer semestre del año, un 2018 que ha tenido toneladas de discos de artistas nuevos y consagrados. Algunas decepciones, pero también algunos materiales que han logrado dar buenas sorpresas y dejar con buen sabor de boca a sus escuchas. 

Hablando de buenos sabores de boca, decidimos crear una lista con nuestros cinco discos favoritos de los últimos cinco meses. En esta lista te recomendamos un trago para disfrutar de sus melodías en base a las sensaciones y colores de sus sonoridades. 

Recuerden disfrutar de su trago y de la música que lo acompaña, sin beber en exceso.

Arctic Monkeys – Tranquility Base Hotel & Casino
/Old Fashioned/

Serios, aunque irónicos, sencillos pero muy bien formados. El nuevo disco de la banda comandada por el señor Alex Turner llegó a su madurez lírica y musical en este 2018, y no hay mejor forma de celebrarlo que con este clásico cóctel en el cual no se te puede olvidar el sustituto del azúcar.

Un cóctel basado en Whiskey de centeno, que se caracteriza por su fuerte sabor. Dicen que todo buen hombre maduro disfruta de un trago Old Fashioned, Mad Men lo convirtió en una realidad, y el cambio sonoro de los Arctic Monkeys no podría ejemplificarse de una mejor forma. 

Shame – Songs of Praise
/Black and Tan/

El disco debut de este quinteto nacido en la zona más pobre de Londres, Inglaterra, carga con toda la fuerza del Post-Punk más denso de agrupaciones clásicas como The Fall, Wire y Gang of Four.

La voz rasposa de su líder, Charlie Steen, y el denso trabajo de guitarras, nos antoja del trago clásico de un pub inglés, y es que fue precisamente en un pub donde se formó la banda. El Black and Tan es una bebida que mezcla  dos de las cervezas más densas, el Pale Ale y Stout, cuya firmeza van de la mano con la violencia de Shame.

Kanye West – ye
/Vodka Tonic/

En su séptimo disco de estudio, el rapero y productor Kanye West parece decirnos abiertamente que lo recibamos como lo que es, con todas sus locuras, posturas políticamente incorrectas, tendencias a la depresión y absoluta brillantez. 

Las canciones de este disco cuentan con un sonido fresco, creado gracias a una impecable producción y a un proceso competitivo basado en los impulsos de Kanye, razón por la cual el elemental Vodka Tonic nos parece la mejor opción para disfrutar de su escucha. 

John Hopkins – Singularity
/Miami Vice/

El quinto disco de estudio de este productor inglés de música electrónica sorprendió a la crítica especializada, gracias a la complejidad de sus composiciones pero con profunda influencia Dance Pop. 

Es un disco movido, repleto de material emocional que nunca deja de ser potente y perfecto para bailar. Es por ello que este cóctel creado con Piña Colada, sustituto de azúcar y Daiquirí de Fresa congelado puede ser el acompañante más divertido mientras disfrutas de este material.

Mint Field – Pasar de las Luces
/Absenta/

A dos años de su formación, Mint Field presentó  su disco debut de estudio. Un material en el cual el dúo, formado por Estrella del Sol y Amor Amezcua, exploró los sentimientos del desaliento que llegan al dejar atrás la adolescencia.

Sus instrumentales delicados, basados en dinámicas reconocibles dentro del post-Rock y en experimentos de producción comunes en el Shoegazing, lograron crear atmósferas heladas y melancólicas que parecen de otro mundo. La absenta es conocida como la bebida de los artistas, de aquellos que dejan su inocencia a un lado para experimentar la visión, llena de hadas verdes, que entrega el acto de consumirla. Esta co-relación entre lo amargo que resulta crecer y la forma tan encantadora en que el dúo lo describe, convierte a la absenta en la bebida de experimentación ideal.