Jazz, el pretexto en la Riviera Maya

// Por: Staff

Lun 26 noviembre, 2012

Música, playa y fiesta fue lo que se respiró en Playa Mamitas en Playa del Carmen, durante tres días (22 al 24 de noviembre) en el marco del Riviera Maya Jazz Festival 2012.

Cumpliendo diez años y abriendo su espectro como nunca, este festival se consolida como una vitrina de excelente calidad; y es que el jazz lo tiene sólo en el nombre, la curaduría se ha abierto y este año le dio la oportunidad a un proyecto como Nortec que poco tiene en común con lo que entendemos como jazz.

Un ejercicio valiente encabezado por el músico Fernando Touissant y que ha servido para promover Playa del Carmen como punto turístico internacional y a los locales para tener identidad cultural. Familias, amigos con todo y mascotas son los asistentes a este escenario colocado a orilla del mar caribe y con Cozumel de fondo, a lo lejos.

El cartel en general, redondo. Incluyo al virtuoso del bajo, Victor Wooten el primer día -y en lo personal, lo más destacado del festival-. Al reconocido Poncho Sanchez y a la mítica banda inglesa, Level 42 el viernes 23. Finalmente el grupo de casa, Aguamala, Wayne Shorter Quartet y la figura John “Sco” Scofield cerraron este festín musical.

Lo que me quedó claro después de asistir una vez más a este festival es que la música bien hecha no tiene que estar plagada de virtuosismo, platicaban Pepe Mogt y Ramón Amezcua de Nortec, en conferencia de prensa; su música está realizada basada en tiempos, texturas y secuencias y no por tocar muchas notas en poco tiempo. La buena música siempre estará relacionada con la reacción de quien la escucha, entonces Playa del Carmen un año más salió ganona; disfrutó y se nutrió de muy buena música durante tres noches.
Excelente el esfuerzo del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya y todo el equipo que logra realizar este festival. ¡Hasta el próximo año!