#FromTheMag: Lectura completa de la master class de Guillermo del Toro en la FICG

// Por: Staff

Jue 7 junio, 2018

Tras triunfar en la edición #90 de los Academy Awards el pasado domingo 4 de marzo, Guillermo del Toro volvió a su ciudad de origen para asistir al Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), donde dio tres masterclass en las cuales profundizó sobre su vida y obra como director de cine.

La clase inició el sábado 10 de marzo en punto de las 16:00 horas en la sala Plácido Domingo del Conjunto de Artes Escénicas. Al ser lo más esperado de todo el festival, su sola presencia ensombreció todo lo demás. No importaban ni las películas que competían en el FICG, no se mencionaban los documentales, ni un pío de los libros que se presentaban y ni siquiera hablaban  de los nominados al Mayahuel. Todo el peso del festival cayó sobre Del Toro.

La Masterclass

Ha sentido como propia la luz de su prodigiosa estrella y el demonio de su creatividad. “El cine mexicano, cuando nosotros empezábamos era el equivalente a la vagancia con la bebida alcohólica, te podía arrestar la policía por hacer cine mexicano.” Bajo su lente, Federico Lupi abrió el camino de un titán. Al tiempo fue ocupando el único lugar posible en la historia del cine, el propio, el de su creación sin medias tintas, sin compromisos mas allá del público y el buen oficio.

Un fauno en el laberinto de las posibilidades infinitas, de una imaginación que comparte luz con cada uno de nosotros, un hombre que regresa a esta su casa y no la olvida. De algún modo, todos ascendimos un poco con la historia de Guillermo del Toro.

Bienvenidos al Festival Internacional de Cine en Guadalajara, con ustedes Guillermo del Toro y Leonardo García Chao.

L: Cómo decía el espinazo del diablo que es un fantasma? Es un hecho terrible que se repite una y otra vez?

G: Sí, la idea que yo tenía con El Espinazo del Diablo (2000) era la idea de cuando dicen que Cronos (1993) quería hacer todo lo que pensaba sobre el vampirismo, cuando hice el espinazo sobre los fantasmas. En Pacific Rim (2013) quería hacer todo lo que soñaba con monstruos, hombres de acero, y del espacio. En el Espinazo del Diablo (2000), para mí todo es que un fantasma es un asunto pendiente o algo terrible que se repite a nivel histórico, a nivel personal y la película lo expresa con cada personaje.

Una imagen que me parece muy hermosa es el insecto en ámbar. Parece vivo pero está atrapado en el tiempo y, la película tiene una estructura muy común, absolutamente todas las películas que he hecho abren con voz en off, con alguien narrando, incluso Hellboy (2002). Todas tienen algo heredado de los cuentos de hadas desde que existen. En la mayoría de las películas se cierra con una voz en off también; en Cronos (1993) la quité porque me pareció más poderosa la música de Javier que la narrativa.

Son narraciones circulares simétricas. Del Espinazo, lo hermoso es que empieza como acaba pero las imágenes varían y la revelación final que en esta línea es un fantasma, eso soy yo. Es muy potente y sucede con una imagen nueva. Esa, para mí, es mi segunda película favorita. De hecho la primera es la Forma del Agua, El Espinazo, El Laberinto y así la vamos llevando ¿no? pero quería mostrar un asunto pendiente. Es una historia de amor no declarada de Lupi por Melissa Paredes, la historia de amor no declarada de Jaime por Conchita, la bomba en el patio, la infancia de Jacinto, etc. Encuentro que temáticamente cuando uno encuentra el tema de su película, es que ya están trabajando no a priori, se rebela, se rebela y vertebra no sólo el contenido del guión a nivel literario, si no que hacen la vertebración de la idea porque la idea no es crear un caramelo visual, si no una proteína visual; crear cosas que son bellas pero que tienen un sentido narrativo. En el Espinazo del Diablo usamos mayormente el color ámbar durante el día y las formas arquitectónicas son arcos para mostrar que todas esas personas son como insectos atrapados en ámbar, y lo que hicimos en las noches era color cyan, azul verdoso y en los días son absolutamente saturados de ámbares, colores cálidos y el contraste en la noche es el fuego, un poquito de ámbar. Decía yo que eran días de Sergio Leone y noches de Mario Haba.

L: ¿Cómo decides cuál va a ser tu siguiente película?  ¿En qué momento dices la historia que me atrae ahora es ésta?

G: No se decide, se decide de la misma vida. La gente cree que uno está tirado con un sillón con uvas y dice “ahora quiero hacer tal cosa”. La verdad es que la carrera sucede de manera accidentada. Entre Cronos y Mímic hay 5 años de no filmar, entre Mimic y el Espinazo hay otros 5 años de no filmar casi. 4 años y yo, por ejemplo, tengo 25 años de trabajar en cine como director, 30 trabajando en cine y de esos 25 años he escrito o co-escrito cerca de 24/25 guiones con lo cual se han filmado 10 películas, así como 3,4 películas que yo he escrito o co-escrito y alguien más las ha dirigido. La matemática te dice que hay 10 películas que se han escrito y no se han filmado, lo cual si tú has hecho guiones, cada guión te lleva cerca de 1 año. Eso quiere decir que tengo una década perdida, entonces no lo decido.

Yo hubiera querido hacer Pinocho en stop motion hace años, Las Montañas de la Locura hace años. Yo quería hacer películas mexicanas, etc. No nada más lo decides tú. Es un poco la carrera, la economía, las decisiones; soy muy terco. Creo que es el deber de un artista ser muy terco y no hago lo que me encargan, hago lo quiero, lo que creo que necesito hacer y entonces, hay periodos en que no. Si quisiera filmar cada año, por supuesto que hay ofertas, películas muy grandes que me han ofrecido en todos los géneros que no las hago; me ha tocado que me ofrezcan de los superhéroes más grandes pero no los entiendo. A mí me interesan los monstruos. Por ejemplo, los superhéroes que me gustan son monstruos (Hellboy, Hulk, el demonio de Jack Kirbie, Deadman, etc.) No me interesan los cuates caucásicos con capita y calzones.

No entiendo que hacen en sus horas libres o que hacen cuando no está cayendo un edificio del espacio, van a los tacos o limpian el uniforme, ¿qué hacen? Es lo que me interesa mucho. Me interesa las historias aledañas, es decir, si me dices fílmate Waterloo con Napoleón, a mí me interesa muchísimo más la historia del cuate que le plancha los pantalones a Napoleón, su médico o el cuate que arregla los cañones cuando se descomponen; algo aleatorio a la historia principal.

L: Hay alguna manera de recuperar los proyectos que no se pudieron hacer?

G: Algunas veces, algunos se vuelven muy viejos y los olvidas porque ya no te quedan. Por ejemplo, hay un proyecto hermoso que se llama Montecristo, que es la historia del Conde de Montecristo contada durante la intervención francesa en México. Es un cuento gótico que sucede en el norte y el conde tiene una mano que le hizo un juguetero chino que es una mano mecánica y es el pistolero mas rápido del Oeste. Esa me encantaría hacerla pero no he podido, Pinocho igual. Hay otras que sí se pueden y hay otras que ya no se pueden. El plan para mí ahorita es tomármelo con calma. hay un par de proyectos que ya están preparándose y llegarle a esos. Tomar este año para preparar, producir, viajar y abrir oportunidades para que se haga cine en México, para que se haga cine con directores nuevos.

Tengo produciendo con y sin Bertha Navarro desde Cronos, que son 25 años y en esos 25 años, hemos creado películas de primeros directores todo el tiempo. Realmente creo que es muy bello cuando tienes gente como Andie Muschietti, Juan Antonio Bayona, Jorge Gutiérrez, Excelso García y muchos muchos más. Todos ellos son primeros directores y creo que es muy hermoso lo que cada uno de ellos le da al cine. Para mí, Bayona es una voz nueva en el cine, es una voz nueva que no existía antes, maravillosa, potente; Jorge igual, Andie igual. A mí El Libro de la Vida me encanta, me chifla.

L: Y Bayona también ya está en las grandes ligas? Ya está haciendo Jurassic World, ¿no?

G: Sí. Lo importante es que hagan con la carrera. Una vez quedamos amigos siempre, quedo de consejeros de ellos pa’ lo que quieran: dietas, ejercicio, moda, ¿no? Pa’ lo que ocupen. No me llevan para esos rubros pero es su perdida.

L: Bueno ha quedado claro en las 3 sesiones que a ti lo que te interesa es la promoción de jóvenes talentos, y esto lo has implementado a través de 2 becas?

G: 2 becas y lo que falta por hacer. Creo que lo importante en este momento a equis edad, es lo que tú haces porque tu voz exista. Por eso es bien importante. La edad más desesperante en la vida es de los 17 a los 27; es la edad en que dices “ya valí madres”, “soy un acabado”, “no hay oportunidades”, “¿qué voy a hacer?”. Es cuando te sientes más viejo y luego, cuando ya te estás haciendo viejo, te sientes a toda madre pero lo que sucede es que cuando ya tienes una voz. La siguiente cosa más importante es crear una avenida para que la use alguien más. Ya no es importante tanto lo que queda de tu nombre. Por ejemplo, hay cantidad de calles en Guadalajara ahora donde no sabemos quién es la persona que lleva el nombre de esa calle. Yo no sé que hizo Robles Gil, pero puedo dar vuelta a la derecha o a la izquierda y cuando uno hace caminos pa’ la gente que viene detrás, lo hace alguien dentro de 20 años en carrera de cine. Hace una vuelta y no se acuerde de quién eres. Es abrir la posibilidad porque lo decía el día de la beca; cuando abres una posibilidad, cambias una vida. Cuando cambias una vida, cambias una generación. Entiendes y es bien importante.

A mí lo que me pasaba cuando yo hacia cine de joven, evidentemente mi espacio particular era raro. Las películas que yo quería y quiero hacer no son películas que se entiendan fácilmente, ni ahorita ni antes ni después. Son películas que en cierta forma tuvieron que crear su propia continuidad para que se entiendan en contexto. Por ejemplo, La Forma del Agua es una suerte en resumen/glosario de los motivos que existen visualmente y temáticamente. Hellboy, El Laberinto del Diablo, El Espinazo del Diablo crearon su propio glosario. Entiendo que una carrera así relativamente no sea fácil. Lo importante es que se crean ámbitos para que la gente pueda trabajar en lo que quieran. Una de las becas es exclusivamente de animación porque creo que el tesoro más grande que hay en Jalisco son animadores de stop motion, realmente increíbles y creo que la lucha de esa beca, del premio Rigo Mora, de los inicios de la animación que los empezamos en cierta forma en los 90, abrieron un filón donde la gente puede encontrar una forma de expresión en la animación potente. Creo que podemos llegar a ser de Guadalajara, la capital de la animación, del stop motion de América, y creo que quedan cosas por hacer en ese sentido.

Me comprometo con el esfuerzo y mi dinero. Es importante que esa beca para estudiar animación en Gobelins, una escuela en París y estamos dando 2 años de estudio de excelencia en animación. Gobelins es una de las escuelas que aún se empeña encabronadamente en hacer animación en 2D, que es el fundamento de todo, entonces lo que hacemos es pagar 50 y 50 Organización Ramírez y yo (hospedaje, comida, avión, viáticos, material educativo y educación) completito por 5 años. La segunda beca que es la Jenkins-Del Toro que se anunció. Es una beca muy ambiciosa que dura 10 años. El compromiso de la beca de animación es hacer que alguien estudie la carrera entera de cine en cualquier escuela del mundo: Francia, Inglaterra, cada año. La idea es crear un sistema de jurado que no sea permeable por la pinche grilla, es bien importante. Para mí cuando dependemos de una organización gubernamental a veces funciona, a veces no. No podemos estar atenidos a ellos; lo importante es estar atenidos a nosotros, ¿qué podemos hacer nosotros uno por el otro?

La gente que está estudiando aquí, lo importante no son los maestros, si no los compas y el coraje que tienen con el mundo de decir “chinguen su madre, yo voy a hacer lo que quiero hacer”. ¡Eso es lo más importante de estudiar cine! Porque si te juntas con 3 compas y tienen una camarita, eso es, agárrenlo, ustedes hagan lo que puedan con los compas. Volteen a un lado, hagan lo que ocupen pero háganlo inmediato y si sueñen grande y todo el rollo pero con lo inmediato pero si está esta beca tómenla. Yo creo que el mexicano tiene sus raíces muy cabronas para ver el mundo de manera diferente ante todos los demás países, pero también tenemos pasaporte y aprendemos un chingo viajando, y si otros países vienen a México a quitarnos cosas, pues vamos a otros países a quitarles cosas también. Que nos den de regreso una visión del mundo, una sensación estética, una experiencia, una cultura, es permeable, la membrana cultural de un artista abre para ambos lados, vete, aprende y regresa, traite lo que aprendas y acá hacemos cosas, eso es bien importante, saber qué somos ciudadanos del mundo.

L: Cuál es el primer paso para hacer cine?

G: Hay un director muy famoso que no voy a citar, pero créanme que es uno de los grandes me dijo, “a mi cada vez que alguien me dice qué hago para dirigir, sé que no es director” y es verdad. El director dirige mal, bien, vale madre, pero ya dirige, lo averiguas, lo haces y en la práctica te haces director. ¿Qué te lo impide? Más ahorita que tenemos canal de distribución; los teléfonos son pequeñas cámaras, a lanzarse, lo que es realmente importante es la historia. Si lo que te atrae de la dirección es aleatorio, un coche, una casa, eso no tiene solución, dedícate a otra cosa pero realmente es dirigir. Ahora, la otra cosa que nos pasa cuando empezamos es que tenemos una sesión mental que dices “estos son mis defectos, estas son mis virtudes” y es todo una sola cosa. Es exactamente la razón por la que tienes virtudes son la razón por la que tienes defectos. El defecto es una virtud mal mirada, mal vista.

L: Tus colaboradores son muy importantes tú lo has dicho, cómo escoges tu equipo?

G: La primera película es guiada por alguien que, es mi madre cinematográfica, Berta Navarro. Guillermo Navarro en la foto. Lo conocí haciendo Morir en el Golfo; yo estaba haciendo el storyboard de las escenas de acción. Guillermo era famoso por ser muy corajudo. Estaba poniendo la cámara baja y el lente equivocado y le digo “oye ese lo que dibuje, yo dibuje un 35” y volteo y me dice ¿cuál es el 35? Me paro enfrente de la cámara y le digo “el que traes tú es aquí.” Nos hicimos amigos inmediatamente, nunca volvimos a discutir y estuvimos en una asociación por 20 años. Él ganó el Oscar por El Laberinto del Fauno. Guillermo me enseñó una regla muy bonita que es “el diseño y la dirección de imagen es una sola pieza, es una pieza con 4 patas.” Cuando alguien dice “qué bonita fotografía” están diciendo “qué bonita dirección de arte”, “qué buen vestuario” y finalmente están diciendo “que buena dirección” si tú, por ejemplo, con la paleta de color, la ropa, el set, todo tiene que tener un lenguaje visual de texturas, color, composición, que armoniza.

Hay una parte del cine que es completamente plástica que es la pintura y la codificas. Cuando llegas a un medio o un cercano, el vestuario es un set en el que habita la cara. Entonces la selección de colaboradores es sencilla, tienes que encontrar gente que discuta la película en estos términos. Cada uno de los términos tú puedas presionarlos. El dialogo está abierto, la idea más buena gana, la idea que expresa mejor la película gana. Yo les entrego una biografía a todos de los personajes de 8 páginas, que dice cuándo nacieron, dónde nacieron, qué les gusta comer, beber, signo zodiacal, qué ven en el cine, qué leen, qué música oyen, que no les gusta, un secreto que no comparten con nadie, cómo los ve la gente y cómo se ven así mismos. Lo entrego a los actores y luego se las doy a cada departamento y les pregunto, cómo podemos probar audiovisualmente esta biografía; en el set, los zapatos, el vestuario nunca es nada más una decisión estética; como nos vestimos nos presentamos al mundo y a nosotros mismos, son decisiones que delinean al personaje.

Toda creación de imagen es narrativa. Muchos de mi equipo son primeros. La gente tiene que saber cuando ves a una persona y sabes por donde va a ir y apuestas por el futuro y no por el pasado. Yo siempre les digo a los diseñadores que me van a odiar mucho rato y luego me van a querer porque al final, la película va a terminar muy bonita. Los departamentos que más sufren conmigo son diseño de producción y efectos especiales, no lo pasan bien. He trabajado con gente muy buena en todos los departamentos, pero la gente que es más buena sabe defender las cosas cuando hace falta y cuando no hace falta, no la hacen de tos para nada. Creo que ese es un signo de experiencia y confiabilidad. “El Chivo” Lubezki estaba grabando un episodio y el director le dice “aquí vamos a grabar y vas a hacer un zoom” y dice el chivo “me niego” y el director le dice “¿qué dijiste?” “me niego a usar el zoom, el zoom es para pendejos” y el director le dice vas a usar el zoom y él le dice “úsalo tú”. Estamos hablando de un chavo que tenia veintitantos, y luego me toco a mí también verlo, no la puedes hacer de pedo por todo.

Guillermo Del Toro

L: Es también común que tú escribes para actores específicos, cuando escribes el guión ya tienes en mente el actor que lo va a interpretar

G: De hecho lo hacia desde chiquito. En Guadalajara, en 1995, escribí un guión que se llamaba Doña Lupe. Era específicamente para los actores. Uno de los actores era el novio de una amiga de mi mamá, y pensaba qué buena cara tiene. Lo hice en Cronos para Federico Luppi, en el Espinazo del Diablo lo hice para Luppi y Marisol Paredes, en El Laberinto del Fauno para Sergi López, los Hellboys se los dedique enteramente a Ron Perlman, La Forma del Agua la escribí para Sally Hawkins, Octavia Spencer, Michael Shannon y Doug Jones.

Él es adorable, encantador y es un actor extraordinario. Trabajar bajo un maquillaje es bien difícil, él toma el maquillaje y lo hace vivir. Luego quiero dar un seminario de diseño de producción y otro de diseño de criaturas, y me comprometo a venir a darlo y les enseño como se hace la criatura de principio a fin, porque es importantísimo.

L: Y diriges actores..

G: Si claro, es importantísimo dirigir al actor, Federico Luppi le escribí Cronos y uno de los días del principio del rodaje, me dice qué hago aquí? Lo que quiero que me digas es que me des un corralito de ideas y me sueltes ahí, si me sueltas no se a donde ir, entonces empiezo con la biografía, luego sigo con trabajo de mesa, que es agarrar el guion y descomponerlo en elementos, de eso no se vuelve a hablar en el set, es de primerizos volverlo a hacer durante el rodaje.

El gran actor es el que sabe escuchar, tiene que estar abierto a ser reactivo. Cada actor necesita algo diferente, hay algunos que necesitan un papá, un hermano, un psicoanalista y tu te vuelves diferente para cada actor. El mayor miedo que tienes los actores jóvenes es dirigir actores porque suena muy completo, lo que tienes que entender es que el actor esta solo o sola, hay una soledad tremenda enfrente de la cámara y sabes quien más se siente solo? El director, lo que se hace normalmente y esta es una cosa que les aconsejo, pónganse a lado de la cámara, no pongas sus monitores lejos, dirijan desde la cámara, porque la intimidad del actor que sabe que esta siendo observado por ti, hace que haya un vinculo muy fuerte entre ustedes 2, eso es bien importante para dirigir.

L: Cuando bloqueas la escena?

G: Hay un bloqueo preliminar desde que escribo porque el set se construye para la escena, yo no puedo hacer el set y luego ver donde pongo la cámara, se donde esta la cámara desde que escribo el guion, dibujo el set, ya se donde va a ir pero, el bloqueo final sucede 1 hora antes d que lleguen todos junto con el fotógrafo, alguien que dice yo filmo la película y la filmo exactamente como la dibujo, no permite que pasen cosas nuevas.

 

Preguntas del público:

  1. Yo quiero hacer una confesión, yo desde niño supe que era diferente a los demás, no me gusta la navidad, amo el día de muertos y el Halloween, la gente me decía estas enfermo, no encajas en ningún lado, sabes cual fue mi medicina? Fue Metálica, tu inspiración, y el maquillaje de efectos especiales, soy maquillista de efectos especiales.

G: A mi me gusta la navidad, Halloween y la revolución de Emiliano Zapata, cabron

Hasta hace poco tengo 4 meses que nació mi hijo Santi y el espinazo del diablo me cambio la vida Guillermo, literalmente salvaste mi vida.

G: te voy a platicar, eso es lo que ha hecho el cine conmigo muchas veces, y no siempre las películas prestigiosas.

Ahora que nació Santi, logre hacer las paces con mi adolescencia, vengo desde Aguascalientes viaje desde las 3 de la mañana para estar aquí y darte un obsequio porque literalmente salvaste mi vida.

  1. ¿Por qué decidió rechazar la propuesta para dirigir las películas de Harry Potter?

La neta a mi me encantaban los libros, me parecían hermosísimos y la primera era muy para niños, con colores y a mi me gustan hacerlas mas obscuras y raritas,  y Cuarón lo hizo de poca madre, yo creo que todo pasa por una razón, pero mira en lugar de hacer el cuento de hadas de alguien mas hice el fauno.

  1. ¿Cuál es la comunicación con el diseño de producción desde la idea?

Por ponerte un ejemplo, en el laberinto del fauno y en la forma del agua, yo empecé a diseñar sin diseñador de producción, empezamos meses antes con un equipo de 2 ilustradores, preparo una base de formas, colores y eso y con el diseñador de producción discuto las ideas de las formas, colores que significan, 6 meses antes de comenzar a rodar la película, partimos el guion en sets, formas y a partir  de ahí empiezo mi día con el diseñador de producción. Es muy fructífero cuando colaboras profundamente con el diseñador de producción todos los días.

  1. ¿Me quedó la duda con la forma del agua, al final me gusto pero no me quedo claro porque ya ve que Lisa tenia 3 marcas

Ella estaba destinada para encontrarse con el dios anfibio siempre, eran los últimos de una especie, no era completamente humana, esa es la posibilidad que yo pensé porque quería que esa historia de amor, rebelara algo en ella que esta en su naturaleza, ella suena con el agua, cocina en el agua, encuentra el placer en el agua y siempre cuando lo ve lo reconoce, para mi el amor no es descubrimiento, es reconocimiento. Ni es cambio, es revelación, yo quería hacer una película en la que la bella cambiara a la bestia, ni la bestia cambiara a la bella, si no que rebelara, lo hermoso de eso es que si no lo quieres ver asi, lo puedes ver de cualquier otra forma y del dolor y el trauma viene la liberación, de las cicatrices viene el oxigeno que yo creo mucho en eso a un nivel muy profundo. Parte de nuestra belleza son nuestras cicatrices.

  1. ¿Cual es una característica de tu personalidad que hayas proyectado en alguno de tus personajes?

Todas, yo escribo los personajes casi siempre desde una vivencia, una forma oblicua pero lo tengo que entender, para mi la idea de un personaje bueno o malo me da igual, yo entiendo al malo de la forma del agua, hay momentos en que trato de humanizarlo, el científico por el amor por lo que estudia, pero muletilla.. el personaje de Ofelia en el laberinto creo que es un personaje que se acerca mucho a cuando yo era niño, callado, observador, que no era tanto lo que leía, si no lo que inventaba en su cabeza, pero todos; en la forma del agua Zelda, el científico, todos los escribo desde la panza. Te debes de poder identificar con todos, no lo debes de hacer de fuera.

  1. ¿En cuanto a la dirección de actores, cual es el proceso que tienes al dirigir a actores jóvenes en este sentido hablando de menores de edad?

La idea es primero tratarlos y hablarles como si fueran adultos, se hace un trabajo anterior con respiración, que puedan entrar en un estado de agitación, llanto, dime alguna memoria que te duela, que te haga feliz, haces que te cuenten su biografía y luego lo vas usando. Hay diferentes técnicas, lo que tienes que hacer es un taller con ellos de repetición, juegos y confianza entre los actores que van a estar juntos, viendo con quien tienen química y con quien no, pero siempre tratándolos como actores.

  1. ¿En alguna de tus películas el azar ha cambiado notablemente el resultado final?

Muchas veces, el final del espinazo del diablo originalmente el plano en el que acaba la película, hicimos un montón de secuencias ese día, se estaba metiendo el sol y de repente veo ese plano y digo ese es el final, no necesitamos mas. Improvisación hay mucha en las películas, hay veces que las cosas salen mal y tienes que saber usar lo inesperado.

  1. ¿Cómo es que buscas es expresar el amor en tus películas?

A mi lo que no me gusta de la Bella y la bestia son varias cosas, Bella tiene que ser perfecta, parecer modelito de perfume y tiene cero pinche dimensión sexual, parece que parte de la pureza es que naciste plana como barbie, esas 3 cosas se me hacían horripilantes y quería que Eliza te dieras cuentas la belleza que tiene conforme va avanzando la película, que tuviera una dimensión sexual y que tuviera una capacidad de que te la podías encontrar en un autobús, que era una persona de carne y hueso y al mismo tiempo extraordinaria y que no se enamorara de la bestia y lo quisiera cambiar, yo creo que el amor que se basa en la esperanza de cambio no dura. Lo bonito de las relaciones es que no haya cambio.