Hace 53 años Valentina Tereshkova se convirtió en la primera mujer en el espacio

// Por: Staff

Jue 16 Junio, 2016

Un 16 de junio de 1963 la cosmonauta soviética Valentina Tereshkoba se convirtió en la primera mujer en el espacio exterior, a bordo de la nave Vostok 6.

Foto junto a Yuri Gagarin.

Foto junto a Yuri Gagarin.

Después de Yuri Gagarin, Tereshkova se convirtió en el segundo ser humano que visitara la órbita estelar. Precisamente Gagarin fue quien la inspiró para querer visitar el espacio. Lee un poco más de su historia a continuación:

Valentina Vladimirovna “Valya” Tereshkova nació en el seno de una familia proletaria el 6 de marzo de 1937 en Maslennikovo, una población cercana al Río Volga, al noreste de Moscú. Su padre era conductor de un tractor y su madre trabajaba en un molino de algodón.

Su padre fue asesinado durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que su madre tuvo que criarla sola a ella y sus dos hermanos. Valentina no acudió a la escuela hasta que tuvo 8 años de edad y después la tuvo que dejar a los 16 años para trabajar en una fábrica de llantas y después le ayudaba a su madre en el molino de algodón y continuó su educación por medio de cursos por correspondencia.

Durante su estancia en el molino se unió a Komsomol (Liga de Jóvenes Comunistas) y avanzó hasta ser parte del Partido Comunista. Se interesó por el paracaidismo al unirse al club de deportes aéreos Yaroslavl.

Después de que Yuri Gagarin se convirtiera en el primer ser humano en el espacio en 1961, Tereshkova se inscribió

Vostok 6

Vostok 6

como voluntaria en el programa espacial Soviético y en 1962 fue seleccionada para formar parte del cuerpo femenino de cosmonautas gracias a sus múltiples saltos en paracaídas. Recibió 18 meses de entrenamiento junto a otras 4 mujeres, pero ella fue la única que terminó yendo al espacio. Piloteó la nave Voshtok 6, realizando una misión dual al lado del cosmonauta Valeriy Bykovsky, él a bordo del Voshtok 5. Las dos naves tomaron órbitas distintas  y se comunicaron entre si. Tereshkova estuvo más de 70 horas en el espacio y los televidentes tanto soviéticos como europeos pudieron ver su cara sonriente a través de la TV.

Algo que se mantuvo en secreto durante casi 40 años, fue que su viaje estuvo a punto de convertirse en tragedia. Un error en el software de la navegación automática de la nave causó que se alejara de la Tierra. Tereshkova y los científicos soviéticos lo notaron y crearon un nuevo algoritmo de aterrizaje. Ella regresó segura pero recibió un fuerte golpe en la cara. Aterrizó en la región Altay, cerca de la frontera de Kazajastán-Mongolia-China, y los habitantes del área la ayudaron a quitarse el traje espacial y la invitaron a cenar. Aceptó, y posteriormente obtuvo una sanción por no seguir el protocolo de ir inmediatamente a hacerse pruebas médicas. Hoy en día hay un monumento en el lugar del aterrizaje.

570x456xTereskova-monumenet.jpg.pagespeed.ic.uOcfqTKlfG
Tereshkova recibió el título de Héroe de la Unión Soviética y las condecoraciones de la Orden de Lenin y la Medalla de la Estrella Dorada. Nunca volvió a ir al espacio, pero fue piloto de prueba e instructora y obtuvo un doctorado en ciencias técnicas. Además, se convirtió en portavoz de la Unión Soviética y recibió la Medalla de la Paz de las Naciones Unidas.

RIAN_archive_612748_Valentina_Tereshkova

En noviembre de 1963 se casó con su compañero cosmonauta Andriyan Nikolayev y tuvieron a su hija Elena, la primer bebé con padres que habían estado expuestos al espacio exterior. Elena posteriormente se convirtió en doctora. Tereshkova y Nikolayev se divorciaron en 1980 y en 1982 se casó con Yuliy Shaposhnikov, un cirujano.

Posteriormente se convirtió en diputada del Presídium del Soviet Supremo y después fue la cabeza del Comité de Mujeres Soviéticas, así como de la Unión Internacional de la Cultura y la Amistad. También se desenvolvió como Presidente de la Asociación Rusa de Cooperación Internacional.  En 2013 Tereshkova se hizo miembro del Comité del Parlamento Ruso en el área de Relaciones Internacionales.

Sin duda, Valentina Tereshkova se mantendrá en la historia como un héroe tanto de la ciencia, la diplomacia y la humanidad, siendo un gran ejemplo de la perseverancia y la posibilidad de trascendencia.

Valentina-Tereshkova-1962