Gustavo Cerati, un alma perfeccionista: a 58 años del líder de Soda Stereo

// Por: Oscar Adame

Vie 11 agosto, 2017

El día de hoy Gustavo Cerati, famoso por haber sido el líder de Soda Stereo y por una aclamada carrera como solista, habría cumplido 58 años.

A tres años de su muerte la huella que dejó impregnada dentro de la música latinoamericana no ha hecho más que acrecentarse ante una colección de discos que a lo lejos parece ser perfecta. Cada material distanciándose del sonido del anterior, con ideas frescas pero siempre a la vanguardia; del shoegaze del Dynamo al britpop de Sueño Estereo, Cerati se acercaba a cada estilo o sonoridad que llegaba a interesarle y la hacía suya.

El carácter perfeccionista del vocalista nunca lo dejaba en paz, según su biógrafo Juan Morris, tras terminar cada concierto, Cerati se sentaba en el suelo, prendía la computadora y googleaba videos de su presentación. No dejaba de criticarse, no dejaba de verse para notar en qué podía mejorar.

Su carrera empezó a los 22 años cuando, evidentemente influido por The Police, empezó una banda con Héctor ‘Zeta’ Bosio, cansado del trabajo publicitario y de tocar con bandas de pop. Desde el principio Gustavo Cerati se dio cuenta de que, si querían destacar, la música no era lo único que importaba; tomó un peine, una bolsa llena de maquillajes y se convirtió en el estilista de la banda, imitando el estilo de bandas inglesas de la época como The Cure o Bauhaus.

Soda Stereo, su álbum debut homónimo, llegó tres años después con una buena recepción, sin haber perdido la influencia de la agrupación de Sting y de las bandas de pop que experimentaban con ritmos propios del reggae. Sin embargo, fue con Nada Personal que la popularidad del grupo explotó gracias a temas que se convertirían en himnos de estadio en poco tiempo como ‘Juego de Seducción’ y ‘Cuando Pase el Temblor’

Con Signos la banda se convirtió en un referente gracias a las líricas profundas que escribió Cerati para el mismo. No la estaban pasando bien en ese entonces, el miedo al fracaso y las presiones de la disquera empezaron a crear tensiones internas, mismas que se mantendrían por el éxito de Canción Animal y la experimentación de sus últimos dos discos de estudio.

Soda volvería en el 2008 para romper récords de entrada en conciertos dentro del Estadio River Plate de Argentina y el Foro Sol de México, pero el tiempo no dio para que Gustavo Cerati pudiera considerar hacer nueva música con su extinta banda.