Estilo barroco: una forma de decoración arquitectural

// Por: Staff

Mar 3 enero, 2017

//Por: Carolina Barragán

En ella se adoptan las líneas curvas frente a las rectas para generar mayor dinamismo y expresividad, las fachadas adquieren la máxima importancia pues en ella se suelen volcar los mayores empeños decorativos mediante numerosas cornisas y columnas griegas, romanas y salomónicas. Por el predominio de los elementos decorativos sobre los constructivos, se puede afirmar que el estilo barroco más que un estilo de arquitectura es una forma de decoración arquitectural.

Los conceptos de volumen y simetría vigentes en el renacimiento son reemplazados por el dinamismo y la teatralidad. El producto de este nuevo modo de diseñar los espacios es una edificación de proporciones, un recurso tendente a lograr diferentes efectos ópticos y contrastes cromáticos y lumínicos, tanto en las fachadas como en el diseño de los interiores.

SONY DSC

SONY DSC

Los centros de mayor desarrollo del barroco en México, fueron: la Ciudad de México y Puebla. La arquitectura fue la disciplina que mayor importancia cobró con respecto a otras artes. En la arquitectura barroca mexicana se multiplican y realzan las formas de los arcos, los frontones son abundantes y las molduras se realzan. La columna es exuberantemente ornamentada y se decoran todos los entrepaños. Las líneas se rompen hasta el infinito, y la talla y la escultura se convierten en elementos decorativos, como por ejemplo:

Catedral de Puebla

Se conoce a la catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción de acuerdo a su advocación mariana, es la sede episcopal de la arquidiócesis de Puebla. La catedral es considerada como uno de los museos más importantes de arte novohispano y posterior por los tesoros que alberga. A lo largo de los siglos se ha enriquecido en obras de pintura, escultura, orfebrería y carpintería de gran calidad artística, así como sus decorados, las grandes puertas entableradas, cancelería y los tesoros de la sacristía que resguardan los ricos ornamentos sacerdotales bordados con hilo de oro y plata, vasos sagrados, cálices, copones, relicarios y cruces bañados en oro de incrustaciones de joyas y diamantes. Su archivo histórico posee documentos que datan de la fundación de la ciudad y muchos están en espera de ser clasificados. La catedral tiene cinco portadas con accesos al interior, una en ambos costados, tres en el frente, y todas obedecen a un sobrio estilo renacentista.

puebla

Tiene 14 colosales columnas de estilo dórico de casi 15 metros de altura desde el zócalo hasta el capitel, estriadas todas, 6 pilastras de la misma altura, sostienen las bóvedas y arcos de la nave superior y 18 columnas empotradas en los muros laterales de 9.78 metros de zócalo a capitel, sustentan las bóvedas de las naves inferiores. Todos los pilares cargan el peso de cuarenta bóvedas y dos cúpulas siendo todos de cantera gris que fue traída de los pueblos vecinos de la ciudad y labrados con una precisión que la obra parece exenta de errores. El enlosado es de mármol rojo y negro alternado, llamado de Santo Tomás. El edificio está iluminado por 124 ventanas, de las cuales 27 son redondas, empleando 2215 vidrios que originalmente fueron puestos en el año de 1664.

El ciprés está decorado por 48 acheros o blandones, de plata con sobrepuestos dorados, de un metro de alto de exquisita hechura, con sus respectivas hachas o velas, y 8 blandones de plata con sobrepuestos dorados, 4 hermosas jarras de plata bruñidas con sus ramilletes de plata copella de 1.80 m de alto se combinan con los dichos blandones y en el tabernáculo otras cuatro jarras iguales con sus ramos aunque de 1.20 m de altura, 25 candiles y 6 lámparas penden de las bóvedas de la iglesia, de las cuales destacan dos que penden a los lados del tabernáculo de más de 2 m de alto y 30 luces cada uno.

catedral-puebla

Catedral de la CDMX

La Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos de Ciudad de México es la sede de la Arquidiócesis Primada de México y se ubica en el lado norte de la Plaza de la Constitución, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, en el lugar que ocupaba el Templo Mayor azteca. Las medidas aproximadas de este templo son 59 metros de ancho por 128 de largo y una altura de 60 metros hasta la cúpula, lo que la convierte en la mayor catedral de América y una de las obras más sobresalientes del arte hispanoamericano.

altar_of_the_kings

La Catedral se resume en si misma todo el arte de la Colonia. Su construcción tardó casi tres siglos, de manera que en ella se compendian todos los estilos, lo admirable es haber conseguido la unidad dentro de lo diverso; unidad espiritual si se quiere, ya que no visual, pero al fin unidad la Catedral representa la continuación de la serie magnífica de catedrales españolas.

Desde el punto de vista social, la historia de la Catedral de México nos enseña cómo las grandes creaciones son obra en este país del esfuerzo personal, la Catedral debe su existencia a determinadas personas: los arzobispos, los reyes de España. los virreyes y los artífices que levantaron el edificio muchas veces con su propia sangre. Al transcurrir de los años la Catedral se impone como una necesidad latente, a la cual hay que consagrar todo el esfuerzo; no faltaron contradictores a la obra; mientras más grandiosa es, mayores son , como lo prueba el magno proyecto de don Vasco de Quiroga para su catedral de Pátzcuaro. La fuerza de voluntad de quienes se consideraban obligados a llevar adelante la obra venció todas las dificultades, y así pudo desarrollarse, el esfuerzo de los virreyes que concluyeron la Catedral demuestra que casi era el asunto más importante que en su gobierno desarrollaban. Verdadera emulación surge entre los gobernantes de Nueva España para ver quién cerraba más bóvedas de la naciente Catedral. En verdad puede afirmarse que, en la historia que va a leerse, cada piedra lleva inscrito un nombre.

catedral-de-mexico