Conseguir atención en tus imágenes: el clickbait de los ojos #WARPPhoto

// Por: Staff

Mie 5 abril, 2017

//Por: Santiago Rodríguez

Las ideas que exponemos merecen atención. Las memorias que congelamos quieren ser compartidas. Los sentimientos pintados en una foto gritan para que la gente los contemple. Cada fotografía es una especie de diva que busca ser vista repetidas veces, esto es todavía más cierto en nuestra vida actual gracias a las redes sociales. Con toda honestidad, a veces le tomamos fotografías a la comida sólo por un like (todos tenemos a ese amigo que ni siquiera se termina el platillo). Hay formas de llamar la atención de los ojos para que abran la imagen, la encuentren atractiva y busquen darle el like o el share que tanto se merece.

Hoy vamos a recopilar algunos tips para que las fotografías tengan mayor impacto, al atraer mejor la atención. Hay algunas reglas generales y otras muy específicas al tipo de fotografía que hagamos. Recordemos que una fotografía es estática y a veces no siempre es muy grande en cuanto su formato; de hecho, es probable que lo que la gente vea en nuestras fotos no pase del tamaño de la pantalla de un Smartphone. Con algo de suerte, alcanzará el tamaño “tableta”. Además, vivimos en un mundo de imágenes, de estímulos y de adds donde nuestro trabajo debe llamar la atención por encima de todo el bombardeo de imágenes. ¿Cómo lograr cautivar la atención?

01. Los tres tercios. Es una de las formas más seguras y extendidas para resaltar elementos en un cuadro. Se basa en la proporción y lo que reconocemos como “puntos de interés”. La regla de tercios busca que los objetos de interés se encuentren resaltados en los cruces de tercios, casi todas las cámaras digitales (incluidos celulares) tienen la opción de colocar las líneas que marcan los tres tercios, para facilitar la composición.

Regla de tercios.

02. Fondo. El fondo tiende a quitar protagonismo a los objetos de primer plano cuando está recargado, demasiado colorido, brillante… en fin, fondos que distraen. Es mejor tener fondos que permitan resaltar al objeto principal, sea porque ayuda a que éste sobresalga por el color, la forma y la posición, o bien que no llame demasiado la atención robándonos la atención al dirigir ahí la mirada.

Ejemplo de un fondo que resalta la imagen principal, mezclado con tercios y con un quiebre de ritmo.

03. Ritmo. El ritmo en una fotografía se logra de muchas maneras, en fotografía nos referimos a capturar determinados elementos de forma repetida o “lógica” y constante. Si a una serie de escaleras o líneas colocas un objeto que rompe el sentido lógico de la repetición, sobresaldrá de la secuencia de inmediato.

El ritmo se rompe al colocar un objeto que rompa el conjunto o la serie.

04. Encuadres. El encuadre es un truco más viejo que la fotografía. Se trata de aprovechar elementos que “rodeen” la imagen y sean, a la vez, parte de ella, como ventanas, cuadernos, brazos, puertas, hasta un anuncio de parada de autobús. Permite resaltar el objeto mientras está “integrado” al todo de la imagen.

05. Punto de fuga. Se refiere a una proyección, generalmente de líneas, que convergen en un mismo punto o una sección dentro de la fotografía. Naturalmente, el ojo buscará a dónde le llevan las líneas mientras contempla la imagen, siendo arrastrado al punto que buscamos enfocar.

El punto de fuga no debe ser siempre generado con líneas rectas. Un espiral nos arrastra al lugar que el fotógrafo quiere que veamos en realidad.

06. Los ojos. En retratos y, generalmente, en las fotografías siempre buscamos ver el rostro de las personas. Son las personas quienes pueden regalar el sentimiento del momento, y una de las formas más profundas para mostrar el sentimiento es mediante la mirada. Por eso, casi siempre que estés tomando una fotografía a alguien, intenta que el punto de enfoque absoluto esté en sus ojos. Este ejercicio nos ayudará también a enfocar el rostro y la sonrisa y darle el centro a la persona.

La mirada es la ventana del alma, según el famoso proverbio. Ajustar el enfoque a los ojos permitirá resaltar la imagen gracias a la expresión que pueden contener.

07. Desenfoque (bokeh). El famoso Bokeh es un término japonés para decir “desenfoque” y es uno de los métodos más clásicos para pensar que una fotografía es “artística” (aunque no lo sea). Se trata de enfocar correctamente el objetivo de la fotografía mientras “borramos” el enfoque de todo lo demás. Es un poco difícil hacer este efecto en celular si no contamos con una app que nos ayude, porque se requiere un punto estable de enfoque y una gran apertura de diafragma en el lente.

Famoso ejemplo de Bokeh. Toda la atención se enfoca en el centro y de difumina del fondo.

08. El tip de pilón: contrastes (color/luz). Contrastar la luz y los colores: mediante los contrastes se debe buscar crear formas o esconderlas, para que la imaginación termine la imagen. Es un poco lo que platicábamos hace dos artículos sobre el claroscuro. De este modo podremos resaltar de manera “natural” un objeto entre muchos, un punto que de otro modo quedaría escondido en la imagen.

Los contrastes son una forma bastante poética e ingeniosa de marcar el objeto de interés en una fotografía.

Todo esto es parte de la composición de una imagen. Algunos de estos tips se pueden mezclar entre sí para conseguir mejores resultados. Te recomiendo que abras una página de foto (puede ser NatGeo o Flickr) y juzgues qué elementos usan los fotógrafos para llamar nuestra atención e imantar los ojos a su imagen.