Estilo gótico: El reflejo de la divinidad

// Por: Staff

Mar 20 diciembre, 2016

//Por: Carolina Barragán

El arte gótico se caracteriza por la verticalidad y la luz, que es el reflejo de la divinidad.

En el campo de la arquitectura, el obstinado equilibrio simétrico y la regularidad y geometrismo del románico, son desplazados, ya no tiene que apegarse a formas regulares para construir sino que se ve libre para trabajar, en este contexto y aunque la arquitectura sigue sujeta a ciertas reglas básicas de geometría, los edificios se liberan del rigor racional anterior y a sus estructuras se les permite la vida y la espontaneidad; utiliza este empirismo ingenieril al inventar ingeniosas soluciones tectónicas con el fin de crear espacios de gran altura y colorido.

catedral-milan-terraza

Una de las catedrales que más me gusta de este estilo es:

La catedral de Milán, construcción icónica de la ciudad, dedicada a Santa María Nascente, es uno de los edificios más famosos y complejos del mundo, mezcla de gótico tardío, gótico francés y renacentista, se inició en el año 1386 por la ambición del Duque de Milán y del arzobispo que querían darle a la ciudad un monumento religioso digno de su importancia.

turismo

Hasta su finalización en 1887, pasó por la mano de diferentes arquitectos, es decir que es un producto de varios ingeniosos, creativos y notables artistas del diseño y la construcción, los detalles finales de la obra se terminaron durante el siglo XX y a pesar de las generaciones todavía quedan algunas estatuas sin esculpir.

El Duomo di Milano es considerada la segunda Catedral Católica romana más grande del mundo, después de la de Sevilla.

Se levanta en el centro de la Plaza del Duomo, en la ciudad lombarda de Milán, Italia, tiene una planta, en forma de cruz latina que ocupa casi 12,000 metros cuadrados, tiene 157 metros de largo, su parte más ancha mide 93 metros en el transepto y puede albergar 40,000 personas en su interior.

___duomo_di_milano____by_erhansasmaz-d4dtizn

Destacan sus 135 agujas y la rodean aproximadamente 3,400 estatuas, incluidos los 96 gigantes de las gárgolas. La aguja más alta, con la estatua de la Virgen, mide 108 metros, su construcción la conforman 5 naves, una central y dos laterales a cada lado, descansando sobre 40 columnas de 24.5 metros cada una, su acceso se efectúa a través de cinco grandes puertas de bronce desde la Plaza del Duomo, los portales están decorados con relieves realizados entre los s. XVI y XVII con diseños de Cerano.

Entre 1500 y 1510, bajo Ludovico Sforza, fue completada la cúpula octagonal y se decoró su interior con cuatro series de quince estatuas cada una que representan a santos, profetas, sibilas y otros personajes del Viejo Testamento.

catedral-de-milan-desde-piazza-del-duomo-1024x683

Su interior tiene una luz particular, los rayos de luz coloreada que se filtran por los vitrales góticos, crean una atmósfera solemne y mística, Nicolò di Bonaventura se encargó del ábside, el cual merece una atención muy especial debido a sus tres inmensos ventanales con vidrieras, los cuales son considerados los más altos del mundo.

Para los cimientos fueron utilizados más de 1000 metros cúbicos de serizzo, especie de roca granítica que se encuentra en grandes bloques en las canteras, mientras que, para la construcción del templo, fueron necesarios casi 600.000 grandes bloques de mármol de Candoglia, este mármol, es de un color que varía entre el blanco cándido, el rosado o el azul, según la luz que reciba, tiene además gran resistencia a la intemperie y una estructura muy compacta dotando al edificio de una gran plasticidad. La nave central está construida con ladrillo y recubierta de mármol y la fachada está recubierta de mármol blanco esculpido, las puertas de la fachada principal son de bronce.

milan-cathedral-4-final