#FromTheMag: Borders, una mirada a los derechos humanos en la era de la migración

// Por: Staff

Mar 29 mayo, 2018

Foto por: Notimex

Por: Eunice Rendón, coordinadora de Agenda Migrante y experta en temas de Seguridad y Migración

“Borders, What’s up with that?
Politics, What’s up with that?
Police shots, What’s up with that?
Identities, What’s up with that?
Your privilege, What’s up with that?
Broke people, What’s up with that?”

-BORDERS, M.I.A.

Ningún ser humano es ilegal. Podrá ser indocumentado, pero no deja de ser garante de los derechos humanos fundamentales.

Hoy, la migración es de gente preparada. México es uno de los países con más diáspora calificada en el mundo. Hace 20 años, la gente migraba por falta de oportunidades laborales. A partir del 9/11 se fortaleció la dinámica de seguridad en la frontera provocando que el migrante que cruzaba a diario tuviera que llevarse a su familia a vivir consigo.

El fenómeno social de familias binacionales es un híbrido cultural puente entre países. Durante la Administración de Barack Obama deportaron cerca de 3 millones de mexicanos. De los deportados del periodo de Obama el 80%, era de seres en tránsito, pero Trump deporta a seres cuyas raíces son estadounidenses. En el primer año disminuyó la deportación un 24% y los arrestos fronterizos un 17%.

El Tráfico de Personas

En agendamigrante.mx documentamos 43 historias de personas deportadas durante el primer año de Trump y, mucha información de sucesos relevantes al tema migratorio.

Cuando la frontera endurece sus reglas de seguridad resulta contraproducente, pues abre la oportunidad a nuevos negocios. Simplemente, el tráfico de personas se convierte en trata de personas. Si antes costaba 15 mil pesos cruzar ilegalmente, ahora cuesta 30 mil, y cobran un depósito, una vez en los EEUU deben trabajar para ellos hasta saldar la deuda.  La gente va a seguir cruzando, pues hay americanos metidos en esto. Migrantes reportan que pueden pasar con pase AA y AAA, dependiendo de cuanto pagues, pasas en camión o te cruzan por el río.

DACA, acrónimo en inglés es:  Deferred Action for Childhood Arrivals, se traduce como “acción diferida para los llegados en la infancia”.  Lo que Trump busca con los DACA es separar a familias. Obama dejó a los DACA vulnerables, ahora se dan cuenta que los dreamers organizados buscan que se pase el Dream Act, esto es, del acrónimo inglés: Development, Relief and Education for Alien Minors Act (Ley de fomento para el progreso, alivio y educación para menores extranjeros), proyecto legislativo bipartidista, debatido en el congreso estadounidense, junto a la Reforma migratoria, para conceder la ciudadanía a estudiantes indocumentados que hubiesen llegado a EEUU siendo menores de edad.

Foto por: NOTIMEX

 

¿A qué se enfrentará el próximo presidente de México? 

Debe afrontar el tema de la migración. Ninguno candidato ha formulado propuestas. Los asuntos de los migrante son de política pública y de Estado. En EEUU hay 56 Cortes Migratorias saturadas, el proceso para deportar es lento y doloroso, tardan años defendiendo un caso viviendo en centros de detención, únicamente, el 30% de la comunidad cuenta con un abogado. Hoy la participación policial contribuye con: Immigration and Customs Enforcement ICE, para detener migrantes. Se triplicó el número de arrestos de personas sin récord criminal que solo por su aspecto los detienen ven que son indocumentados y los aprehenden.

Por esto, el próximo presidente debe tener un plan de defensa a los mexicanos que viven en los EEUU, fortalecer las capacidades de los consulados en temas de protección y vinculación comunitaria.

Ilustración: Javier Valadez Jr

Revista

El artículo estará disponible en el próximo WARP 88 Spring-Summer.
Puedes leerlo ahora mismo a través de nuestro Issuu.