#WARPPresenta: Entrevista con The Drums, el acto de hallarse a uno mismo en la música

// Por: Oscar Adame

Lun 16 octubre, 2017

Jonathan Pierce siempre se ha distinguido por sus letras llenas de drama, su pasión por los colores brillantes y las melodías simples, pegajosas, perfectas para ser silbadas.

A principios de junio regresó a The Drums con más historias listas para ser escuchadas. El disco resultante Abysmal Thoughts terminó siendo señalado como uno de sus trabajos más personales y maduros en su lírica.

Es por ello que decidimos platicar con él respecto a su experiencia al grabar su nuevo disco y sobre aquello de lo cual nunca habla en sus canciones: Sobre las cosas que lo hacen sonreír.

No olvides que The Drums es una de las agrupaciones que forman parte del cartel del Festival Corona Capital 2017.

Cuando diste el anuncio del lanzamiento de tu nuevo disco, Abysmal Thoughts, declaraste que la felicidad en tu vida es como un pequeño flash que se va tan rápido como llega. ¿Escribiste este álbum en medio de uno de esos momentos?

No, todo lo contrario en realidad. Estaba saliendo de una relación que fue muy importante para mí y me encontraba en una situación muy obscura, mi corazón fue destruido por completo y empecé a beber de más y a salir con muchas personas sólo por el hecho de salir. Estaba destruyendo mi vida y mientras pasaba no podía dejar de pensar en preguntarme ¿quién soy yo, cuál es el punto de mi vida, cuál es el punto de The Drums y para qué hacer música?

Al grabar el disco empecé a sentirme mucho mejor conmigo mismo y con mi vida, me comprendí. Podría decir que fue un salvavidas pues toda mi frustración se fue con la música.

¿Crees que el hacer música te ha ayudado a comprenderte mejor a ti mismo?

Sí, como todo en el desarrollo de componer una canción es una abstracción personal, puedes interpretar aquello que haces inconscientemente y comprenderte al hacerlo.

Me siento muy dichoso de poder tener esta posibilidad, la oportunidad de vivir de mis propias abstracciones, de mis propias preguntas y persona. No me imagino siendo un bombero o un cartero, no podría compartir lo que soy y creo que éste disco es el más abierto y sincero que he hecho.

Como banda tienes que pensar también en lo que quieren los demás y en su discurso; este es mi primer álbum solista y todo lo que hay en él es lo que me representa.

Dices que es tu disco más personal porque es tu primer disco solista, sin embargo has dicho que desde el inicio la música de The Drums ha sido 100% de tu autoría. ¿Por qué crees que haya cambiado entonces?

Es cierto, pero Jacob siempre tenía palabra sobre lo que hacía, me controlaba de forma creativa y me ponía muy nervioso. Así que cuando se fue me dije a mí mismo que esto podría ser un regalo, pues es difícil para mí colaborar con otras personas.

Yo quiero exponer la forma en cómo pienso y lo que mi arte me dice a mí mismo, las posibilidades de hacerlo se limitan cuando hay más gente.

¿Recuerdas alguna ocasión en particular en la cuál tu banda haya sido una limitación?

Recuerdo que una vez estaba muy emocionado por una canción, era respecto a la experiencia que tuve al perder mi virginidad. Jacob llegó y me dijo que no era un buen tema del cual hablar y yo le contesté que estaba loco, no tenemos 12 años, y no tenemos por qué no hablar de ciertos temas.

Ese tipo de situaciones se repetían todo el tiempo.

En pasadas entrevistas has declarado que ningún integrante de The Drums tuvo experiencia o conocimientos técnicos respecto a composición musical, ni respecto a sus respectivos instrumentos. ¿Crees que esa ignorancia haya sido base para que The Drums sea lo que es?

Sí, en verdad todo en mi vida es minimalista, supongo que por eso tiene sentido que mi música lo sea. Nunca he querido que haya algún elemento en mi música que no debería de ir. Siempre he dicho que si puedes silbar una canción y la gente a tu alrededor puede identificarla, es porque es una buena canción. No necesitas mucho para lograrlo.

Este disco sigue siendo minimalista, pero también empecé a experimentar con instrumentos con los cuales no estoy acostumbrado, sobretodo percusiones, a las cuales adoro.

Es chistoso porque yo nunca había tocado la guitarra hasta que empecé con el proyecto y todo fue muy natural, sólo seguía las melodías inconscientemente. No sabía lo que estaba haciendo y sigo sin saberlo.

Creo que eso es algo muy especial y tiene un trasfondo: Como eramos pobres no teníamos acceso a los programas que todo mundo estaba usando, ni a los sintetizadores, ni a clases de música, ni a nada de eso. Nos las arreglamos con lo que teníamos y de ahí que todo suene distinto a lo que se hace actualmente.

Sabemos mucho de tu tristeza y de las experiencias que la han conformado gracias a tu música, sin embargo no sabemos nada de lo que te alegra. ¿Cuál es el momento más feliz que has tenido en tu vida?

No sé si haya tenido un momento alegre en mi vida. Ha habido ocasiones en las cuales pienso que soy feliz pero nunca es cierto, sólo es confusión.

Espera, sí hay un momento especial.

Yo soy un gran amante de los animales, sobretodo de los perros y una vez tuve la oportunidad de rescatar a un par de cachorros mientras grabábamos Encyclopedia. Me hizo muy feliz poder darles una nueva oportunidad de vida, los veía felices mientras los sacaba a pasear y jugábamos en el parque. Los animales me hacen muy feliz, mi mayor objetivo es vivir entre perros todo el tiempo.

Cuando sea grande quiero tener una granja y tener cientos de ellos corriendo por todos lados.