Diez Oscar a la nostalgia

// Por: Staff

Lun 27 febrero, 2012

 

Ganó “The Artist”, ¿no? Y con gesto de “ya lo sabía” es la frase que hoy muchos repitieron. Sin mucha sorpresa, pero con agrado los pronósticos fueron confirmados y “The Artist” fue la gran triunfadora de la 84ª edición de la premiación mas importante en Estados Unidos.
Francesa, muda, low budget y en blanco y negro y extraordinaria. Este bello homenaje a los orígenes del cine tal y como lo conocemos hoy, fue la gran ganadora de cinco estatuillas entre sus diez nominaciones.
La primera por vestuario, la segunda por música original; la tercera llegó de la mano de Michel Hazanavicius coronándose como el mejor director del año, lo que creo ya nos hizo pensar ya en el destino de la gala. Como mejor actor se consagró Jean Dujardin cuando se convirtió en la figura del artista y dio un emocionante discurso:

¡Wow! Victorie! Genial! Merci! Y finalmente, ya levantados del sillón y en la puerta, se corona esta encantadora película como la mejor.

También cinco premios se llevó la película más nominada de este año, “Hugo”, de Martin Scorsese; una adaptación del libro “La invención de Hugo Cabré”.
Aunque, si bien los suyos fueron únicamente de los llamados “técnicos”, la historia también es un homenaje al cine y al pionero Georges Méliès. “Hugo” fue la mejor en fotografía, dirección de arte, edición de sonido, mezcla de sonido y efectos visuales.

Yo celebro que estas 10 estatuillas entregadas sean una declaración de amor al cine y a los mágicos orígenes del séptimo arte. Al silencio, del paso del tiempo.
Ambas películas se merecían los premios. Por amar el cine y rendirle homenaje, por hacernos reír, por valentía. Por recordarnos donde empezó este placer que disfrutamos emocionados y con atención desde que éramos pequeños. Por llevarnos a los recuerdos mas viejos de nosotros mismos. Ambas películas dignas de aplauso y de una cosecha de estatuillas por recordarnos que lo manual ante lo tecnológico no es casi más que una anécdota pero que lo actual no tiene porque ser moderno y que nuestros tiempos son tiempos de transformación, también en esta industria donde pareciera que es ya un modelo de negocio que también se va transformando (o desapareciendo)

No voy a ponerme nostálgica. Sí, merecidos esos Oscar. Pero como niños pequeños que esperan un gran espectáculo, quizá necesitábamos algo más, más emoción, decisiones inesperadas y alguna polémica, después de cuatro horas de gala, que si no se queda uno un poco con cara de tonto y ya empacando para irse. No ganó Demián Bichir ya lo sabíamos. Ganó Merryl Streep, ya lo sabíamos. Ganó “The Artist” , ya lo sabíamos. Ganó “Hugo”, ya lo sabíamos. Pero si hay un Oscar que de verdad me dio mucho gusto ver (o quizá por sentirme identificada al final de la gala) se lo llevo la película de los “Muppets” por mejor canción, ojalá que con el paso del tiempo, cosas como esta no dejen de suceder. Se las dejo…

Are you a man or a Muppet?