LA ELECTRÓNICA REGRESA A RECLAMAR SU TRONO

// Por: Staff

Lun 6 diciembre, 2010

 

Este año marcó el comienzo de una nueva década, un nuevo inicio en muchos aspectos, incluido, claro, el musical. 2010 tendrá que ser recordado como el año en que el mundo sonoro comenzó una nueva transición, empezamos a olvidarnos del (mal llamado) indie rock, ese que The Strokes, Arctic Monkeys y The Killers, entre muchos otros, se encargaron de popularizar cuando el nuevo milenio era muy joven, y que decir del folk que nos atacó por todos los flancos, encontrando en Arcade Fire y decenas de bandas canadienses a sus más brillantes exponentes, definitivamente, “The Suburbs” es la prueba contundente de que el género quizá no abandone los encabezados, pero definitivamente está mutando y quien sabe si esa transformación no termine por sepultarlo. No quiero decir que estas dos corrientes musicales (y todas aquellas que las han acompañado en los últimos años) hayan muerto, o que siquiera nos vayan a abandonar pronto, pero está claro que ninguna de las bandas que eran referente de estos movimientos están haciendo aquello que lo colocó en los reproductores de millones de adolescentes.

¿Y hacia que estamos evolucionando en materia musical?, creo que ese falso profeta llamado Kanye West está ganando miles de adeptos para esa iglesia del hip hop, sobre todo con esa Biblia que es “My Beautiful Dark Twisted Fantasy”, pero en definitiva sabemos que cada tanto el género encuentra un nuevo salvador, que termina por ser crucificado (a veces, de manera literal), así que no, no va por ahí. El dream pop va por buen camino y parece que por los próximos dos años vamos a saber de muchas bandas que van a intentar ir por ese camino, de cualquier modo es temprano para ellos. ¿El garage rock es la respuesta?, pues lo que es seguro es que se mantiene y mientras Black Rebel Motorcycle Club siga lanzado placas de la talla de “Beat the Devil’s Tattoo”, podemos decir que tenemos rock para rato, pero no creo que llegue a los límites mediáticos de hace unos cinco años.

Así podemos continuar con los géneros de su preferencia, pero en definitiva creo que el género que revivió para quedarse es el electrónico, en cualquiera de sus modalidades y fusionado con cualquier otro ritmo. “Black Light” de Grove Armada, “Head First” de Goldfrapp, “Bulevar 2000” de Nortec, “One Life Stand” de Hot Chip, “This Is Happening” de LCD Soundsystem y el regreso de los maestros Massive Attack su “Heligoland”, son muestra de que los ordenadores, los sintetizadores, los distorsionadores, y los drum pads regresan con tanta fuerza como hace unos 25 años, incluso mejor encaminados.

No estoy seguro de que 2011 sea el año en que las bandas electrónicas pateen traseros, pero no creo que pasen más de un par de años antes de que eso pase, ¿qué cual será la banda referente?, a riesgo de precipitarme, tendré que hablar de la que cuenta con todos los elementos necesarios (experiencia, creatividad, actitud en exceso y algo retorcido que dota a sus integrantes de un aire místico) son los originarios de Toronto, Canadá, la dupla integrada por Alice Glass y Ethan Kath, Crystal Castles. Su segundo álbum homónimo debe ser considerado como un referente de lo que se viene, que por cierto, promete mucho. Ya dentro de un año veremos en que medida tengo razón, por lo pronto, a disfrutar de la mejor música que este 2010 nos ha entregado, por cierto, coincidentemente uno de los mejores a nivel personal para su servidor, que espero se quede corto con lo que esta por venir, estén pendientes.

Photobucket

www.myspace.com/warpmagazine
www.facebook.com/warpmagazine