El último mensaje de Bowie: ‘Blackstar’ #BowieByWARP

// Por: Staff

Vie 18 Marzo, 2016

David-Bowie-‘Blackstar’

Los símbolos se pueden estudiar desde varios puntos de vista y cada quien tiene el derecho de descubrir un nuevo significado en la lógica de su propia concepción. Sin embargo, el último álbum de David Bowie tiene un lúgubre mensaje implícito que no pudimos confirmar sino hasta después del 10 de enero de 2016. Hemos aprendido de Tony Visconti, su amigo y colaborador de toda la vida, que ciertamente el disco fue planeado como una despedida cuidadosamente orquestada. Las letras y videos de esta producción muestran cómo se fue acercando a su muerte. “Fue un regalo de partida para sus fans.” En un comunicado oficial, el productor dijo: “Él siempre hizo lo que quiso y él quería hacer esto a su manera, de la mejor forma. Su muerte no fue diferente a su vida, una obra de arte. Durante un año supe de lo que se trataba y cómo sería, sin embargo, no estaba preparado para ello. Él fue un hombre extraordinario, lleno de amor y vida. Siempre estará con nosotros. Ahora es apropiado llorar.”

Pero además de estas declaraciones, ¿en qué otros aspectos nos podemos basar?

david-bowie-blackstar-stream-album-listenEl título del álbum y la portada: el título puede tener una gran cantidad de asociaciones. Por ejemplo, puede ser una representación de sí mismo, Starman en color de luto. También puede venir de la canción ‘Blackstar’, de Elvis Presley (una de las más grandes influencias de David Bowie). La portada es la única en toda su discografía que no tiene su foto, lo que podría representar un vacío. Algunas personas dicen que “★” viene de su condición médica, pues en ocasiones el cáncer crea patrones microscópicos que parecen estrellas negras. Otra explicación interesante es la del mito del Hermano Oscuro del Sol, la estrella negra que es la contraparte del astro que nos alumbra. Más adelante hablaremos al respecto.

Ahora, siete son las canciones que conforman el disco. Desde un punto de vista teológico, el número siete está asociado con la plenitud y la perfección. Según la Biblia, en la palabra de Dios el número siete es igual a un ciclo terminado (Génesis 2:2-3 “Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo.”) En el caso de Bowie, después de estas siete canciones su ciclo entre nosotros terminó.

En el video de ‘Blackstar’ podemos ver el cadáver de un astronauta en un planeta incógnito. Este cuerpo podría ser el mismo Major Tom, el personaje que creó Bowie en su primer éxito ‘Space Oddity’, quien se pierde en el espacio debido a que los controles de su nave fallan y nunca vuelven a saber de él. Una habitante de ese planeta lo encuentra, se lleva consigo el cráneo y lo mete a una caja de cristal. Este cráneo está decorado de manera muy parecida a los esqueletos enjoyados de Alemania, Suiza y Austria, los cuales fueron originalmente hallados en 1578 dentro de las catacumbas romanas como huesos anónimos y posteriormente fueron decorados con valiosas joyas, pues pensaban que eran los cuerpos de mártires cristianos.

También podemos ver una vela que, aunque está en un lugar remoto y solitario, se quema por la eternidad ¿Será esta también una representación de sí mismo?

La arquitectura del planeta incógnito, por otro lado, es muy similar a las ruinas de la primer civilización terrícola conocida: los sumerios. Curiosamente, ellos y los egipcios creían en la existencia de un sol negro –o el Hermano Oscuro del Sol– ubicado al final de nuestro sistema solar, llamado Nibiru. Lo que hoy se conoce como el Planeta X es una estrella oscura –que en su momento ardió como el sol–, con una órbita elíptica en un campo gravitacional que poco a poco impulsa cometas hacia la Tierra. El astrólogo Carl Jung, a quien Bowie admiraba, en algún punto reconoció la teoría de que los sumerios tuvieron contacto directo con los extraterrestres annunaki. Pues bien, sabemos que Bowie estuvo familiarizado con esos temas desde muy joven y lo hizo notar durante toda su carrera, sin desaprovechar su última entrega para hacer referencia de manera simbólica.

El video de ‘Lazarus’ fue estrenado el 7 de enero, un día antes del cumpleaños 69 de Bowie y del lanzamiento mundial del álbum completo. Mientras la letra inicia con las líneas “Look up here, I’m in Heaven/I got scars that can’t be seen” (Mira hacia arriba, estoy en el cielo/Tengo cicatrices que no pueden ser vistas) podemos ver al artista sufriendo en una cama de hospital, mientras una fuerza ajena tiene poder y control evidente sobre él. Después, trata de escribir algo con mucha dificultad y, finalmente, se escabulle en un clóset oscuro. Esto podría interpretarse como su enfermedad, su dificultad para despedirse y su ataúd. En el video aparece el mismo cráneo enjoyado que la chica extraterrestre remueve del cuerpo del astronauta en ‘Blackstar’.

Además de la trama del video, Lazarus, o Lázaro de Betania, es un personaje bíblico que es revivido por Jesucristo cuatro días después de su muerte. Bowie, pese a que ya no está en su forma física, ha revivido. Ahora lo vemos y todo tiene sentido. El mensaje estuvo ahí siempre, pero tenía que pasar lo inevitable para poder comprenderlo.

En el aspecto musical, el estilo no puede ser encasillado en ningún género. Según Tony Visconti su objetivo fue evitar el rock and roll a toda costa. Así fue, lograron una combinación de tiempos irregulares propios del jazz, saxofones disonantes, sintetizadores, bajos contundentes, finos arreglos de cuerdas y más detalles que se condensan en algo inclasificable con la sensación primordial: oscuridad. Todas las letras tienen cierto aspecto conflictivo, nostálgico y sombrío, sobre todo la pieza con la que concluye “★”, ‘I Can’t Give Everything Away’, en la que habla de que algo está muy mal, calaveras a sus pies y el hijo pródigo (quien se pierde en las sombras y después regresa).

Después de este recuento, quizás David Bowie no sólo dejó “★” como su fina despedida, tal vez nos quiso decir algo más profundo que un elegante adiós. Lo que es certero es que vivirá hasta el fin de la eternidad.

————————————————————————————————

Este texto lo puedes encontrar en nuestra versión impresa de la revista WARP Magazine no. 78: The Gift Of Sound And Vision, un especial dedicado a David Bowie en su totalidad. Para conocer los puntos de venta, haz clic aquí.

También disponible con contenido exclusivo y sin costo a través de nuestra aplicación para iOS.

wm 78 david bowie