Girlboss: La evolución del girl power

// Por: Staff

Lun 1 Mayo, 2017

//Por: Daniela Benassini

San Francisco, 2006. Una joven de 23 años está harta de trabajar para alguien, busca ser independiente pero no ha encontrado su sueño; dejó la escuela y trabaja en un lugar que no la hace feliz y no tiene propósitos en la vida. Le teme a la vida adulta, piensa que todos los adultos son unas máquinas destinadas a tener una vida aburrida, rutinaria y miserable. ¿Cuántos no llegamos a pensar así?

Recientemente se estrenó en Netflix Girlboss, la nueva serie que apuesta por motivar a las personas en creer en sus sueños y alcanzarlos a toda costa.

Basada en el libro homónimo y biografía de Sophia Amoruso, nuestra protagonista, la historia cuenta cómo esta joven comenzó su negocio a través de Ebay vendiendo ropa vintage por mucho más del valor que tenía cuando la consiguió. Poco a poco fue teniendo clientela y Sophia comenzó a darse cuenta que este es su verdadero sueño.

Vamos por pasos; al principio es muy difícil que Sophia te vaya a caer bien. Interpretada por Britt Robertson, mayormente conocida por Tomorrowland, su papel cansa los primeros capítulos de la serie, es una niña egocéntrica, no le importan las consecuencias de sus actos, es insensible y no tiene pelos en la lengua. Esto llega a ser cansado ya que su actuación se siente muy forzada. Por otro lado, su mejor amiga Annie (Ellie Reed) es un personaje mucho más solido y con un toque humorístico más pronunciado.

Conforme pasan los capítulos comenzamos a ver el otro lado de Sophia; asustada, cometiendo errores y con un serio temor al abandono, pero ahora tiene un sueño: pase lo que pase va a entrar en el mundo de la moda con su sitio Nasty Gal. Uno de los puntos a favor de la serie es toda su filosofía; a veces lo que más miedo nos da es dejarnos guiar por nuestras pasiones por miedo a fracasar y nos vamos por lo seguro, con un trabajo que no llena nuestra vida, pero Sophia nos viene a demostrar que no tenemos que vivir una vida aburrida si así lo queremos; siempre creer en ti, aún cuando nadie lo haga.

A través de 13 capítulos de menos de media hora nos vamos identificando más con Sophia y entendemos la lucha por la que está pasando. Tiene grandes personajes secundarios como Melanie Lynskey, mayormente conocida como Rose en Two And A Half Men, RuPaul, Johny Simmons como Shane y a Dean Norris, el gran Hank en Breaking Bad interpretando al papá de Sophia.

Otro de los aciertos de esta serie original de Netflix fue la ambientación de una gran banda sonora; entre canciones de Kaiser Chiefs, Modest Mouse, Black Kids, Silversun Pickups y Blondie, solo por mencionar algunos, tienen un significado en cada capítulo de la vida de Sophia.

Girlboss es una serie que va evolucionando conforme los capítulos avanzan, así que sí la recomiendo ver, a pesar de que los primeros capítulos estén muy forzados. Sophia Amoruso creó un estilo de vida para miles de mujeres encontrando su pasión por la vida, ¿tú ya la encontraste?