#FromTheMag: SPACES – Impulsa tu productividad con música

// Por: Staff

Vie 20 octubre, 2017

// Por Mónica Cerda-Narchi / Líder de Spaces en México

FB: spacesworks / TW: spacesworks / IN: spacesworks

 

La música, con frecuencia, la vivimos cuando vamos a un concierto o salimos de antro pero, ¿qué pasa cuando estamos en el trabajo? Mientras para algunos resulta ser una distracción, para otros es un acelerador clave que maximiza su trabajo, y es que, mucho antes de que trabajáramos en una oficina, la mayor parte de la sociedad laboraba en el campo, donde solían silbar para hacer más ameno su día.

Ahora, gracias a los avances tecnológicos la música se ha convertido en parte integral de nuestra vida, al estar presente cuando despertamos (con nuestra canción favorita como alarma perfecta), al trasladarnos al trabajo (en el auto o el transporte público) y, finalmente, cuando llegamos a él, iniciando una travesía musical que definirá nuestra jornada, ya sea que elijamos nuestras canciones favoritas para concentrarnos (con audífonos puestos), la selección de nuestro coworker o la que suena de manera ambiental en la oficina.

De acuerdo a un reciente estudio, con personas trabajando y escuchando música a la vez, se encontró que casi el 90% de los participantes mejoraron su desempeño, mientras el 81% terminó sus pendientes más rápido, lo que comprueba que la música incrementa el rendimiento y reduce el tiempo invertido en cada proyecto. ¿Cómo es esto posible? Simple, al llegar la música a nuestro cerebro se libera dopamina, lo que nos brinda energía en un tipo y nivel que dependerá de la familiaridad que tengamos con cada track y su ritmo, ya sea lento o rápido.

En SPACES —empresa fundada en Ámsterdam, en 2006, y de la cual formo parte— nos preocupamos por redefinir la forma de trabajar, por lo que la música juega un papel importante para brindar el espacio perfecto en el que cada uno de sus miembros se mantengan motivados. Un ejemplo es cuando se toca música instrumental en el área de coworking, pues las personas que revisan el presupuesto de su empresa lo hacen de manera más fácil, y no se diga cuando alguien trabaja bajo presión al estar cercanos a su deadline; si escuchan una canción pop o la que está de moda terminan más rápido y a tiempo.

Además de los beneficios comprobados que tiene el escuchar música mientras trabajamos, ¿te has fijado que existen otros factores que complementan lo que las melodías producen en nuestro cerebro?, como la iluminación del área en la que estás, la silla que utilizas, la automatización del clima o la distribución de los muebles. Nuestra mente y cuerpo demandan estar a gusto para lograr mayor productividad, por lo que una vista agradable, una conexión a Internet estable y rápida y, en general, un lugar cómodo es indispensable para trabajar más y mejor.

Conocer nuevas personas también es motivante, por lo que la música en un espacio compartido es el pretexto perfecto de introducción para acercarte a tu coworker y saber qué artista es el que escucha, cuál es su género favorito e incluso qué día podrían ir a bailar. Puede que el lunes siguiente encuentres a esa persona de nuevo pero si no es seguro que estarás frente a alguien completamente nuevo para iniciar otra amistad.

Al saber todos los beneficios que aporta la música en tu espacio de trabajo, ¿qué opinas?, te ayuda a desempeñarte mejor o prefieres laborar sin ninguna distracción.