“Industria Musical Independiente Mexicana”

// Por: Staff

Jue 10 Marzo, 2011

 

Últimamente he escuchado en varios medios especializados de nuestro país; el término “Industria Musical Independiente Mexicana”. El que la personas consideradas expertas o conocedoras del tema se refieran de esta forma hacía la escasa actividad y negocio que generan nuestros artistas independientes, solo me dice lo devaluado que está el concepto de industria en nuestro país.
Y no es que demerite el esfuerzo que muchos músicos de la escena independiente hacen para llegar al público, para grabar sus propuestas, organizar eventos, tocar en festivales e inclusive ser herramientas de marketing y publicidad. Lo que pongo en tela de juicio es que realmente estos esfuerzos se gesten desde las entrañas de una industria y sobretodo que vayan encaminados a generar; de manera estratégica; nuevos proyectos comerciales que beneficien al gremio.
La verdadera industria se crea cuando la voluntad de varios implicados en la elaboración de un producto en específico logra que se organicen para regular la elaboración, venta y distribución del mismo; con el fin de ofrecerlo al público-consumidor a un precio accesible y justo para ambas partes; generando ganancias y sustentabilidad para los desarrolladores de éste bien.
Definitivamente la comunidad de creadores musicales independientes de México está muy lejos de poder ser calificada como una industria. El día que estos logren superar envidias, egos y protagonismos para instituirse como una Organización elaboradora de estrategias impulsadoras de planes de desarrollo, fondos económicos, seguros colectivos, representación legal, intercambios culturales, apoyos fiscales entre otras muchas cosas más; se ganarán el derecho de auto denominarse “Industria Musical Independiente Mexicana”; mientras tanto no dejan de ser una simple colectividad dando disparos al aire y acertando en el blanco de vez en cuando por mera casualidad.