#WARPPresenta: Entrevista con Albert Hammond Jr., la música y juventud del guitarrista de The Strokes

// Por: Oscar Adame

Mie 4 julio, 2018

Foto por: Vidal Cruz

Como miembro de The Strokes, Albert Hammond Jr. logró todo lo que un adolescente moriría por presumir. Con su primer disco, Is This It (2001) se convirtió en un pilar creativo de la agrupación a la que todos los medios y escuchas del mundo calificaban como “la salvadora del rock“.

Las brillantes líricas de Julian Casablancas en conjunto con los pegajosos ganchos de guitarra de Hammond los colocaron en las bocinas de todos los jóvenes del mundo, mi secundaria estaba infestada de chicos que cargaban su guitarra de lado a lado para presumir su interpretación de las líneas de temas como ‘Reptillia’ o ‘Someday’ y no sólo me pasaba a mí, el último disco de Arctic Monkeys abre con la frase, -“yo sólo quería ser un miembro de The Strokes“-, como una muestra fortuita del impacto cultural que el trabajo de estos chicos tuvo a principios del nuevo milenio. Sin embargo, todo lo que sube tiende a bajar, la juventud no es eterna, la gente cambia y ya no puede presumir de divertirse como antes. Los chicos divertidos que se consolidaron como los salvadores del género se convirtieron en adultos y la pose empezó a romperse para ellos mismos.

Cansado de las dinámicas repetitivas de su banda, Albert comenzó con una fructífera carrera como solista en el 2006, con un recibimiento crítico bastante positivo que le ayudó a atreverse a experimentar más en ¿Cómo te llama? (2008), un material que contó con piezas pop, soul, rock y varios instrumentales psicodélicos. Su evolución como artista se ha visto a lo largo de dos discos más, Momentary Masters (2015) y Francis Trouble (2018), mismo que me dice es -“el mejor material que he grabado en mi carrera, todo lo que he aprendido está ahí impreso“-. 

Ahora está en búsqueda de lograr que el show de sus sueños se vuelva una realidad, tocando frente a docenas de miles de personas en grandes arenas como solista. Ve al acto en vivo como el fin último de la música y por medio de ella quiere conectar a la gente de la misma forma en cómo conectamos con él hace un par de semanas, cuando tuvimos una plática muy agradable respecto a sus objetivos y la pérdida de su juventud. 

La Entrevista

En el último par de semanas una cita del nuevo disco de los Arctic Moneys se ha convertido en algo viral. En ella, Alex Turner declara que lo único que quería es ser parte de The Strokes, siendo él una figura tan importante para la industria de la música en este momento dice mucho respecto al trabajo que hiciste en el pasado….

Sí, claro y no sólo sobre el trabajo, si no también respecto a lo que hacíamos como forma de vida. Tratábamos de experimentar con ella como si fuera una pandilla, algo divertido que hacer. Creo que no pensó en esa línea como una muestra de nuestra importancia, si no sólo como una memoria de su juventud, porque cuando creces piensas en el hecho de que una gran parte de tu vida se ha ido muy rápidamente, así que creo que él quería decir algo como, -“Oh, recuerdo cuando quería ser un miembro de The Strokes, eran tiempos más sencillos”-.

Sí, es probable. Pero quiero saber qué fue lo que tú pensaste personalmente cuando escuchaste esa línea.

La verdad yo no quería pensar mucho en ello jajaja, pero la gente no paraba de enviarme mensajes. Esta es la primera vez que pienso en ello de forma más atenta, es cool que haya pasado, pero no me gusta pensar en ello. Creo que es más divertido para otras personas que para mí.

¿Crees que tu juventud haya sido tan divertida como las personas creen debido a la pose y discurso de The Strokes?

No lo sé, no pienso mucho respecto a mi juventud. Creo que fue más divertida como parte de la historia, de lo que se escribió, pero no lo sé. Tuve mucha diversión.

Una de las cosas que creo que hicieron que The Strokes no creciera más es que no se permitieron experimentar mucho más allá de lo que hicieron en su debut. Tu carrera solista, por otro lado, parece un escape de ese sonido y pose. ¿Te sientes más libre de esta forma?

Creo que hay dos lados diferentes en mi carrera, porque uno tiene mucha historia y ha estado junto por mucho tiempo y el otro es solo tú mejorandote a ti mismo. Entonces no sé, para alguien que encontró el amor con la música, que quiere escribir canciones, canta y toca la guitarra, siento que este álbum es la culminación de todo lo que he aprendido y todo lo que he querido ser. El frontman que quería ser en el show. Eso es lo que obtengo en los shows en vivo. Eso es lo que obtengo de la vida y la atmósfera con la banda es una colección de personas, es diferente, sabes, la interacción entre 5 personas.

Una cosa que creo que es muy importante para un proyecto de musical es no sólo crear el discurso alrededor de la música, si no también del personaje….

Claro, estoy completamente de acuerdo. En este último disco traté de enfocarme mucho en el trabajo gráfico que lo acompaña, muchos visuales y arte. Incluso he tenido sueños de cómo quiero que se vea el escenario, cuando hago shows grandes y puedo jugar más con ello, aunque siempre hago cosas interesantes. Mi micrófono tiene cinta roja alrededor, es mi micrófono especial.

¿Cómo ves al escenario en tus sueños, es muy distinto al real?

 Sí, el escenario es similar, creo que la diferencia es el tamaño de los shows. Yo quiero que mis canciones sean escuchadas en arenas muy grandes, ya ha pasado, le abrimos a The Killers en varias arenas en Estados Unidos y fue muy bueno tener esa experiencia. Creo que tuve el cuarto para expresar ciertos sentimientos, es más divertido, por ello trato de hacerlo crecer porque este show existe, pero sólo en aspectos pequeños.

Entonces tu objetivo no es el ser este tipo de músico que crea algo conceptual en el escenario, quieres sentir la atmósfera de la audiencia…

Creo que puedo ser las dos cosas. Me gustaría que hubiera la posibilidad de que te vayas a casa y escuches el disco que tiene una idea y ser posible que estés en la noche escuchando la única verdad, pero también quiero llegar a un show y que sea una experiencia visceral. No tiene que ser grande para poder hacerlo, es divertido poder soñar en grande. Me parece extraño que alguien no quiera tocar en lugares enormes, es emocionante juntar a mucha gente y crear una experiencia a través de ellos.

Como ejemplo, lo que ha sido más divertido respecto a este disco es que tengo conciertos los martes, miercoles y viernes, siempre llueve y la gente entra. Es una atmósfera fria, lo sientes cuando conoces a alguien por primera vez, toma tiempo el calentarse, incluso en una fiesta. Tu trabajo es salir y hacer que todos se sientan cómodos para interactuar. Todo se construye a través de tu actuación, no a través de decirles que tengan diversión, la idea de controlar a las personas para tener una experiencia, de que salgan del cuarto distintos a como llegaron es un reto muy interesante. La idea de que acrecientas el cuarto cada vez más es excitante como un artista.

Todas estas historias me hacen creer que has tenido varios conciertos que te han marcado.

Sí, ha habido conciertos en los cuales me siento como de –“¿qué está pasando?”-, los conciertos en vivo son los lugares en donde siento que la música moderna existe en el presente. Antes tocabas shows para vender discos y ahora vendes discos para tocar shows, creo que el éxito viene de esa parte en mi mente porque no creo que las reproducciones o las redes sociales sean reales. La forma en cómo se consume la música es muy distinta.

Ahora tienes el poder del Internet para vender más discos, pero es mucho más dificil el captar la atención de alguien por la gran variedad… 

Sin duda, nadie escucha discos enteros hoy en día, es muy dificil y no me gusta eso.

¿Cómo le haces para convencer a la gente de ir a los shows?

Esa es una gran pregunta jajaja. La verdad es que no tengo ninguna idea y he tratado de darme cuenta cuál es la razón. Creo que lo mejor es el efecto boca a boca, en este último tour tuvimos las audiencias más grandes que hemos tenido en la carrera, muchas personas de algunas ciudades que está más relacionadas con mi trabajo han sido sold-outs desde el inicio, pero otras plazas son muy difíciles.

En esta ocasión hubo conciertos muy intensos y creo que gracias a los videos que la gente comparte en el Internet, logramos llenarlos todos. La gente quiere ser parte de lo que han visto en las redes, es un elemento importante a ello, pero no tengo una respuesta definida jaja.

De hecho me dijeron que este tour de medios es para ayudarte a encontrar venues más grandes en un futuro cercano.

Sí, estoy aquí porque cada vez que vengo es sólo para tocar un show y parece que no le doy a una audiencia un lugar que les gustaría visitar. La atención para quizás capturar más personas que vengan al show y hacerlo más especial que solamente una parada en el camino, entonces pensé que si hago dos días así, puedo construir un momentum.

No creo que sea tan difícil, eres bastante popular aquí…

The Strokes son los populares, si lo soy es asombroso, pero es difícil colocarme en un festival aquí o bookear un concierto. ¿Cómo hacerte publicidad en un país en donde no vives, cómo le dices a la gente que vas a visitarlos?, tienes que hacer más conexiones y creo que este es el disco para hacerlo. Creo que es mi mejor trabajo en todos los niveles.

Siento que todas las agrupaciones que derivaron de The Strokes, como Arctic Monkeys, Franz Ferdinand, The Kooks construyeron su discurso al 100% alrededor de su juventud, son bandas divertidas y jovenes que podían hacer lo que querían. Ahora como adultos que están por llegar a la mediana edad, hay algunos que han evolucionado, pero otros tantos que no. ¿Qué opinas al respecto?

Creo que en la adultez puedes seguir hablando sobre la juventud, pero desde enfoques distintos. Todos tienen su propio ciclo creativo y a veces a ti te gustan diferentes cosas cuando creces, no puedes ser tu juventud para siempre. Puedes hablarlo una la manera triste o a veces lo vuelves a descubrir y lo usas en una nueva manera; viene en olas.

Esa parte siempre existirá para poder regresar, pero no creo que la gente pueda quedarse en esa forma por siempre. Extrañamente, yo siento que lo he hecho al revés. Siento que entre más viejo soy, mis álbumes se han vuelto más energéticos y se escuchan más joviales. Debí haber hecho este disco a los 18 y no ahorita, pero así son las cosas.