Giros inesperados en el GP de Azerbaiyán #WARPSpeedOfSound

// Por: Staff

Lun 26 junio, 2017

//Por: Sam Reyes

Ha sido tiempo de la octava fecha de la temporada en la Fórmula Uno… una de esas que en un principio todo mundo criticó, por su forma política y hasta deportiva y en el término de la seguridad: el Gran Premio de Europa en Azerbaiyán. Y es que las calles de la Ciudad de Baku no fueron muy bien recibidas por expertos ni aficionados cuando debutaron en el calendario del 2016, pero este año, no sólo la pista, sino la historia de la carrera se va a quedar en la mente de los aficionados por mucho tiempo.

© Sutton Images

Tras la pole de Lewis Hamilton cuando había pasado un mal fin de semana con fallas, no era esperada. Que Checo Pérez estuviera en sexta plaza de arranque era buena oportunidad para que Force India pudiera recuperar una buena cantidad de puntos, máxime con Esteban Ocón justo detrás del mexicano. Pero al final, los recuerdos hablan de otra cosa.

Apenas se apagaron los semáforos y las emociones se desataron en la pista en la primera curva. Bottas y Räikkönen se tocaron… otra vez. Y esto dejó el tercer lugar de inmediato a Checo Pérez quién no se movió de ahí a pesar de la competitividad y que atrás hubieran contactos que ocasionaron la llegada del Safety Car.

© Sutton Images

Y es que los pedazos de auto sobre la pista, por estar hechos con fibra de carbono, se convierten en navajas para las llantas; así que había que limpiar la pista antes de dejarlos correr. Daniel Ricciardo ya estaba en el último lugar producto justo de esos contactos…

Los oficiales ya habían limpiado la pista, el Auto Insignia rondando lento avisó que se iba de la pista y Lewis Hamilton hizo la suya… redujo la velocidad al dar la vuelta en la curva previa a la entrada de pits, pero Sebastian Vettel llegó muy rápido para evitar que se le escapara en la arrancada y sin poder evitarlo, golpeó con su Ferrari la parte trasera del Mercedes… Lógica era la sorpresa del alemán, pero no su reacción posterior, pues se puso al lado de Hamilton para darle un golpe, recriminando la maniobra y con ello se ganó una sanción y que le quitaran puntos en su licencia.

https://twitter.com/F1/status/879020902628737024

Después del incidente, la carrera se retomó y para el momento en el que Checo iba a atacar, Felipe Massa y su compañero de equipo, Esteban Ocón, también pensaba hacerlo y todos juntos llegaron a “la curva de la discordia”. Esteban y Checo aguantaron un contacto en la recta, pero Ocón siguió la línea de Massa, quien entró a la curva sin problema, pero los dos de Force India iban lado a lado y Esteban no dejó espacio suficiente a la salida de la curva y embarró a Checo en el muro… lo que provocó romper el alerón delantero y las consecuentes piezas en pista.

Así, el mexicano fue a su pit para abandonar… y llegó la bandera roja. Todos a detenerse y los de Force India a trabajar en el auto de Checo para regresarlo a carrera y así se hizo, aunque con dos vueltas menos y una sanción, mientras Ocón estaba en una buena posición de ataque… y Daniel Ricciardo ya estaba volando para recuperarse de haber caído en las posiciones. 

© Sutton Images

Hamilton tenía suelta una pieza de seguridad en su habitáculo y tuvo que entrar a pits a cambiarla, Vettel pasó por su penalización a los fosos y así, ambos perdieron la oportunidad de ganar la carrera. Stroll con Williams estaba sorpresivamente entre los tres primeros y Valtteri Bottas quiso salvar los muebles para las flechas plateadas.

Al final, Checo terminó abandonando con el asiento roto… sumándose a los seis que ya se habían despedido de la carrera. Daniel Ricciardo demostró lo desigual que es la Fórmula Uno, pues desde la cola del contingente, se recuperó para ganar, mientras que Valtteri Bottas venció sobre la recta principal a Lance Stroll que en una gran combinación de suerte, habilidad y trabajo en equipo, debuta en el podio y de paso le da a Williams una alegría en tiempos de tristeza. Esteban Ocón, apenas logró terminar en el sexto puesto…. y Checo, sin puntos.

© Sutton Images

Hoy, Los líderes con Vettel en el campeonato de pilotos, pero las flechas plateadas alemanas en el de constructores, pero aún faltan 11 carreras para terminar la temporada que, así como va, nos promete ser de lo más divertida y competitiva y que, para cuando lleguen a México, seguramente estará al rojo vivo.

Piloto seguro es verdadero campeón.