GRUNGE IS… BACK?

// Por: Staff

Lun 5 abril, 2010

 

El día de ayer, 5 de abril, se cumplieron 16 años de la muerte de Kurt Cobain, ex líder de Nirvana. La historia ya es bien conocida, pero no está de más recordarla para las nuevas generaciones: En la cúspide de su carrera como vocalista, guitarrista y compositor de una banda icónica para el movimiento grunge, Cobain, como otras leyendas de la música, decidió terminar con su vida al dispararse con una escopeta en su propia casa de Seattle a la edad de 27 años.

Los homenajes a Cobain y su legado con Nirvana no se hacen esperar en estas fechas, escuchamos en la radio desde ‘Smells Like Teen Spirit’ hasta ‘Lithium’ o ‘School’ -con algo de suerte- y también como cada año vemos en algún canal de televisión el “MTV Unpulgged de Nirvana” grabado en 1993. Pero este 2010 el recordatorio anual indispensable cobra otro sentido.

Cuando en alguna radiodifusora o canal de TV se refieren a Nirvana como la banda emblemática del movimiento grunge que contó también en sus filas con representantes como Pearl Jam, Alice In Chains, Stone Temple Pilots, y Hole, no sólo los nostálgicos noventeros saben a qué se refiere este movimiento ¿Por qué? Porque sorpresiva y afortunadamente para muchos, esas bandas están de regreso en los charts. “Backspacer” de Pearl Jam vendió 189mil copias en su primera semana de lanzamiento (2009), Alice In Chains regresó con nuevo vocalista después de la muerte de Layne Staley y a 15 años de haberse separado lanzaron también en 2009 “Black Gives Way To Blue”. Stone Temple Pilots y Hole regresan este 2010 con nuevas placas; Weiland y compañía con un disco homónimo, mientras que “Nobody’s Daughter” presenta a Courtney Love al frente de la reencarnación de Hole, ni qué decir de Soundgarden como headliner de Lollapalooza 2010, Billy Corgan audicionando al por mayor para encontrar la versión 2010 de Smashing Pumpkins, y el propio Dave Grohl -baterista de Nirvana- como pieza clave de bandas con toda la escuela grunge (Foo Fighters y Them Crooked Vultures).

Cierto es que los tiempos cambian y las agrupaciones a la par, tal vez algunos jamás serán los mismos –muestra clara son Smashing Pumpkins y Hole- pero también cierto es que nadie ha descubierto hasta ahora el hilo negro, la música al igual que cualquier cosa en este mundo es cíclica, ¿No estamos ahora atascados de bandas electro justo como en los 80s? Si el proceso se repite, muchos seremos felíces y entonces ¡BIENVENIDOS sean los nuevos 90s! Si no es así, al menos los íconos grunge habrán echado unos cuantos pesos más a su fondo de retiro, y unos fanáticos melancólicos serán felíces al comprar de nuevo un disco.