#FromTheMag: Entrevista con Marilyn Manson, Someone Else Will Pay For Your Sins

// Por: Diovanny Garfias

Jue 24 mayo, 2018

-“De joven no estaba contento con quién era, por eso que me convertí en Marilyn Manson que no es solo un trabajo, Manson se convirtió en parte de quién soy, es un nombre y es una forma de describirme. Escogí el nombre cuando era periodista, imaginé que necesitaba escribir un artículo sobre una banda, así que comencé a pensar en la banda de Marilyn Manson, describiendo lo buena que era la música y cómo crearon algo que no existía, descubrí que a la gente le gustó y así comencé… y ahora henos aquí”-.

El próximo año Brian Warner no solo cumplirá 50 años de edad, también celebrará el 30 aniversario de Marilyn Manson, la personificación de todo aquello que idealizó cuando era un niño, cuando soñaba con ser un rockstar y batir a punta de lonchera al bully de su clase. A través de tres décadas el músico, pintor, actor y escritor adoptó diversos ropajes sonoros para convertirse en la persona que necesitaba ser: ya fuera con el sonido industrial que Trent Reznor le acuñó en Antichrist Svperstar (1996), el rock glam de Mechanical Animals (1998) o con el blues rock que encontró con el productor Tayler Bates en The Pale Emperor (2015), Manson bien podría escribir un tratado (prologado por David Bowie) sobre cómo cambiar sónica y materialmente en la industria del entretenimiento.

-“Generalmente me gusta vestirme como me siento y eso me hace feliz, para mí no es una tarea disfrutar mi imagen, a veces me cuesta trabajo lavarme la cara, pero creo que las personas realmente exageran el concepto de mi maquillaje, sobre todo cuando me comparan con KISS. Uso maquillaje como alguien que lo robó de la farmacia, de hecho, solía hacer eso, robaba delineador negro, a veces aún lo hago, pero por diversión [risas]. Aunque siempre trato de diferenciar la manera en que me veo diario y como me veo en el escenario”-.

Ya sea de política, religión, ocultismo, la farándula hollywoodense o las redes sociales, Manson siempre tiene la necesidad de hablar del mundo en el que vive, vomitar con su música lóbregas representaciones de lo que para él es la realidad, incluso si esto implica hablar de la muerte, algo con lo que el músico ha lidiado en los últimos años, primero con la partida de su madre, Barbara J. Warner en 2014 y el año pasado, tras el fallecimiento de su padre, Hugh Warner. Con lo anterior como referencia inmediata nació Heaven Upside Down (2016) su décima placa de estudio.

En el disco, Manson buscó alejarse del sonido convencional que logró con Born Villain (2012) para rencontrarse a nivel musical con ese personaje llenó de ira y ferocidad de sus primeros álbumes. Sin llegar a los mencionados extremos, el disco se convirtió en un clásico moderno de su discografía, con rock, punk y una pequeña dosis de electrónica; a nivel lírico el dolor de la pérdida de su papá dotó al artista de mucha perspectiva y sobre todo, de claridad creativa.

La Entrevista

Heaven Upside Down, no solo se colocó en varias listas entre lo mejor del año, también fue uno de los más vendidos ¿Cómo te sientes sabiendo que tu arte y tu música sigue alcanzando grandes audiencias cuando hablas de temas como violencia o el lado obscuro de la condición humana?

Estoy muy orgulloso, me encantó saberlo ya que a veces olvido que mi padre murió literalmente dos días después que terminé el álbum, a veces quisiera mandarle un mensaje y llamarlo, ¿sabes? Es algo que quisiera poder compartir con él, estaría muy contento. Pero bueno, ese es el regalo que él me hizo, darme cuenta de la importancia de tu tiempo en el círculo de la vida.

¿De qué manera influyó la muerte de tu padre a la creación del disco?

Cuando lo terminé quería que sirviera para explorar el hecho de su muerte, quería ver lo que saldría, pero descubrí que el álbum no hubiera representado correctamente lo que es en sí mismo y que no funcionaría, la historia que había creado con su final, mi final.

¿Qué historia querías contar con Heaven Upside Down?

Quería que fuera como una película, que cada canción funcionara como una escena, que si te gustaba el principio la vieras hasta el final para entender cómo avanza la trama. Tyler (Bates) y yo discutimos durante algún tiempo el título, porque de ello dependerían los detalles de la historia y la música. La música tenía que ir de la mano con el dialogo, el cual sería la letra de mis canciones.

¿Alguna vez has sentido curiosidad por formar una familia?, tener hijos, una esposa, ¿o no es algo que necesitas en tu vida?

Claro que lo he sentido, sobre todo ahora que no tengo una familia inmediata, pero no quisiera tener hijos si no estoy ahí para ellos por mi trabajo, ya sabes, salir de gira y llevar este estilo de vida, no me gustaría descuidarlos o no estar ahí para guiarlos correctamente.

¿Qué clase de papá serías?

Creo que sería un padre no convencional [risas]. Creo que todavía no estoy listo para tomar una decisión al respecto, así que es algo que tendré que contestar en otra ocasión, supongo [risas].

Volviendo a la música, trabajaste con Tyler en la producción de The Pale Emperor y ahora en Heaven Upside Down, ¿qué te motivó a hacer equipo con él de nueva cuenta?

Cuando conocí a Tyler tuvimos una unión musical automática, fue algo orgánico respecto al rock and roll, creo que eso cementó nuestra conexión y permitió que siguiéramos haciendo cosas juntos. Él entendió mi forma de ser y me deja desenvolverme cuando escribimos una canción, nuestra amistad permite que podamos crear una canción incluso si mi inspiración viene de un sueño.

Creo que hay varias similitudes temáticas y sonoramente entre Antichrist Svperstar y Heaven Upside Down, ¿crees que ambos discos surgieron del mismo lugar a nivel creativo?

Tuve una razón similar para hacer este álbum, no puedo explicar exactamente de donde vino, pensarías que es por las drogas y todo el ambiente alrededor de la producción, sin embargo, creo que proviene de mí, de cosas que había soñado o que había visto. Cuando hice Antichrist Svperstar me basé en mis sueños, no digo que estuviera bien, pero así pasó, fue parte de mi proceso, basarme en mi vida. Así pasó con Heaven Upside Down, tuve una gran cantidad de sueños lúcidos, pero no me sentía satisfecho porque no los podía retratar tal y como habían sido. Comencé a tener muchos sueños lúcidos igual que cuando hice Antichrist y eso me hizo conectar con algo más grande y oscuro, algo que crearía caos, algo que podría distraerte de tu día a día en el mundo.

Así que pensé que podría regalarle algo al mundo, diversión, o inteligencia común, todo lo que hace que yo disfrute hacer música. Todo lo que haga lo quiero disfrutar con la esperanza de que las personas lo disfruten y quieran ser parte de ello.

La entrevista estará disponible en el próximo WARP 88 Spring-Summer.
Puedes leerla ahora mismo a través de nuestro Issuu.